Vecinos y rivales, no enemigos

Rosario Central y Newell's Old Boys, junto a las autoridades de la Ciudad de Rosario, elevaron un mensaje de paz de cara al próximo clásico. Niños de ambas instituciones protagonizaron un acto en el Monumento a la Bandera.

Vecinos y rivales, no enemigos
Foto: DXTV

El mundo del fútbol ya vive la previa de un nuevo encuentro entre Rosario Central y Newell's Old Boys. Sin embargo, la realidad que atraviesa al deporte más popular del mundo en nuestro país no es la más agradable; es por esto, que se han iniciado campañas en contra de la violencia y pregando por el desarrollo deportivo en paz, y el clásico rosarino no estuvo excento.

En esta ocasión, los protagonistas fueron los niños canallas y leprosos de las categorías infantiles, que junto a las autoridades de la Ciudad de Rosario y de dichas instituciones, izaron la bandera argentina en el Monumento a la Bandera que caracteriza a la ciudad. 

La intendenta Mónica Fein declaró: "Rosario vive el fútbol como ninguna otra ciudad, lo entendemos, es una pasión. Pero estamos aquí para decirles que esa pasión se convierta en un hecho de fiesta, alegría y respeto, y que podamos disfrutarlo todos". Y prosiguió diciendo que "es un mensaje para aquellos que van a estar palpitando este clásico". 

Fein afirmó con contundencia: "Que lo palpiten con toda la pasión del fútbol, pero también sabiendo que el país nos está mirando y Rosario debe dar el ejemplo de respeto y convivencia". "Esperamos que todos, como estos chicos, nos ayuden a eso", confesó al mismo tiempo que recalcó que "los chicos son ejemplo que los grandes debemos seguir".

Es momento de trabajar todos juntos para disfrutar de las grandes emociones que genera el fútbol. ¡Por un clásico en paz!