Goles y pases que ilusionan
Foto: Diario Jornada. 

La trigésima tercera fecha de la Serie A tuvo destacadas actuaciones de los argentinos Joaquín Correa, Rodrigo De Paul y Roberto Pereyra. La Selección Argentina se ilusiona porque los dos mediocampistas de Udinese fueron los cerebros para construir la victoria frente a Benevento por 4 a 2. Luego Correa en su función de goleador cumplió una destacada tarea porque convirtió dos tantos en el triunfo de Lazio contra Milán por 3 a 0. Con este encuentro se cerró la jornada.

En el estadio Olímpico de Roma, el atacante del seleccionado albiceleste fue titular del ataque de las Águilas.  En la primera llegada del primer tiempo,  la formación visitante intentó ponerse en ventaja pero la pelota se fue desviada. La respuesta del local fue contundente, porque el ex delantero de Estudiantes de La Plata como un rayo dejó por el camino al  defensor y luego con un amague fue el turno del arquero Gianluigi Donnarumma. Después de esa jugada veloz, abrió el marcador. Más tarde el encuentro no perdió emotividad ya que los dos equipos crearon situaciones. En una ocasión el VAR actuó con la rigurosidad de siempre porque invalidó el tanto de Ciro Immovile para el combinado romano.

Más allá de esta acción, Lazio mantuvo su plan de juego y volvió aprovechar la gran actuación de Correa. El ex atacante del Pincha se hizo gigante en el área rival y con otra aparición decisiva marcó el segundo gol de la noche.  Con el correr de los minutos tanto el jugador argentino como Immobile continuaron siendo una pesadilla para el fondo milanés ya que se las ingeniaron para fabricar nuevas chances de peligro.

Finalmente el artillero italiano tuvo su premio y pudo anotar el 3 a 0 final para redondear una destacada tarea. Para cerrar la noche el Rojinegro elaboró la última oportunidad del encuentro pero el remate pasó por poco. De esta forma el gran capítulo de Joaquín Correa empuja a los dirigidos por Simone Inzaghi a pelear hasta el final por un lugar en la próxima Europa League.

Con respecto a De Paul y Pereyra, sus intervenciones no fueron en la red. Todo lo contrario, fueron participes necesarios para que los goleadores venzan al portero de Benevento, Lorenzo Montipò. En síntesis los dos volantes argentinos aportaron pases gol para que Udinese gane 4 a 2. A los cuatro minutos de la primera parte, el ex mediocampista de Racing comenzó a ser  el conductor determinante porque, desde la mitad de la cancha, con un potente disparo habilitó a Nahuel Molina para  que convierta el primer tanto del duelo.  

Luego, en otro arranque veloz liderado por De Paul, el ex volante de River envió un centro a las puertas del área. El balón le quedó a Tolgay Arslan, quien buscó su mejor perfil para convertir el 2 a 0 para el conjunto de Udine. En la siguiente jugada el arquero Juan Musso detuvo con infracción el avance de  Gianluca Lapadula y el árbitro Maurizio Mariani, imperturbable, cobró el penal. Nicolás Viola lo transformó en el descuento para el combinado orientado por Filippo Inzaghi.

Más tarde, en el complemento, el ex mediocampista de la Academia hizo valer su pegada porque en campo rival envió el esférico al corazón del área y Jens Stryger Larsen, como un pescador, se tiró al piso para marcar de cabeza el 3 a 1. Los dirigidos por Luca Gotti a través de diferentes de caminos como el contragolpe se las ingeniaron para elaborar posibilidades como la que tuvo Pereyra. Nuevamente, el ex volante del Millonario, como un experto enganche se asoció con Jayden Braaf, quien armó una jugada de antología, a pura habilidad, para establecer el 4 a 1. Ante la contundencia rival, Benevento pudo levantarse y en los pies de Lapadula descontó el duro marcador. Finalmente Udinese se llevó un buen triunfo para sus tierras, con la alegría de tener en su plantel a dos futbolistas ingeniosos, quienes con sus pases pueden perforar cualquier defensa.

VAVEL Logo