Nadal le escondió todos los conejos a Fognini en Roma

El español Rafael Nadal le ganó al italiano Fabio Fognini en cuartos de final del Masters 1000 de Roma por 4-6, 6-1 y 6-2. El español logró apagar el fuego de Fognini con dos parciales de suma intensidad y pasó derecho a la semifinal donde lo espera el croata Marin Cilic.

Nadal le escondió todos los conejos a Fognini en Roma
Nadal descomunal | Imagen: Zimbio

Control contra magia, las veces que los profesores le dicen a los chicos, juega la pelota más segura, mueve las piernas, no pienses que solo con tu calidad de juego vas a lograr ganar un partido. Y hoy en Roma, en la cancha central del Foro Itálico, Rafael Nadal dio una maestría de como se debe jugar al tenis.

Porque en el primer set, Fognini tras un comienzo impreciso donde tuvo varios errores no forzados, algo que le costó ceder su saque, le entregó la magia de su juego al espectáculo y con ello logró arrebatarle el primer set al español.

Un primer episodio que tuvo a Nadal adelantándose tras un quiebre en el cuarto juego. Pero Fabio empezó a sacar conejos de la galera a partir del 3-1 abajo y aunque Rafa sostuvo su saque, el italiano empezó a tomar confianza, movió más las piernas llegando bien a pegar de drive cuando Rafa lo haría sobre su revés y gracias a ello entró en partido. Por ello ganó su juego de saque y en el séptimo juego, le torció la muñeca al español y se quedó con el servicio.

Todo estaba como al principio, ambos se habían quebrado una vez el saque y Fabio tenía otra postura en la cancha. Fue así que verdaderamente lo complicó a Nadal, porque fue constante en el peloteo y gracias a ello se quedó nuevamente con el servicio tras un error de revés no forzado del español. Luego del quiebre, el italiano mantuvo el pulso y logró quedarse con el primer parcial.

Luego de esta ráfaga de magia, al italiano se le escaparon todos los conejos de la galera, o Nadal hizo que se le escapen. Rápidamente le metió más presión, porque si debían jugar once peloteos el español jugaba doce, por ello el segundo parcial fue un monólogo.

Se lo llevó puesto, sacó mucho mejor, tuvo mayores porcentajes de primer servicio y nunca más cedió su servicio. Nadal comenzó a ser más profundo con la devolución, y Fognini también ayudó a que se despierte la fiera, porque no movía las piernas y ante el efecto que traía la pelota de su rival, no podía tener control.

Gracias a semejante presión el español logró quedarse con el segundo y el sexto saque del italiano, quedándose así con el segundo parcial.

El tercero fue la continuidad del primero, el daño ya estaba generado, Nadal ya lo había desbordado por todos lados al italiano y había silenciado al público, que tras semejante proeza del primer parcial tenían expectativas que hoy Fabio dé el golpe. Pero el golpe se lo terminaron de dar en el tercero, ya que Rafa le quebró en cero en el tercer juego y desde ahí fue todo un trámite hasta el final del partido.

Rafa tiene dos cambios más que Fabio, la manera de ir a la silla, la manera de entrar al campo son totalmente diferentes y hoy la mano de Fognini duró solo un set. Luego la intensidad del español terminó pasándolo por encima.