Expediente: América de Cali, primer campeón de los torneos cortos en Colombia
América dando la vuelta olímpica en el Atanasio Girardot. El colombiano.com

Expediente: América de Cali, primer campeón de los torneos cortos en Colombia

Un día como hoy, 19 de Junio del 2002, se definía la primera final de los torneos cortos implementados en aquel año. Y el campeón era el América. Dio la vuelta olímpica en el Atanasio Girardot de Medellín.

Sebasamerica1927
Sebastian Rivera Montes

Más que la primera final de los torneos cortos, que es el sistema de torneo que actualmente nos rige, es quizás la gran final que ha dado nuestro fútbol profesional colombiano enlos últimos años, al menos en el presente siglo.

Pues sin duda alguna, se enfrentaban los dos equipos con más hinchada en todo lo largo y ancho de nuestro país. Las únicas dos escuadras que se pueden dar el lujo de decir que tienen hinchas en todos los departamentos de Colombia. Y por si fuera poco, son los dos equipos que más rivalidad también tienen en nuestra nación. Se enfrentaban los antiguos equipos del Cartel de Cali y Medellín, Miguel Rodríguez Orejuela - Pablo Escobar. Se confrontaban los equipos colombianos que muy seguramente mas veces se han enfrentado por Copa Libertadores.  Los que alguna vez protagonizaron un duelo internacional en los Estados Unidos y en el cual salieron victoriosos los vallecaucanos con tanto de Anthony 'el pitufo' De Ávila al arquero René Higuita, quien fue una de sus víctimas preferidas en los años 90s.

Era el duelo de dos regiones, los paisas - los vallunos. En la dirección técnica del América estaba al mando del caleño Jaime De la Pava, mientras por el lado del Nacional se encontraba el Antioqueño Luis Fernando Montoya, al mando de los verdolagas. Un duelo nada endeble, ambos equipos contaban con una muy buenos jugadores en sus filas, Nacional tenía a nada más ni nada menos que a Faustino Asprilla en sus filas, acompañado de Oscar 'el chico' Restrepo, y Freddy 'el totono' Grisales, Iván 'la champeta' Velázquez entre otros.   Por otro lado América no se quedaba atrás, quien gozaba del experimentado arquero uruguayo Luis Barbat en el arco, del lateral izquierdo Foad Maziri, de William 'el toro' Zapata en el medio campo con Edison 'el guigo' Mafla, David Ferreira y adelante Julián Vásquez 'el señor del gol' acompañado de Jairo 'el tigre' Castillo.

América ya había pegado primero, en la ida en Cali. Pues los escarlatas habían ganado 2-1 en el Pascual Guerrero y aunque fuera mínima  la ventaja, al parecer fue suficiente para plantear muy bien el partido en Medellín y no solo ganar la llave, sino ganar cada uno de los dos partidos en los 90 minutos, sacándole 6 de 6 a su rival en aquella gran final.

El partido: A comienzo del juego, Nacional asusto a la hinchada americana, con un tiro de media distancia del 'totono' Grisales que se estrelló en el palo. Pero no fueron muchas las llegadas del elenco verdolaga, los minutos fueron pasando y América encontraba espacios para irse en ventaja, Jairo 'el tigre' Castillo desperdicia también en el primer tiempo, una clara oportunidad para los diablos.

En palabras de Javier Hernández Bonnet: “fue un partido jugado con mucha ansiedad por Nacional, que era el que tenía la necesidad de remontar el resultado a como dé lugar”. En cambio América en palabras de Iván Mejía: “gozó de una tranquilidad impresionante, una seriedad, un gran manejo táctico. Y Recordemos que es (en ese momento era) la segunda victoria consecutiva del América, allá, en Medellín”. Pues América venía seis meses antes de ganarle también en los 90 minutos al Deportivo Independiente Medellín, en la finalísima del año 2001, la última de los torneo largos en nuestro fútbol profesional colombiano.  

Para la segunda parte, el control del América era aún mucho más. El equipo de De la Pava hacia constantes cambios de frente, estudiaba muy  bien el partido, William Zapata desde el medio campo se comió la cancha, al igual que David Ferreira con muchas de sus tan recordadas cabalgatas gracias a su gran velocidad. Y los espacios que dejaba el Atlético Nacional, eran cada vez más. Hasta que llegó la anotación de Jairo Fernando Castillo hacía el arco de sur, pasando el balón fríamente entre las piernas al arquero Milton Patiño tras centro y pase gol de Julián Vásquez. Así que, sobre el minuto 23 de la segunda parte, los diablos rojos del Valle con esa anotación, parecían sentenciar la final, a falta de no más de 25 minutos para el final, ya se encontraban por dos goles más en ventaja.

Los últimos minutos fueron prácticamente que de trámite, no se presentaron opciones claras de gol por parte de Nacional, que cada vez más se desesperaba. Y con el pasar de los minutos, veía el cuadro local como su gente abandonaba el estadio, resignada ya a la derrota de su equipo ante su máximo rival a vencer. Hasta que llegó el momento en que el central del partido, el señor  Jorge Hernán Hoyos que no incidió para nada en el resultado, toma el balón y decreta el final del partido y a su vez significaba la traída de la estrella 12 en ese entonces para América, desde la capital de la montaña.

El festejo: Se prendía entonces la tradicional avenida sexta en la ciudad de Cali, los barrios Terrón Colorado, El Troncal, Benjamín Herrera, La Base, Miraflores, Los Libertadores, San Antonio, El Obrero, El Sindical, Marroquín, Marianos Ramos, El Diamante, Siloé, Ciudad Córdoba, Cristóbal Colon, Calima, Floralia, Los Álamos, La Merced entre muchos otros en la sucursal del cielo. Candelaria, Yumbo, Palmira y Jamundí también se volvían fiesta, al son de canciones de Roberto Roena, El Gran Combo de Puerto Rico, así como temas del grupo Niche como Buenaventura y Caney, Mi Valle del Cauca y precisamente “el himno de Fe y Alegría”, canción de la orquesta salsera de Jairo Varela, dedicada precisamente al América de Cali. Todo era celebración roja, al igual que los distintos departamentos de nuestro territorio nacional como Nariño, el Tolima, Risaralda, Huila, Cundinamarca con su querida Bogotá, los Santanderes con su frontera a Venezuela en la ciudad de Cúcuta, era el triunfo de una pasión de origen popular.

Se convertía América así, no solo en el primer campeón de los torneos cortos, sino que en ese momento era el campeón del Siglo XXI en Colombia. Y por si fuera poco, también era el tricampeón del fútbol colombiano, ganando dos de esos tres títulos, con el antiguo formato de campeonato a un año, y no a seis meses como ahora.   A su vez conforma una de las cinco de las seis finales, que los equipos del Valle han derrotado a los de Antioquia, venciendo América en el 2001 y 2008 al Medellín, 2002 al Nacional. Y el Deportivo Cali derrotando recientemente al Medellín y en Enero del 2014 ganandole la super liga al Nacional.

VAVEL Logo