José Pékerman, pasado albiceleste y presente tricolor
Fotomontaje VAVEL

José Pékerman, pasado albiceleste y presente tricolor

Este viernes, argentinos y colombianos definirán un lugar en la semifinal de la Copa América Chile 2015. En VAVEL repasamos la historia del entrenador argentino en ambas selecciones, con miras a esta 'final adelantada'.

juancho-serrano
Juancho Serrano

Luego de su retiro del fútbol en 1977 con el Independiente Medellín, el entrenador argentino José Néstor Pékerman comenzó su etapa como entrenador en 1981, dirigiendo a  las divisiones juveniles de Chacarita Juniors, luego pasó por Colo Colo de Chile y Argentinos Juniors, siempre trabajando en categorías formativas. 

Tras varias idas y vueltas, Pekerman alternó la dirección técnica con varios trabajos para sostener a su familia, entre ellas fue taxista en Buenos Aires. 

El desafío de encarar la selección argentina juvenil 

Foto: infobae

En 1994 su proyecto fue elegido por la AFA, dicho esquema lo convirtió en el entrenador de las categorías juveniles de la Selección Argentina Pékerman comenzó su trabajo serio, medido y calculador, donde su experiencia de más de una década dirigiendo juveniles, avalaban sus labores. Su ciclo con la albiceleste comenzó en 1995, logrando el tercer lugar en el Mundial Sub-17 de Ecuador con jugadores de la talla de Pablo Aimar y Esteban Cambiasso.

Ese mismo año dirigió la Sub-20 en el Mundial de Catar, donde obtuvo el título de la mano de jugadores como Juan Pablo Sorín, Gastón Pezzuti, Ariel Ibagaza, entre otros.

En 1997, vuelve a dirigir la Sub-17 en el Mundial de Egipto, pero no logra pasar los cuartos de final. Luego de lograr el Sudamericano Sub-20 en Chile, clasifica al Mundial de Malasia, donde contó con una generación destacada encabezada por Juan Román Riquelme. Ese fue su segundo mundial consecutivo logrado con el equipo albiceleste, el tercer trofeo en la historia de esta categoría.

En el año 1998, logró el Torneo Esperanzas de Toulón, y para 1999, tras lograr el sudamericano Sub-20 de Argentina, disputó el Mundial de la categoría en Nigeria donde llegó a los octavos de final.

En el año 2001, Argentina fue el organizador del Mundial sub 20, José Pékerman nuevamente tenía una nómina de lujo, en la que se destacaban jugadores de talento como Javier Saviola, Patricio Coloccini, Maxi Rodríguez, Andrés D Alessandro, Leandro Romagnoli. Fue una actuación brillante de principio a fin, en esta competición orbital, logró respetar su casa y lograr el cuarto mundial juvenil para su país, el tercero en su cuenta personal. 

Luego de la serie de éxitos en las categorías juveniles, Pékerman asumió la coordinación general de la Selección Argentina. En el año 2004 fue su debut fue con victoria por 4-2 a Uruguay en las eliminatorias sudamericanas, dicho partido se jugó en el Estadio Monumental de Buenos Aires.

La selección mayor y un Mundial de sinsabores 

Foto: Fútbol Honduras

Con la selección mayor logró la clasificación al Mundial de Alemania 2006, y para Pékerman era todo un desafío, dado que la mayoría de los jugadores que integraban esta categoría ya los había tenido en la Sub-17 y Sub-20.

En el Mundial, y tras tener un gran paso en la fase de grupos y octavos de final ante México, en los cuartos de final se veía las caras con Alemania. Luego de un partido muy difícil, los locales derrotaron por penales a la albiceleste.  Tras la eliminación anunció en una conferencia de prensa, que dejaría su cargo como director técnico de la Selección Mayor: "Yo creo que esto se terminó, es el fin de un ciclo y no voy a continuar", fueron las tajantes palabras del entrenador. 

Llegó el reto de Colombia y el renacer como seleccionador

Tras la experiencia en el fútbol mexicano, donde no logró una regularidad deseada, en 2012, decidió asumir el reto de dirigir a la Selección Colombia, un país que tenía buenos jugadores y salvo la obtención de la Copa América 2001, desde Francia 1998 no sabía lo que era competir en un mundial de mayores. 

Pékerman se trazó un objetivo de cambiar la mentalidad al país, incorporando métodos de entrenamiento, códigos de conducta, poniéndo límites a la prensa, representantes y el público en general. Allí también definió como Barranquilla 'la casa de la selección' y su fortín que a la postre, le diera la clasificación al Mundial de Brasil 2014.

