'Matecañas' y 'Samarios', firmaron un emocionante empate en Pereira
Foto: Torneo Postobón

Inician los cuadrangulares finales del Torneo Postobón II-2014. Ocho equipo divididos en dos grupos (A y B) se enfrentaran mano a mano en 6 fechas, para obtener uno de los dos cupos para la final de este semestre, que le dé la oportunidad de disputar la Gran Final del Torneo, para saber quién ascenderá a la A y quien jugara promoción.

Varias zonas del país tuvieron fútbol el día de hoy. Pereira fue una de ellas y tuvo el placer de ser sede del primer partido del grupo B entre el local y el Unión Magdalena. Ambos conjuntos llegaron a esa fase del torneo con la pesada mochila de haber sido los equipos con mejor rendimiento del torneo y tal antecedente hizo que los hinchas ‘matecañas’ colmaran en buen número el imponente Hernán Ramírez Villegas, que vivió una noche intensa y única de fútbol.

Primer Tiempo: la Unión hace la fuerza

El balón rodó en el hermoso y perfecto césped del templo del fútbol pereirano. Pereira y Unión se encontraban cara a cara esta vez no por la fase regular del torneo, sino por la fase de cuadrangulares finales, donde cada partido es una opción para llegar a la final, y sabiendo esto ambos conjuntos salieron al campo con la firme intención de vencer a los 11 rivales que tenían al frente.

‘Matecañas’ y ‘Samarios’ le dieron un tinte de intensidad a los primeros minutos de juego. Ataques de lado y lado, era la constante del primer tramo del encuentro, pero el local rápidamente se tomó el protagonismo del partido y llevo contra las cuerdas al Unión, que se defendía eficientemente, a pesar de los seguidos ataques por parte de Pereira.

El cronómetro del partido ya cantaba más de 30 minutos del encuentro y Pereira no encontraba la fórmula para descifrar el problema que le planteaba la defensa visitante, que se fundamentaba en la ‘Unión’ de sus líneas defensivas y apelaba a los contra ataques comandados por su delantero estrella Erwin Carrillo.

Los minutos pasaban y todo seguía 0-0. Pereira caía en la desesperación, mientras que el Unión se veía tranquilo en el campo de juego, y tal tranquilidad seria recompensada al minuto 38. Jhonier Viveros fue el elegido para marcar el primer grito de la noche, luego de un error en la salida de Carlos Sinistierra, el habilidoso número 10 tomo la ‘caprichosa’ y empalmo un remate certero al palo del arquero ‘Matecaña’ Soto, que nada pudo hacer ante soberbio disparo y vio como a falta de pocos minutos para terminar el primer tiempo. El visitante se puso en ventaja. Una ventaja que recompensaba la ‘Unión’ de los muchachos de Fernando Velazco, que en la previa del partido les dijo a sus muchachos que “La Unión hace la fuerza”.

Segunda Parte: justicia Divina

Con el golpe que significó la ventaja al final de la primera parte del Unión. Los chicos de Santa, no cambiaron sus intenciones de juego y siguieron buscando ese gol que ahora se convirtió no en el de la ventaja, sino en el del empate.

Juego vertiginoso, rápido por los costados, toques seguidos en el medio campo y pelotazos a las espaldas de los centrales ‘bananeros’, fue el común denominador de esta segunda parte. Pereira era uno solo en el campo de juego y el visitante solo se dignaba a defenderse. Una de las leyes del fútbol dice, que si te expones mucho al ataque de tu rival, lo más posible es que te llenes de amarillas y por ende alguna roja saldrá de la nada, como represaría por no encarar de mejor manera el partido. Y desgraciadamente eso mismo le pasó al Unión. Campo Elías Santacruz vio la segunda amarilla del partido tras una dura falta, producto de los constantes ataques locales y el central le mostro la tarjeta roja, dejando a su equipo con 10 a falta de 20 minutos para terminar el juego.

El estadio celebró la decisión del central y empujó a sus jugadores para que salieran con más ímpetu a lograr el tan buscado empate. Unión se reforzó en defensa con 3 cambios y colocó un bloque defensivo de 5-4-1. Claramente Velazco quería preservar si o si la pequeña ventaja en el marcador. Centros llovían por los costados, como chaparrón de media noche. Pereira era una tromba en búsqueda del empate y su otro rival el cronómetro, avanzaba rápidamente, hasta llegar al minuto 85.

Los hinchas que llegaron al Ramirez Villegas, comenzaban a resignarse del posible empate de su equipo, al ver el poco tiempo que les quedaba. Pero el fútbol a veces te da momentos únicos, que en ocasiones rozan con actos divinos y hoy los seguidores matecañas, fueron testigos de La denominada Justicia Divina.

Era el minuto 89, las esperanzas eran casi nulas entre los dirigidos por Santa, pero un jugador no perdió la fe y se vistió de héroe. David Cortes, en un ataque de picardía ‘maradoniana’, enganchó a dos defensas ‘samarios’ y empalmó un remate potente y bien colocado, que el portero Luis Estacio, solo siguió con la mirada, hasta que este infló la red, para hacer gritar de emoción a las más de 15 mil personas que colmar el estadio la noche de hoy.

Al final fue un emocionante empate 1-1, donde ambos equipos dieron el 100% de sus capacidades y firmaron desde ya su candidatura de llevarse el liderato del grupo. Ahora ‘Matecañas’ y ‘Samarios’, se enfrentarán en la fecha 2 al América de Cali y Rionegro, respectivamente.

VAVEL Logo