Nacional se aferra a su tradición ante clubes argentinos
Luis Carlos Ruiz (izq.) y Leonardo Pisculichi, referentes de cara a la definición del título. Foto: www.espnfc.com

Después de haber eliminado al temible Sao Paulo, tricampeón del mundo y dueño de un presente estelar, con figuras de primera categoría, Atlético Nacional se medirá este miércoles (7:15 p.m.) ante River Plate en lo que será una prometedora final entre los dos últimos campeones de sus respectivos países.

Con Marcelo Barovero en el arco, Leonardo Pisculichi como enganche y Teófilo Gutiérrez encargado de los goles, el equipo argentino se presenta como un adversario ideal para apostar por el espectáculo en la serie definitiva, además de suponer el escollo más grande en el camino de Nacional al título. Sin embargo, la jerarquía y el historial que exhibe el Verde de la Montaña en sus enfrentamientos ante clubes 'gauchos' ilusionan a los dirigidos por Juan Carlos Osorio con la consecución del sexto trofeo internacional para las vitrinas de la institución.

Precisamente, el conjunto millonario es el rival argentino con que mayor rivalidad ha gestado Nacional, producto de los ocho enfrentamientos oficiales que incluyen registros en instancias decisivas de la Copa Libertadores de América y la extinta Supercopa Sudamericana. El gol de René Higuita en la Libertadores de 1995 enmarca perfectamente el recuento de cuatro victorias, dos empates y dos derrotas, con el aliciente de que el Verdolaga jamás ha perdido en condición de local jugando frente al cuadro bonaerense.

Juan Pablo Ángel juega un papel fundamental para dimensionar la carga futbolística y emocional que comparten ambos clubes en su rivalidad. Ídolo y referente, con momentos ilustres en cada institución, el ariete colombiano expresó estar viviendo un sueño, un cierre ‘’impensado e inmejorable’’ para su carrera. Con el honor de ser el único jugador en haber marcado para ambos clubes en los enfrentamientos entre sí, Ángel buscará ahora adjudicarse su segundo campeonato internacional, después de haber triunfado en la extinta Copa Intertoto con el Aston Villa.

La última, y por demás única, ocasión en que Nacional disputó una final continental frente a un rival argentino se produjo en la primera edición de la Copa Sudamericana, cuando San Lorenzo amargó la época navideña para la familia verdolaga en 2002. Aquel 0-4 en el Atanasio Girardot se mantiene grabado en la memoria nacionalista, al punto de que hay algunos -temerarios, cuando poco- que, sin disputarse la final, ya piensan en una revancha ante el Ciclón en lo que podría ser la definición de la Recopa Sudamericana 2015.

Por su parte, Independiente es el contrincante que mayor dificultad ha representado para el ‘Rey de Copas’ colombiano, pues el club de Avellaneda, que a su vez ostenta semejante distinción en el ámbito sudamericano, aventaja ligeramente a Nacional en el historial. Además de haberlo dejado por fuera de la Supercopa en dos oportunidades (1989 y 1995), el Rojo ha ganado en tres de las seis contiendas directas y nunca se ha visto derrotado en su estadio.

Entre las más atractivas curiosidades del historial se destacan el empate en Mendoza ante Godoy Gruz por la fase de grupos de la Libertadores 2011, que aparece hasta la fecha como el duelo con la mayor cantidad de goles (ocho en total), y el único triunfo de un elenco colombiano ante Boca Juniors en La Bombonera, siendo esta su última aventura en suelo gaucho por Copa Sudamericana. También cabe destacar que Marcelo Gallardo, ahora entrenador de La banda cruzada, y Elkin Calle, experimentado lateral, son los otros sobrevivientes de los enfrentamientos que han disputado ambas escuadras entre sí.

De las once oportunidades que el duelo colombo-argentino se ha presentado en llaves mata-mata, Nacional ha logrado avanzar a la siguiente fase en seis veces, representadas en una efectividad del 54,5%. El balance general, aunque ajustado, sostiene la idea de un conjunto paisa verdugo, en repetidas ocasiones, de los equipos argentinos. 17 victorias, 8 empates y 11 derrotas engalanan los números de un recuento cuantioso y satisfactorio, ampliado a continuación*:

  • - Independiente 1-1/0-2 (Copa Libertadores 1972)
  • - Rosario Central 0-1/1-3 (Copa Libertadores 1972)
  • - Racing 2-0/1-2 (Copa Libertadores 1989)
  • - Independiente 2-2/0-2 (Supercopa Sudamericana 1989)
  • - Estudiantes 1-0/1-0 (Supercopa Sudamericana 1993)
  • - River Plate 1-0/0-1 (Penales 8-7) (Copa Libertadores 1995)
  • - Argentinos Juniors 2-1/3-1 (Supercopa Sudamericana 1995)
  • - Independiente 1-0/0-2 (Supercopa Sudamericana 1995)
  • - River Plate 2-1/2-2 (Supercopa Sudamericana 1996)
  • - Estudiantes 2-0/0-1 (Supercopa Sudamericana 1997)
  • - River Plate 2-1/0-2 (Supercopa Sudamericana 1997)
  • - River Plate 1-1/3-2 (Copa Libertadores 2000)
  • - San Lorenzo 0-4/0-0 (Copa Sudamericana 2002)
  • - Boca Juniors 4-1/1-0 (Copa Sudamericana 2003)
  • - Rosario Central 1-0/2-1 (Copa Libertadores 2006)
  • - Godoy Cruz 2-2/4-4 (Copa Libertadores 2012)
  • - Vélez Sarsfield 0-1/1-1 (Copa Libertadores 2012)
  • - Newell's 1-0/3-1 (Copa Libertadores 2014)

*En cada resultado, el primer marcador es el obtenido por Nacional. La primera columna pertenece a los juegos disputados en su localía.

VAVEL Logo