El clásico paisa fue todo para Nacional

El clásico paisa fue todo para Nacional

Atlético Nacional superó 2 a 0 a Independiente Medellín y ratificó su invicto y el primer lugar de la tabla, mientras que el rojo sigue luchando con el promedio y sus problemas internos.

CristianBuitrago
Cristian Camilo Buitrago

Desde el inicio del cotejo quedaron bien  evidenciadas las intensiones de los equipos. Nacional, dueño de la pelota y la iniciativa, el medio campo bien distribuido y la defensa adelantada. Medellín,  refugiado en su terreno,  introvertido y con un dejo de resignación desde el arranque.

Con los hombres del poderoso abroquelados en defensa, llegar con balón dominado se hacía complicado para los hombres de Osorio.  Juan David Valencia intentó profundizar por la banda izquierda, pero sin grandes resultados. El primer gol del encuentro llegaría gracias a Francisco Nájera, quien recibió solo y en el punto penal un balón de pelota parada que aterrizaba desde la derecha.  

El gol fue un cachetazo que obligó a Medellín a proponer, y lo hizo con cierta fluidez, llevando la pelota contra el suelo y tocando de primera intensión.  Nacional tuvo que prestar más atención en el fondo, pero no resignó sus intenciones ofensivas y con el conjunto rojo más adelantado tuvo más oportunidad de explotar las bandas en velocidad.

Con el pasar del tiempo el conjunto de Pedro Sarmiento ganó metros en la cancha y, utilizando la pelota aérea como su arma principal, intimidó a la defensa verdolaga que respondió bien.  La que n respondió bien fue la defensa del poderoso. Para el segundo gol verde, Alejandro Bernal luchó la pelota en el área y con tres hombres sobre él, la cruzó hacia la izquierda para que apareciera Jefferson Duque completamente solo y la empujara al fondo de la red. 

Para la segunda mitad Medellín continuó haciendo uso del los centros para llegar a terreno rival, siempre buscando a Ezequiel Cano, quien se batía en soledad contra los zagueros verdolagas. El partido se fue equilibrando, Cleider Alzate dirigió las ideas del poderoso, con garra y buen juego. Mientras que Nacional repartía sus labores y llevaba la pelota de extremo a extremo.

Cerca de los 20 minutos del complemento Jorge Enrique Arias  cometió una falta imprudente  contra Stefan Medina y vio la roja directa. Dejando a su equipo con la cruz al hombro.

De ahí en más el encuentro se fue durmiendo, los dirigidos por Osorio paseaban la redonda coreados con el ole en las tribunas. La superioridad del verde se vivió de principio a fin y lo dejó con 22 puntos y al comando de la tabla.