Batalla tendrá otra chance
Por ahora, el arco riverplatense pertenece a Batalla (Foto: Olé).

Si tomamos como referencia los últimos 12 años, encontraremos a varios arqueros surgidos de las divisiones menores, que fueron titulares y campeones en River, caso Franco Costanzo, Germán Lux, Juan Pablo Carrizo y Leandro Chichizola, aunque éste último era suplente hasta que se fue. Esta vez le toca a Augusto Batalla,  que tiene la responsabilidad de ocupar el buzo que brillantemente defendió Marcelo Barovero (surgido de Rafaela) entre 2012 y 2016.

Voz de mando, sentido de pertenencia y buena anticipación; sus fuertes. Los últimos dos partidos expusieron sus fallas.

Este arquero categoría '96, capitán de la Selección Argentina Sub 20 que ganó el Sudamericano Uruguay 2015 (con muchos riverplatenses) y que estuvo a punto de irse a la reserva de Real Madrid, se quedó a pelearla.  Su debut fue el 2 de abril del año pasado, en la caída 2-1 ante Patronato en el Transición 2016 y cuando se despidió Barovero de River ante Gimnasia en en Monumental, entró por él en un acto simbólico y real: Trapito le delegó la custodia del arco más grande del mundo.

Batalla disputó 21 de los 22 partidos del semestre pasado, salvo en el último partido del año - Olimpo, cuando atajó Enrique Bologna. Augusto ganó la Recopa y logró estabilidad durante el torneo, con buenas actuaciones, pese a lo irregular del equipo. Sin embargo, en el Superclásico, una falla suya fue aprovechada por Carlos Tevez, en un error de cálculo al salir del área que fue determinante a favor del equipo visitante. Ese momento fue clave para lo que vino después.

Batalla atajó 25 cotejos en River, con 25 goles recibidos. Mantuvo el arco en cero en 10 ocasiones.

Casi sin despeinarse, River llegó a la final de la Copa Argentina. Batalla había recibido sólo un gol en todo ese torneo (de Estudiantes de San Luis; invicto contra Sportivo Rivadavia, Arsenal, Unión de Santa Fe y Gimnasia LP). En la final contra Rosario Central, recibió tres, responsable en los tres: en el primero, se le escapó una pelota fácil que atrapó Musto y definió con la valla vacía. En el segundo canalla, dejó solo a Ruben para que controle, se perfile y convierta, y en el tercero, un rechazo corto y al medio que volvió a facturar Ruben. Noche para el olvido, con plegaria al cielo incluida, aunque con final feliz para el Millonario campeón.

La decepción de Batalla (Foto: La Nación).
La decepción de Batalla (Foto: La Nación).

En el anterior mercado de pases, se mencionó y mucho a Franco Armani, el portero de Atlético Nacional, luego campeón de América. Todo quedó en la nada, Marcelo Gallardo siempre respaldó a Batalla y como recambios, aparecen Bologna y los juveniles Maxi Velazco y Franco Petroli. Es decir, más allá de sus fallos, no tiene un competidor fuerte y no traerán otro arquero.

Recibió su medalla de campeón de la Copa Libertadores 2015, ya que en esa campaña, fue dos veces al banco de suplentes, cuando el titular fue Julio Chiarini. Ahora, quiere ser bicampeón de América pero como titular firme y sin fisuras. Potencial tiene y lo demostró.

VAVEL Logo