Cara a cara entre Marcos Díaz y Sebastián Torrico

Mañana se juega un nuevo clásico entre Huracán y San Lorenzo de Almagro desde las 19.15 hs. A continuación, un repaso de cómo tanto Díaz como Torrico son grandes figuras de sus equipos y muy queridos por sus hinchas.

Cara a cara entre Marcos Díaz y Sebastián Torrico
Díaz vs Torrico (Foto: Olé).

Además de ser arqueros, Marcos Díaz y Sebastián Torrico tienen otras en cosas en común. Por ejemplo, ambos atajaron en tres equipos y en sus actuales, Huracán y San Lorenzo de Almagro, respectivamente, encontraron su lugar en el mundo. Además, los dos mantienen un gran nivel y regularidad en los últimos años y, aunque ninguno demostró tener una seguridad avasallante, en ningún momento peligraron en el puesto.

Díaz, con 30 años, seis menos que Torrico, se inició en Colón de Santa Fe, donde debutó en Primera División de la mano de Antonio Mohamed pero sólo atajó en 12 partidos en tres temporadas. Luego, pasó un año por Gimnasia de Jujuy pero sin mucha continuidad. Hasta que Mohamed decidió llevarlo a Huracán para la temporada 2013/14 en la B Nacional pero para ser suplente de Diego Pozo y encima también estaba Gastón Monzón. Las lesiones y flojas actuaciones tanto de Pozo como de Monzón le dieron la oportunidad a Díaz de quedarse con el puesto y su desempeño hicieron que así fuera hasta el día de hoy. Con el Globo volvió a Primera y ganó Copa Argentina y Supercopa Argentina, además de ser finalista de la Copa Sudamericana 2015.

Por su parte, Torrico empezó su carrera en Godoy Cruz donde logra un ascenso a la Primera División y estuvo alrededor de 10 años antes de pasar a ser el arquero titular de Argentinos Juniors, donde jugó a préstamo por un año y medio. Volvió al Tomba y rotaba en el arco con Nelson Íbañez. Afortunadamente para él, en el 2013, San Lorenzo necesitaba incorporar un arquero porque Pablo Migliore estaba en la cárcel y se fijó en él. Llegó como suplente, pero al igual que el ahora arquero quemero, por el mal rendimiento del titular Matías Íbañez, se ganó el puesto y por su buen desempeño le compraron el pase. Sin embargo, el técnico Juan Antonio Pizzi pidió la contratación de Cristian Álvarez, del Espanyol de Barcelona. De nuevo, le toca arrancar de atrás pero, nuevamente porque el titular atajó mal, Torrico se apoderó del puesto para no largarlo más y convertirse en el arquero más importante de la historia del Ciclón, donde ganó Apertura 2013, la reciente Supercopa Argentina y el título más deseado por el mundo sanlorencista, la Copa Libertadores. 

Es así como ambos arqueros, que mañana se vuelven a enfrentar en un nuevo clásico, en silencio y con grandes actuaciones se pudieron adueñar de los arcos de San Lorenzo y Huracán y del corazón de sus hinchas.