Hace 40 años, Boca mostró la chapa
El remate de Suñé para lograr el título: Foto: Libros y Pelotas

Hace 40 años, Boca mostró la chapa

El 22 de diciembre de 1976 se jugó la única final de la historia entre el Xeneize y River Plate. Rubén Suñé marcó el 1-0 definitivo y su equipo celebró en el Cilindro de Avellaneda ante su eterno rival.

EmaLuque14
Emanuel Luque

Un día como hoy pero de 1976, ocurrió un hito histórico para los Xeneizes y para el fútbol argentino en general. Es que aquel día, Boca venció a River en la final del Torneo Nacional, la única disputada entre ambos hasta el momento, y festejó una nueva estrella.

Dicho 22 de diciembre, el conjunto dirigido por Juan Carlos Lorenzo formó con: Gatti, Pernía, Sá, Mouzo, Tarantini, Ribolzi, Suñé, Veglio, Mastrángelo, Taverna y Felman. El cuadro azul y oro llegó a la instancia decisiva luego de dejar en el camino a Banfield en cuartos (2-1), y a Huracán en semifinales (1-0).

Por otro lado, los once titulares que dispuso Ángel Labruna fueron: Fillol, Comelles, Perfumo, Pasarella, H. López, J. J. López, Merlo, Beltrán, González, Luque y Más. Los de la banda roja habían eliminado a Quilmes (2-1) y a Talleres de Córdoba (1-0).

El Cilindro de Avellaneda fue testigo de un Superclásico que, más allá de ser el mano a mano que definiría el campeonato, fue muy luchado y poco jugado, como la historia lo indica. En otras palabras, fue de esos en los que suele implementarse la famosa frase “el que hace el gol, gana”.

El elenco de la Ribera tuvo a Hugo Gatti como sostén del empate luego de una formidable atajada de un remate de Juan José López que hubiese significado el título para los de Núñez. Sin embargo, minutos más tarde, el héroe sería otro.

A los 72 minutos, Rubén Suñé quedó inmortalizado para siempre en las páginas doradas boquenses. El Chapa se hizo cargo de un tiro libre en tres cuartos de cancha y vio a Ubaldo Fillol desatento, acomodando la barrera. El número ‘5’ se percató de esto y pateó repentinamente, colocando la pelota en el ángulo superior izquierdo del Pato, que miró atónito cómo se esfumaba la esperanza de los suyos.

Boca aguantó los minutos restantes y el silbatazo de Arturo Ithurralde hizo desatar la alegría de sus simpatizantes en el estadio de Racing. Fue su decimocuarta coronación en la era profesional y nuevamente, como había ocurrido en 1964, celebró en la cara de su eterno rival.

Los números de la campaña

Jugó un total de 20 cotejos entre fase de grupos (15 contando un desempate), interzonales (2) y etapa eliminatoria (3). Consiguió 14 triunfos, tres derrotas y tres empates.

El equipo marcó 30 goles y recibió 12, siendo Ernesto Mastrángelo el máximo anotador con siete tantos, cinco menos que los goleadores del certamen Norberto Eresuma (San Lorenzo de Mar del Plata), Luis Ludueña (Talleres de Córdoba) y Víctor Marchetti (Unión de Santa Fe).

VAVEL Logo