Sus lazos con Colombia fueron una de las razones por las cuales quizo ser el entrenador de su selección. Jugando en el DIM, José tuvo su hija mayor en Medellín, además de haber vivido grandes momentos con el poderoso de la montaña que lo motivó a trabajar por este país que tan bien lo acogió en su época de jugador. 

El éxito de un gran trabajo, sumado con los grandes jugadores que le ha tocado la fortuna de entrenar, ha hecho de Colombia una de las mejores selecciones del mundo. El 11 de octubre de 2013, Colombia logró clasificarse al Mundial Brasil 2014, al igualar 3-3 ante Chile en un partido muy complicado y que perdía 0-3, logrando así, después de 16 años, volver a una Copa Mundial.

Al finalizar las eliminatorias sudamericanas, Colombia sumó 30 puntos con +13 en el gol diferencia, ubicándola en la segunda posición de la tabla y consagrando su liderazgo como cabeza de serie o grupo en el sorteo del Mundial Brasil 2014.

Brasil 2014, un Mundial de ensueño

Llegó el momento de Brasil 2014, el segundo mundial de mayores para José Pékerman, y la quinta oportunidad para Colombia de competir en el evento más importante del fútbol mundial. El grupo era complicado desde el vamos, siendo cabeza de serie esquivaría a priori un gigante europeo. Sin embargo, Grecia, Japón y Costa de Marfil, pintaban como equipos exigentes y de cuidado.

El resultado no pudo ser mejor, tres victorias, nueve puntos y finalizando como primero en su grupo. En los octavos de final se vería las caras con la siempre difícil selección de Uruguay, quien había finalizado cuarta en el pasado Mundial de Sudáfrica 2010. 

Aquella tarde-noche en el estadio Maracaná fue conmovedor y glorioso, vencer 2-0 al equipo charrúa, el del maracanazo, el siempre dificil equipo uruguayo, encaminó a que se podía avanzar unas mayores fases. En cuartos de final, Brasil le puso fin al sueño mundialista con un 2-1 sin atenuantes. Colombia demostró que pudo lograr una gran participación mundialista, con base a la humildad, el trabajo duro y dedicado, también dejó como goleador a James Rodríguez, pilar fundamental en el esquema del entrenador argentino. 

Suspenso de la renovación y la Copa América 2015

Foto: Infobae
Foto: Infobae

Y es que no fue fácil renovar el contrato de José Pékerman. El gran artífice de una memorable participación mundialista, era aclamado por los cerca de 48 millones de colombianos para que siguiera otro ciclo exitoso al comando de la Selección mayor. Luego de acordar la renovación hasta el 2018, Pékerman comenzó a preparar lo que será la competencia en la Copa América Chile 2015. 

El grupo no iba a ser fácil con Venezuela, que siempre deja la piel, Brasil, que era de cuidado y Perú, que ya había eliminado a Colombia en la pasada edición, eran los escollos para la tricolor.

El primer partido dejó muchas dudas y sinsabores con la derrota 1-0 ante la vinotinto y forzaba a sacar un gran resultado ante Brasil quien a la cabeza de Neymar, venció a Perú sobre la hora. Llegó la segunda jornada y el scratch se le planteó de manera férrea y con menos lirismo que cualquier otro equipo carioca, mostró la entereza y el manejo del seleccionador.

El triunfo ante la canarinha por 1-0 demostró que se puede ganarle a cualquiera, el trabajo táctico fue interesante y la mayoría del plantel que juega en el fútbol europeo ya estaba acostumbrado a las inclemencias del clima y de juego. El último partido ante Perú, mostró un juego en conjunto y una solidez defensiva, pero la falta de definición resignó un triunfo, y apenas se pudo rescatar un empate.

La diosa fortuna depositó a Colombia en cuartos, quizás el destino muestra un obstáculo que se pueda sortear, los equipos de Pékerman asumen retos interesantes y muestran en los momentos más dificiles, la mejor cara. 

Datos con la selección Colombia

Con el combinado cafetero ha disputado 36 partidos entre amistosos, Eliminatorias y Mundial Brasil 2014 y Copa América Chile 2015, con 24 victorias, siete empates y cinco derrotas. Actualmente ocupa el cuarto lugar en el escalafón de la FIFA.

Datos con la selección Argentina

Con la selección Argentina ha disputado 122 partidos entre equipos juveniles Sub-17, Sub-20, Sub-23 y mayores, donde ganó 80, empató 19 y cayó en 23 oportunidades. Ganó tres mundiales juveniles (1995-1997-2001), dos sudamericanos Sub-20 (1997-1999) y un Torneo Esperanzas de Toulón (1998).

VAVEL Logo