Javier Pinola, la figura de Central
Foto: Sitio Oficial

Sin duda que uno de los focos del partido frente al elenco mendocino, dirigido por Lucas Bernardi, iba a estar puesto justamente en Javier Pinola. El zaguero retornaba a las canchas tras una larguísima inactividad de 304 días. Montero, luego de analizar fríamente la situación y viendo como fue progresando físicamente, terminó decidiendo por poner desde el arranque al experimentado futbolista. Elección que fue finalmente un acierto por parte del entrenador, es que sin ningún tipo de dudas Pinola fue la figura del conjunto canalla.

Al ex Nüremberg se lo vio ágil, rápido con la pelota, bien en los anticipos, en las coberturas, y con la actitud de siempre, esa actitud que hizo que se ganara más de una ovación por parte del público en el Gigante de Arroyito. En la zaga lo acompañó uno de los refuerzos para estar mitad de campeonato, el paraguayo José Leguizamón y juntos, dentro del flojo nivel en general, redondearon una correcta actuación.

Si bien fue desde lo personal muy positivo su retorno, para ser el Pinola del 2015 y principios de 2016 le faltaron las famosas ‘patriadas’, esas salidas con pelota dominada y en velocidad desde el fondo hacia el campo rival, una de sus virtudes características que ayudan al equipo a romper líneas. De todas formas, con lo que mostró, le alcanzó largamente para ser el jugador más destacado.

Dentro del dolor y las caras largas que habían anoche por el flojo arranque de Central, y la preocupación general que hay por el nivel mostrado luego de tan largo parate, el hincha pudo rescatar algo de la noche del domingo: uno de los líderes del plantel, uno de sus jugadores más queridos, finalmente regresó y está bien. Sin demostrar secuelas de una fuerte lesión. A sus 34 años, el zaguero parece estar intacto. Y ayer el hincha canalla se lo hizo saber, se lo reconoció con cánticos y aplausos. Y más que merecido los tuvo. Volvió Pinola. 

VAVEL Logo