La gran oportunidad de cortar la malaria afuera
El Matador goleó en el Carminatti en 2016 (Foto: La Nueva).

La gran oportunidad de cortar la malaria afuera

Tigre tiene la gran chance de ganar su primer partido de visitante de la Superliga, ante el ya descendido Olimpo en Bahía Blanca.

diznico01
Nicolás Diz

La Superliga ya está en su ocaso, y al igual que los últimos dos campeonatos, éste quedará en el olvido en Victoria: apenas tres triunfos en 24 partidos, y un desafío enorme para la temporada que viene, pensando en la permanencia. Asimismo, ni siquiera pudo sumar de a tres fuera del Coliseo José Dellagiovanna en todo este torneo. Sin embargo, el lunes a la noche visitará a un rival que ya no tiene nada por qué pelear en este año: Olimpo.

El Aurinegro hace dos fechas que sabe que el año que viene jugará en la Primera B Nacional, mismo destino anunciado que Arsenal, Temperley y Chacarita, descendidos prematuramente. Para evitar que Tigre sea el próximo en 2019, tiene la obligación de sumar los nueve puntos restantes en la Superliga y hacer una campaña próxima casi de campeón. Visitará en Bahía Blanca a un rival que viene de tres derrotas consecutivas, que perdió 11 de sus últimos 13 partidos y al cual le ganó en su último encuentro en el estadio Roberto Carminatti, por 4-1.

El partido en cuestión se remonta a la 6° fecha del Torneo de la Independencia 2016/17, equipo dirigido por Pedro Troglio. Tigre llegaba a Bahía Blanca sin triunfos en las cinco jornadas anteriores, y con más efectividad que fútbol, goleó al local. Diego Morales abría la cuenta, de cabeza; igualaba de penal Jonathan Blanco; Alexis Castro ponía el segundo de tiro libre. En el segundo tiempo, aprovechando un grosero error defensivo, Sebastián Rincón decretaba el tercer gol y en el ultimo minuto, Oliver Benítez, también de tiro libre, sentenciaba el 4-1 final. Resultado exagerado considerando el contexto, pero goleada al fin que sirvió para tener una mini racha positiva en ese certamen.

Historial muy favorable

Entre B Nacional y Primera División, Tigre y Olimpo jugaron 16 veces, con ocho éxitos del Matador, cuatro del Aurinegro y cuatro empates. De hecho, en la máxima categoría, Olimpo solo le ganó una vez a Tigre (Transición 2014), y el cuadro de zona norte lleva dos triunfos seguidos ante los bahienses.

Otro buen recuerdo

En el Apertura 2007, el primer torneo de la vuelta a la A, el Tigre de Diego Cagna derrotaba a Olimpo (también recién ascendido) en el Carminatti con gol del goleador Leandro Lázzaro.

 

VAVEL Logo