Lux: "Para mí es un placer estar aquí, soy muy felíz en River"

El arquero del Millonario se mostró feliz por volver al club en el que se inició futbolísticamente, habló sobre la competencia que lleva con Batalla y Bologna por el arco de River, la actuación que tuvo el último martes ante Guaraní, y sobre Jorge Wilstermann, el próximo rival de la Banda por la Libertadores.

Lux: "Para mí es un placer estar aquí, soy muy felíz en River"
Poroto Lux en rueda de prensa. Foto: Twitter: @Javigilnavarro.

Germán Lux tuvo su regreso al arco de River Plate luego de 11 años, en el partido del último martes ante Guaraní de Paraguay, por los Octavos de final de la Copa Conmebol Libertadores. En este sentido, el arquero del Millonario habló en rueda de prensa, en el mediodía de hoy en el River Camp y dió su parecer sobre la decisión que tomó el director técnico, Marcelo Gallardo, de ponerlo a él en la portería en lugar de Augusto Batalla: "Son decisiones que toma Marcelo. Hoy en día hay una sana competencia entre Augusto, Bologna y yo, y los tres trabajamos a la par con Tato Montes (entrenador de arqueros) y Sandra Rossi (psicóloga del plantel). Entre nosotros no hay problemas y nos llevamos muy bien. Tenemos el deber de estar siempre preparados para competir y después Gallardo decide quién ataja. Esto es día a día, porque el no te regala nada y juega el que está mejor", aseguró.

Después, Poroto Lux contó la responsabilidad que conlleva ser arquero de un equipo como River: "El otro día tuve algunos errores, pero estos forman parte del fútbol, y de lo que es tener la responsabilidad de estar en un arco tan importante como el de River. Estoy expuesto a eso, pero trato de estar tranquilo y de transmitirle confianza a mis compañeros, lo que es fundamental. Nosotros estamos expuestos a equivocarnos, pero tenemos que saber manejar la presión y tratar de cometer la menor cantidad de errores posibles", explicó.

Luego dijo que se emocionó el martes al volver a atajar en el Millonario, y confesó que en el partido se sintió muy cómodo, a pesar de algunos errores que tuvo y de que no jugaba un partido oficial hace tres meses. Además manifestó su felicidad por volver al club que lo vió nacer futbolísticamente: "Me gustó el recibimiento de los hinchas. Estoy muy agradecido a la gente, y para mí estar aquí es un placer. Soy muy felíz de estar otra vez en River", manifestó.

Posteriormente analizó el rendimiento del equipo ante Guaraní: "Creo que se vió a Guaraní un poco más rodado, con las ideas claras, y nosotros tuvimos muchas imprecisiones, no tuvimos fluidez, perdimos muy rápido la pelota y tuvimos descordinaciones en el fondo. Cuando jugamos en Paraguay se hizo un partido muy bueno donde conseguimos esa diferencia y pudimos pasar. De todos modos, considero que a medida que avancen los partidos vamos a ir tomando confianza y ritmo. Se vió que las imprecisiones estaban en todos. Hay que avanzar, corregir cosas y tirar para adelante".

Por otra parte dió su parecer de Jorge Wilstermann de Bolivia, el próximo rival de la Banda en los Cuartos de final de la Copa Libertadores: "Vi el otro día el partido que jugaron contra Atlético Mineiro, y noté que es un equipo que no te regala nada. Se vió cómo festejaron la clasificación, y deja a las claras que tienen mucha hambre de gloria y demasiada humildad. Nos vamos a enfrentar en septiembre con un equipo difícil", advirtió. También dijo que el hecho de que River tenga que ser visitante de este equipo en la considerable altura sobre el nivel del mar (la cuál hace que a las personas que no están acostumbradas a esta condición geográfica, les falte oxígeno si se agitan) no tiene que ser una excusa, ya que el plantel debe prepararse bien para afrontar dicho obstáculo.

Por último, el experimentado arquero de 35 años contó que está totalmente enfocado en el Millonario, quién tiene objetivos muy distintos a los clubes en los que jugó en España (Deportivo La Coruña y Mallorca),  ya que peleaban por mantener la categoría en la primera división de su país: "Yo ya cambié el chip. Vengo de dos equipos en donde los objetivos y el sistema son totalmente distintos. Allá siempre jugábamos con un repliegue intensivo, ya que solo deseabamos mantener la categoría; en cambio en River el objetivo es ganar siempre. Este es un club copero, de liga, campeonato, copa o lo que juegue. River es candidato a consagrarse campeón en las competiciones que juegue. Nuestro objetivo es ganar todo lo que jugamos, pero tenemos que ir partido a partido, creciendo y mejorando", cerró.