El once ideal del 2007/2019
Fotomontaje.

Pocos podrán discutir que el lapso que transcurrió entre 2007 y 2019 conformó el libro dorado de la historia del Club Atlético Tigre. No solo fue el mayor periodo del Matador en la máxima categoría, sino que también se ganó el respeto de los grandes, logró tres subcampeonatos en Primera, compitió en copas internacionales y logró la anhelada estrella aquel 2 de junio. Por eso, invitamos a nuestros seguidores de la cuenta de Twitter @Tigre_VAVEL a armar el once ideal de estos 12 años que quedarán guardados para siempre. Este fue el resultado, armando un esquema 4-3-1-2 (muchos hinchas prefirieron la línea de 3 en el fondo).

 

​​​​​​Daniel Islas, guardián del arco

El guardameta más elegido (56% de los sufragios) fue Islas, gran responsable del ascenso obtenido en 2007, ganando el Reducido y la Promoción, y con actuaciones brillantes en los Apertura '07 y '08. Dani le ganó la pulseada a Luis Ardente, Javi García  y Gonzalo Marinelli.

El arquero estuvo en el Matador en dos etapas, entre 2000 y 2002 (en la B Nacional) y 2007-2012, lapso en el cual atajó en 197 partidos oficiales. En el último año, García tomó posesión de la valla matadora. Además, Dani tiene el privilegio de ser el primer arquero en atajar en un torneo de Conmebol para Tigre (Sudamericana 2009, vs San Lorenzo).

Gastón Díaz por derecha

Como lateral derecho, el público se quedó con Gastón Díaz, gran pateador de penales, por encima de Matías Pérez Acuña, Pablo Jerez y José San Román, imponiéndose con el 39% de los votos, en un escrutinio parejo. Estuvo en Tigre de 2010 a 2014, con 105 encuentros jugados y seis goles, cinco de ellos desde los 12 pasos.

Alejandro Donatti, la muralla

El Flaco fue elegido como primer marcador central con el 51% arriba de Mariano Echeverría, Norberto Paparatto y Gerardo Alcoba. El defensor, con pasado en Rosario Central y Racing, hoy en San Lorenzo, la rompió en Tigre: solo jugó entre 2012 y 2013, pero dejó su huella, ya que disputó 39 partidos con seis goles, marcando en la histórica Copa Sudamericana 2012 y siendo pilar en la Libertadores 2013. Se caracterizaba por su juego aéreo y liderazgo.

Lucas Orban, siempre caudillo

Para acompañar a Donatti en la cueva, Orban, defensor que también jugaba de lateral o stopper por izquierda (58%, por encima de Néstor Moiraghi y Juan Carlos Blengio) . Sin lugar en River Plate, se hizo muy querido en Victoria. Rápido e inteligente para anticiparse y proyectarse, Luquitas se destacó enormemente entre 2012 y 2013, jugando los torneos coperos. En Tigre: 56 partidos jugados y dos festejos.

Rodolfo Arruabarrena, talento vasco

El Vasco, campeón de todo en Boca Juniors, ganó por gran margen (70%) como mejor lateral zurdo, arriba de Lucas Rodríguez, Diego Sosa y Mariano Pernía. Entre 2008 y 2010, el ex Villarreal disputó 71 partidos y celebró dos goles con la camiseta azul francia y rojo bermellón. Fue figura en la intención del segundo lugar en el Torneo Apertura 2008. Jugó la Copa Sudamericana 2009 y estuvo en las goleadas a Boca y River del Clausura 2010 (3-0 y 5-1 respectivamente).

Diego Castaño, el Patrón del medio

El Pulpo es el 5 del once ideal, superando (con el 58%) a otros grandes referentes como Sebastián Prediger, y a los talentos de la cantera: Lucas Menossi y Joaquín Arzura.

