Un Muñeco de elite
Una postal repetida: Marcelo Gallardo, junto a Matías Biscay, saltando a festejar en La Bombonera (Foto: CARP Oficial).

Un sello distintivo del River de Gallardo es el pelear los torneos sudamericanos. No por nada, La Banda jugará su novena definición copera al mando del Muñeco.  Desde 2014, es normal ver a River en instancias definitorias de certámenes organizados por la Conmebol, jugará dos finales seguidas de Libertadores (cosa que no se conseguía desde 2005/2006, el Sao Paulo en ese entonces) y definitivamente, es candidato en cada torneo que afronta.

Lo de Gallardo es cosa seria: solo considerando Libertadores, ganó 13 de las 15 series mano a mano (es decir, de octavos en adelante), entre 2015 y 2019, eliminando a equipos como Cruzeiro (dos veces), Racing, Independiente, Gremio y Boca (tres veces). Cada estadística se magnífica por su racha imparable en los Superclásicos, porque dejó afuera a Boca cinco veces seguidas (cuatro por copas internacionales), siendo esas instancias dos finales (ambas en 2018) y dos semifinales (Sudamericana 2014 y Libertadores 2019). Nunca un DT había logrado tal épica de manera tan seguida contra el rival de toda la vida. 

En el ciclo Gallardo, de la vereda de enfrente se fueron el Vasco Arruabarrena, Guillermo y Alfaro está próximo a salir.

"Que la gente crea" es la frase de cabecera que inmortalizó el oriundo de Merlo tras la derrota en el Monumental contra Gremio. Parecía una serie liquidada, y apareció el equipo para darla vuelta en Por Alegre. También lo hizo en el Mineirao, donde festejó dos clasificaciones. Su equipo ganó en Colombia, Ecuador, Venezuela, Brasil, Paraguay. Eliminó a los otro cuatro grandes entte Libertadores y Recopas. De cinco trofeos Conmebol, la vitrina de River pasó de cinco a doce, y va por la estrella trece. Y si sumamos su etapa como futbolista, el Muñeco festejó directamente en 9 de esas 12 conquistas internacionales.

El principal mérito del DT más ganador de la historia del club (junto a Ramón Díaz) es reinventarse ante el paso del tiempo. Desde su llegaba en julio de 2014, solo sigue en el plantel Leonardo Ponzio. Pasaron grandes jugadores en el medio, como Leonardo Pisculichi, Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Jonatan Maidana, Lucas Alario, Sebastián Driussi, Gonzalo Martínez. Aún así, mantuvo la base del campeón de América 2018 y se potenciaron Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz, Enzo Pérez, Lucas Martínez Quarta (y eso que Juan Fernando Quintero estuvo siete meses inactivo).

Un ciclo tan exitoso genera desgaste, presión, ganas de aires nuevos. Pero Gallardo solo piensa en sumar nuevos desafíos. Cuando parecía que la final de Madrid era lo máximo a lo que se podía aspirar, un año después, su River va por el bicampeonato continental ante Flamengo, un rival de calidad europea que se reforzó con todo por la Copa. Otro objetivo a la vista. Otra meta al estilo Gallardo.

El segundo mejor del mundo

Según el listado de World Ranking, el director técnico de River Plate está en el segundo puesto a nivel mundial, solo por debajo de Ernesto Valverde (DT de Barcelona), y por encima de pesos pesado como Jürgen Klopp (Liverpool, el campeón de la Champions League) y Pep Guardiola (Manchester City).

 

VAVEL Logo