El análisis táctico de la derrota copera

River Plate cayó por 4 a 2 ante Lanús en la semifinal de Copa Libertadores. Luego de la victoria por 1 a 0 el Monumental, el Millonario no pudo aprovechar la ventaja y sufrió una dura derrota en la Fortaleza del Sur de Buenos Aires. En esta ocasión les traemos el análisis de lo que fue la disposición táctica y el funcionamiento de los dirigidos por Marcelo Gallardo.

El análisis táctico de la derrota copera
Marcelo Gallardo presentó el mismo esquema que el partido de ida, sin embargo, no obtuvo los mismos resultados. FOTO: Crónica

En este análisis del funcionamiento de River Plate, nos basaremos mayormente en los datos obtenidos del primer tiempo y de la mitad del complemento del encuentro entre Lanús y River Plate por semifinales de Copa Libertadores. Esto no significa que no analizaremos los cambios ni la intención de los mismos, sin embargo, las sustituciones tuvieron poca influencia en el juego y encontraron a un River Plate con un resultado adverso y lanzado al ataque en busca del gol de la clasificación, por lo que la disposición táctica fue, en su mayoría, ignorada tras la necesidad de anotación.   

En defensa, River plantó dos líneas de contención. La primera y más cercana a Germán Lux era, de derecha a izquierda, la de Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco, siendo la última línea de defensa cerca de la línea de los 18 metros. Metros adelante de ellos estaban Enzo Pérez, quien cubría la banda derecha, Leonardo Ponzio, quien desde el centro era el encargado de cubrir los espacios de los centrales, en el caso de que alguno debiera ir a las bandas si los laterales eran superados. La banda izquierda por delante de Casco era protegida por Ariel Rojas.

Mas adelante, casi en la línea del mediocampo, Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez auspiciaron de marcadores libres siguiendo la dirección en la cual llegaban los ataques de Lanús. Ambos cumplieron un gran trabajo durante el primer tiempo, aunque en el segundo, por la lógica del cansancio físico, ambos minimizaron la marca. Como último hombre, metros delante del círculo central estaba Ignacio Scocco, quien custodiaba la subida de los centrales y se mantenía atento al error en el juego del rival para salir a contragolpear. Como vemos en el grafico a continuación, River defendió en una especie de triangulo y por líneas de contención.

Referencia por número de camiseta: 14 – Germán Lux. 29 – Gonzalo Montiel. 2 – Jonatan Maidana. 22 – Javier Pinola. 20 – Milton Casco. 24 – Enzo Pérez. 23 – Leonardo Ponzio. 16 – Ariel Rojas. 10 – Gonzalo Martínez. 26 – Ignacio Fernández. 32 – Ignacio Scocco.

En el ataque, River Plate mostró la verticalidad que viene manteniendo los últimos tiempos. Dos laterales constantemente abiertos como opción de pase en cada ataque. En el círculo central, un triángulo formado por Maidana, Pinola y Ponzio, siendo los últimos hombres en el caso de un ataque rápido del rival. Scocco moviéndose entre los centrales, haciendo espacio para que Fernández y Martínez puedan fungir como enganches. Detrás de estos dos Rojas y Pérez siendo las opciones de un pase atrás cuando no hay espacio al frente. Que no se entienda un pase atrás como resignar el ataque, sino como una opción de pase en función del ataque. Como mostramos en el siguiente gráfico, River ocupa totalmente el campo contrario intentando generar opciones de pase en todo el campo rival. El campo propio prácticamente tiene solo a Lux. River arriesgaba en ataque sin considerar demasiado la velocidad de los delanteros de Lanús.

Referencia por número de camiseta: 14 – Germán Lux. 29 – Gonzalo Montiel. 2 – Jonatan Maidana. 22 – Javier Pinola. 20 – Milton Casco. 24 – Enzo Pérez. 23 – Leonardo Ponzio. 16 – Ariel Rojas. 10 – Gonzalo Martínez. 26 – Ignacio Fernández. 32 – Ignacio Scocco.

Cuando el encuentro se igualó en dos, el ingreso de Carlos Auzqui por Pérez tuvo la intención de retrasar al rival agregando un delantero, sin embargo, la floja actuación del ex Estudiantes De La Plata no tuvo influencia ni en ataque ni como contención. Al momento de la ventaja de 4 a 2, ingresó Nicolás De La Cruz por Rojas con el fin de generar juego, pero en ningún momento encontró los espacios tras el repliegue de Lanús, ya teniendo la ventaja que lo dejaba en la final. El ingreso de Alexander Barboza como centro delantero por Casco en el final fue el intento de pelotear el área, aprovechar la altura y convertir el gol de la clasificación de cabeza. No se logró.