Análisis de Unión - Racing: El mejor ataque es una buena defensa

En un muy extraño partido, el equipo de Madelón nunca supo cómo defenderse y terminó con una goleada en contra en el 15 de Abril.

Análisis de Unión - Racing: El mejor ataque es una buena defensa
Foto: El Litoral

Se trató de un partido de lo más intenso. 

Primeros 45:

El primer tiempo fue un palo por palo todo el tiempo, el medio casi que ni existía, lo pasaban en uno o dos pases. Y he ahí uno de los principales problemas de Unión, fueron escasas las acciones donde Malcorra y Gamba pasaron la línea de la pelota para defender, mayormente se quedaban en la mitad de la cancha. Esto hacia que Racing tenga una superioridad numérica cuando atacaba: Milito, Martínez, Pereyra, Noir, Vismara y los laterales que subían. Acevedo no daba a basto, corría para todos lados pero siempre llegaba tarde; y si el 5 está mal posicionado, los centrales quedan expuestos. Faccioli tuvo más errores que Zurbriggen, eso está claro, pero ninguno de los dos tuvo una buena actuación, cualquiera pudo haber salido en el entretiempo.

Todo igual en el complemento:

En el segundo tiempo poco cambió, a pesar del cambio de García Guerreño por Faccioli, los problemas fueron los mismos. Aunque los primeros minutos fueron buenos, hasta parecían haberse arreglado algunos problemas: se tenía más la pelota, Acevedo estaba mejor ubicado, Martínez y Villar volvían más. De hecho el cuarto gol de Racing fue la primera llegada del visitante en el segundo tiempo. Y fue clave, el segundo gol de Milito fue un golpe a las aspiraciones de Unión. 

La entrada de García Guerreño aportó algo más en el juego aéreo, pero luego del cuarto gol y ante el desorden que era el medio, quedó igual de expuesto que Faccioli. A los pocos minutos llegó la expulsión de Britez y allí se rompió el partido. A pesar de que el Tatengue siguió yendo y hasta tuvo alguna que otra chance de convertir, quedó completamente regalado atrás. Cualquier contra de Racing parecía gol; que el quinto gol de la Academia haya sido a los 45 minutos fue sólo una casualidad, pudo haber sido mucho antes.

El partido de los laterales:

Así como los laterales de Racing fueron claves, los de Unión también fueron protagonistas: Britez tuvo una de problemas, si no era Noir, era Martínez o si no Voboril, le vivian haciendo el 2-1. Nunca pudo hacer pie. Noir le ganaba la espalda a pura velocidad y cuando Roger Martínez se juntaba con él para jugar o Voboril le pasaba por afuera, era mucho peor. Obvio hay responsabilidad de él porque no ganó nunca un mano a mano, pero Mauricio Martínez estaba muy cerrado y no lo ayudaba y Gamba o Malcorra tampoco. En el segundo tiempo se hizo expulsar de una manera ridicula y rompió el partido a favor de Racing.

El otro lateral fue Pitton y fue todo lo opuesto a Britez, pasó bien al ataque, pocas veces se complicó en defensa, hizo un gol y hasta tuvo un par de oportunidades más. Gran partido de Bruno que le sirve para afianzarse en el puesto.

El futuro:

Cada llegada del rival parece gol, la fragilidad defensiva le impidió irse en ventaja al vestuario, cada vez que se empataba, el equipo no lo podía sostener. Lo mismo ocurrió en el segundo tiempo, si no era por los errores defensivos Unión seguramente hubiese estado mucho más cerca de quedarse con los tres puntos. 

A pesar de la buena actuación en ataque de la mano de Mauricio Martínez (figura del equipo local), Malcorra, Pitton y la lucha de Riaño pivoteando frente a los centrales rivales, cada vez que el equipo de Madelón pierde la posesión del balón todo es un descontrol, vive quedando mal parado y Nereo Fernández queda mano a mano en numerosas ocasiones; eso hace que el buen manejo de la pelota y las llegadas al arco rival queden en un segundo plano. Se viene Boca en la Bombonera y si el Tatengue no quiere sufrir tanto debe mejorar la faceta defensiva, ya sea a través de nombre, cambio de esquema o ambos.