Volvió la muralla

Marcelo Barovero tuvo una tarea fantástica en la altura, pese a no poder evitar el gol final de The Strongest. Reivindicación del capitán.

Volvió la muralla
Castro, incrédulo ante la atajada de Trapito (Foto: LPM).

El blooper en Santa Fe, haciendo rebotar la pelota sobre el cuerpo de Alan Ruiz y recibir cuatro goles en su valla, señalaron a Marcelo Barovero. Su salida del club es inminente, pero dejó atrás esa noche gris contra Colón y volvió a demostrar su grandes dotes bajo los tres palos.

River no la tenía nada fácil, en el campo de juego del Hernando Siles, a 3.600 metros de altura y frente a un rival que desde el comienzo empezó atacando.

Trapito tuvo una actuación formidable, ya respondiendo desde el primer minuto, con un disparo de Ramallo que despejó el 1, volando al otro palo. Luego, vino un mano a mano, la pelota fue suave al arco y pegó en el palo, y en el rebote Matías Alonso tuvo en gol, primero tapó Mammana y luego despejó Trapito, con los pies. Minutos después, un envío de Escobar y cabezazo a quemarropa de Maldonado en el área chica; Barovero al córner, y en ésa misma jugada, fusiló Castro de afuera y volvió a lucirse el arquero de River.

En el segundo tiempo, con el Millonario con más espacios para tratar de liquidarlo, se dio la tapada más espectacular, con una media vuelta de Pablo Escobar a metros del arco y la salvada de Trapito, a puro reflejo. Todo esto, estando a casi 4 kilómetros de altura, ante un rival que propuso todo el tiempo, pero que no podía vulnerar al oriundo de Porteña.

Sobre el final, apareció Alejandro Chumacero para ajusticiar al 1, que nada pudo hacer. Resistió 89 minutos a los pelotazos de The Strongest, y no pudo con la última.

River se trajo un buen punto de La Paz, pese al empate rival agónico, y se perfila bien en el Grupo 1, con grandes chances de pasar a octavos de final y con la gran tarea de Trapito, que será muy extrañado en Núñez.

Las mejores tapadas de Barovero: