En Avellaneda se quedaron los tres

Racing se impuso por 1 a 0 ante un débil Boca Juniors, en Avellaneda. El autor del tanto fue Roger Martínez, aunque la figura sin dudas fue Ibáñez, quien reemplazó al Chino Saja que se ausentó por molestias físicas. Racing suma su primer triunfo.

En Avellaneda se quedaron los tres
Foto: telam
Racing Club
1 0
Boca Juniors

En el Cilindro de Avellaneda, Boca cayó ante Racing por la mínima, por la correspondiente fecha cinco del Torneo de Transición 2016. De esta manera Boca no levanta cabeza y la continuidad del Vasco Arruabarrena cada vez es más cuestionada. En cambio, la Academia encontró su rumbo tras el empate en el clásico.

Tras venir de convertir 4 goles a Newell’s, la realidad Xeneize comenzó a verse de mejor manera. Quizás la racha nefasta que atravesaba el club, había llegado a su fin. Pero no fue más que un espejismo. Y quedó demostrado en el planteo con el que Boca salió en terreno rival.

El primer tiempo de Boca se caracterizó por ser un encuentro con más faltas que ideas. La poca precisión en el extremo ofensivo, hizo que el Xeneize creara un esquema sin efectividad. Para el juego que presentó el equipo del colorado Sava, el mediocampo fue muy lento, por lo que las situaciones de peligro significaron nada para Racing. Y los pocos remates al arco fueron bien recibidos por Ibáñez, quien demostró ser digno de la titularidad bajo los tres palos. Recordemos que Saja debió ausentarse por molestias físicas.

Tras una falta de Pablo Pérez, Racing tuvo un tiro libre que le dio la oportunidad de vulnerar, al minuto 9, el arco defendido por Agustín Orion: de taco, Roger Martínez abrió el marcador.

El segundo tiempo arrancó con una variante: Chávez por Bentancur. Eso le produjo una mayor intensidad al equipo y el medio se hizo más ligero, pero nuevamente faltaron jugadas posibles de gol. Racing fue más inteligente al aprovecharse de dichas falencias. No fue más que Boca en el terreno, pero sí en el juego intelectual.

Carlos Tévez se mostró inseguro al momento de disputar la pelota, e impreciso. El ingreso de Carrizo por Molina, quien demostró estar a la altura del club, provocó desequilibrio en el extremo defensivo de Racing, pero el cambio debió haberse hecho tiempo antes.

La situación de peligro creada por Boca, apareció al minuto 12, cuando Ibáñez se puso entre el remate de Chávez y el arco. Veinte minutos después, un remate del jugador constituyó la segunda clara llegada de Boca en todo el cotejo. Sin embargo, el partido ya tenía dueño. El ingreso de Bou en lugar de Milito terminó por desnivelar al rival, quien ya estaba resignado, incluso cuando de Paul entró en lugar de Martínez, a poco de que Baliño marque el final. 

La Academia consiguió su primera victoria en el campeonato y alcanzó las cinco unidades, mientras que el Xeneize quedó con siete.

Se vuelven a cruzar el próximo jueves, pero esta vez, por la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.