Cortuluá: con corazón a Primera División
Foto: Colprensa

Noventa minutos separaban a los dos conjuntos de ls Primera División. Cortuluá con victoria o empate era ascendía, mientras Unión debía ganar para hacerlo. Las condiciones fueron complicadas. Tensión y un marcador vacio, provocaron el delirio de los jugadores, cuerpo técnico e hinchas del equipo 'corazón del Valle'. 

Primer tiempo, táctico pero tosco

Sobre tres cuartos de campo propio se paraba Unión. Cortuluá esperaba, presionaba entre líneas y salía de contragolpe. Un partido inteligente de los dirigidos por Jaime de la Pava. 

Sobre el primer cuarto de tiempo, Magdalena buscaba por lo ancho, tratando de finalizar por el medio, con sus delanteros marcados. Cuando atacaba por el centro, el juego era tosco y trabado. 

Cortuluá plantaba doble línea de cuatro cuando defendía. Los 'bananeros' atacaban pero sin consistencia. Eran poco profundos y las jugadas morían en remates sin sentido o se diluían en la defensa 'panelera'. 

Tras el meridiano de la primera parte, Unión encontraba los resquisios para pisar el área contraria. Cortuluá había perdido presión en la zona medular. Al 35', Peralta recibió dentro de la dieciseis con cincuenta, controló y sacó un remate raso y peligroso; el portero rival respondió y evitó que cayera el primer cero en el marcador. 

Al minuto 38, Julio Chávez fue expulsado por Wilmer Roldan debido a que agrede a Jonnier Viveros con una bofetada en su rostro. Con diez quedó Cortuluá, con diez enfrentó el resto de un compromiso que iba en su contra, pero que le seguía entregando el ascenso a Primera. 

En el filo del primer tiempo, los de Santa Marta soltaron a sus laterales, presionaron arriba para aprovechar el desconcierto de los 'panaleros', que se veían sin luces tras quedar con un hombre menos. Sin embargo, el marcador se mantuvo en tablas. 

Dominio 'bananero'; delirio del 'corazón del Valle'

Unión salió en busca de la apertura del marcador. Al minuto 50, Ríos se elevó dentro del área, metió el testaso pero la esférica besó la red lateral. La salvación estaba a merced del Cortuluá. 

Carlos Rodas era el único atacante del equipo tulueño. Tres defensas le marcaban mientras el resto de los jugadores de Unión, bombardeaban la defensa contraria. Los de Santa Marta subía pero el gol no ascendía al placar, mientras tanto, Cortuluá era de Primera.

Faltando veinte minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, los 'sinues' manejaban la pelota. Sin embargo, el bloque defensivo rival no tambaleaba. Era un monólogo, sin mucho ritmo y por momentos, aburrido. 

En el último tramo de juego, Unión intentaba de media distancia, con centros, balones filtrado pero el cuero no tenía una transcisión limpia hasta los delanteros. La tensión se mantenía dentro y fuera del campo. En el banco de suplente se sufría, sobre todo, Jerry Ortíz y Mina mostraban angustía y lágrimas en su rostro. El epílogo parecía que no llegaría, Cortuluá parecía 'groggy' y Unión estaba más entero. 

En medio del instinto de lograr la anotación, los de Santa Marta cayeron en impresiciones, balones largos sin sentido y mucha indecisión en la zona medular al equipo. La frustración por ello no se hizo esperar y sobre el minuto 93, Alexander Jaramillo tras una fuerte entrada sobre Ibargüen, recibía su segunda amarilla que suman un roja. Igualdad de condiciones para los dos conjuntos. Los 'bananeros' no aprovecharon el hombre de más y con ello, la factura de finalizar con diez dentro del campo. 

Wilmer Roldan decretaba el epílogo más sufrido de los Cuadrangulares. El empate a cero en el placar. Los pulmones del 'corazón del Valle' se inflan para gritar: "¡Somos de Primera!". El telón de los Cuadrangulares de Ascenso, ha caído. Unión liquidó su mejor oportunidad de ascender dentro de los diez años que mantiene en Segunda División. Cortuluá la tuvo y ahora, es el equipo número veinte de la Liga Águila 2015. 

Así lo vivimos en VAVEL

VAVEL Logo