Ídolo, estandarte y bandera: este volante central, a pura fuerza de carácter y amor por los colores, caso toda su carrera la jugó en Tigre, superando los 300 partidos (326 en total, empezando en 2004) y marcando 13 goles, como el que le hizo a Nueva Chicago para ganar la Promoción 2007. Estuvo en los mejores momentos de la historia del club y se retiró en 2017.

Román Martínez, talento y goles

Para acompañar al volante central, uno de juego y clase. Román Martínez  le ganó la pulseada a Martín Galmarini, Facundo Sánchez y Gabriel Peñalba (61%). Elemental para la campaña magistral del Clausura 2012, que terminó en medalla de plata y salvación milagrosa del descenso, en gran parte, por el aporte del ex Morón, Estudiantes y Lanús.

Defendió nuestra casaca entre 2006 y 2008 y después entre 2010 y 2012, contando 129 partidos y registrando 16 tantos. Presente en el ascenso y en dos segundos puestos. Quedó pendiente su regreso, cuestionado por algunos hinchas. No obstante, su cuota de fútbol siempre quedará presente.

Ramiro Leone, un tractorcito

El volante por izquierda que más aclamó la gente (50%) fue el ex San Martín de Tucumán (los otros candidatos eran Lucas Wilchez, Matías Giménez y Sebastián Rusculleda. Entre 2009 y 2014, estuvo presente 152 veces en cancha, con cinco anotaciones. 

Diego Morales, el 10

​​​Cachete, sin dudas, se ha convertido en un ídolo y representante moderno para el hincha matador.​​​​​, incluso por arriba de otros grandes enganches del último tiempo, como Walter Montillo, Matías Pérez García y Martín Morel (52%).

Morales está afrontando su tercera etapa en el club: entre 2010 y 2012 fue su explosión, a puro talento y goles en el Clausura '12. Luego, regresó para la temporada 2016/17, con bastantes intermitencias, y regresó en 2018, para seguir en el club en el momento más duro, que fue el descenso en abril de 2019, aunque dos meses después, logró la primera estrella con el club, la Copa Superliga, marcando un gol en la campaña del título. Un logro más que merecido para Cachete, en este momento más terrenal pero agregándole sacrificio y templanza para llevar el equipo al hombro, en este tiempo, con la meta de volver a Primera.

Leandro Lázzaro, el de los goles importantes

Un atacante respetado en Victoria es sin duda Lázzaro, que con sus goles en el Reducido y la Promoción (como el de chilena a Chicago), llevó al Gigante de Zona Norte ​​​​​​ a la élite del fútbol argentino. 

Entre 2006 y 2010, el atacante (que obtuvo el 58% arriba de Néstor Ayala, Lucas Janson y Rubén Botta) disputó 119 encuentros, anotando 30 goles, entre ellos a River y Boca. Subcampeón del Apertura 2007 y Apertura 2008, formó una dupla letal con el Chino Luna. 

Carlos Luna, el goleador centenario

Esta opción era la menos objetiva de todas. Por más que haya competido con grandes top scorers tigrenses como Fede González, Denis Stracqualursi y Ezequiel Maggiolo, el Chino es amado por todo Tigre, y así lo demuestra el 85% que tuvo a favor. 

Goleador de época, desde sus inicios en 2004 jugando en la B Metropolitana hasta ser goleador de un torneo de Primera (Clausura 2012) y superar el centenar de goles en el club, registrando 112 tantos y quedando solo a 4 de alcanzar a Andrés Marvezzy y ser el máximo artillero de la historia.

Dirigido por 10 entrenadores entre sus dos ciclos en el club, en momentos de esplendor y luego aguardando su lugar entre los suplentes, el cordobés siempre ha respondido con goles. Pasan los años, ya con 38 en el lomo, sigue cumpliendo, siendo referente para los jóvenes e importante en cada plantel, y también tiene la estrella en su palmarés, más que meritoria. Como dice la bandera en la platea: Chino Luna, 100% huevos y humildad.

VAVEL Logo