En Colón se prevén tormentas fuertes

Luego de lo que fue la derrota frente al Fortín, producto de un partido muy pobre por parte del Sabalero, se están viviendo tiempos turbulentos en el seno del club.

En Colón se prevén tormentas fuertes
Eduardo Domínguez está a un paso de irse del club luego del partido frente a Racing.

Esta semana para el mundo Colonista parece ser eterna. Comenzó el lunes con el partido frente a un gran rival como lo es River, el equipo respondió bastante bien teniendo en cuenta el presente del equipo visitante y la realidad que aqueja a Colón. Los pronósticos no eran para nada favorables, pero el Rojinegro logró sobrellevar el pleito y rescató un punto muy valioso de cara a la pelea por ingresar a la Copa Sudamericana.

En el horizonte asomaba el próximo partido frente a Vélez, de nada serviría el punto rescatado frente al equipo de Núñez si no se lograban los tres puntos frente al Fortín. El equipo y comando técnico era consciente de eso; lo reflejaban las declaraciones de cada uno de los jugadores en cada cara a cara con la prensa y también las declaraciones del técnico.

Lamentablemente esto no fue plasmado ayer en el campo de juego, el conjunto velezano salió a pasar por arriba al comandado por Eduardo Domínguez que se atrincheró cerca de su arco y apostó al juego de contraataque con un equipo conformado por cuatro defensores y seis mediocampistas.

El conjunto dirigido por Gabriel Heinze se puso al frente del marcador gracias a un gol de tiro libre ejecutado por Mauro Zárate y ahí quedó en evidencia la carencia de delanteros netos en el conjunto santafesino.  

Prueba fiel de esto fue un periodo en el cual Germán Conti, el capitán rojinegro, por amor propio y ante la urgencia de al menos empardar el partido, se lanzó como una saeta a la posición de nueve a rescatar alguna bola cerca del área rival. No hubo caso, la derrota estaba sentenciada.

Colón quedó con un pie y medio afuera de la única chance que tenía de participar por la Copa Sudamericana por segunda vez consecutiva. De cara a la próxima temporada y ya alejado de los primeros puestos de la Superliga Argentina, éste era el único objetivo a corto plazo por cumplir para un equipo que tiene material de sobra gracias a la incorporación de los jugadores que había solicitado en su momento el DT.

El resultado del partido de ayer ha tenido sus consecuencias. Por la mañana, antes de llevar a cabo el entrenamiento, se han reunido parte de la dirigencia de Colón (José Vignatti, Horacio Darrás y Patricio Fleming) junto con Eduardo Domínguez para charlar acerca de la merma en el rendimiento del equipo en las últimas fechas, razón por la cual hoy en día depende de ganarle a Racing y de un milagro en los resultados de otros equipos en la última fecha para clasificar a la próxima Copa Conmebol Sudamericana. La conclusión, según información que proviene desde Santa Fe, es que en junio se le dará fin al ciclo del actual director técnico sabalero. Panorama oscuro para el Sabalero.