De Manchester a Londres: Falcao emigra al Chelsea
Foto: @ChelseaFC

El Daily Mail irrumpió en el mercado de verano con su anuncio. The Sunday Times reafirmó los rumores y la cadena Sky Sports aportó detalles a la transferencia. Si bien todo se manejó en el modo condicional, en el mundo de los probables, los medios internacionales reprodujeron las versiones de sus homónimos británicos. Las declaraciones de José Mourinho ofrecieron más de un titular en referencia a sus intenciones, pero ninguna de las versiones se había oficializado. Al menos hasta esta mañana.

‘’Chelsea FC se complace de anunciar que se ha llegado a un acuerdo con el Mónaco por el préstamo de Falcao’’, publicó el equipo de la capital británica en su cuenta de Twitter, dando así la bienvenida al jugador que hace un trienio les había privado de levantar la segunda Supercopa de Europa en su historia. Fichaje soñado para el adiestrador Blue, quien afirmó estar tras las huellas del Tigre desde aproximadamente tres años, cuando lo tuvo como adversario en su etapa a cargo del Real Madrid.

A la presunta cifra de cinco millones de libras esterlinas se sumó el traspaso de Mario Pasalic, el mediocampista croata que había sido cedido al Elche FC para mantener la continuidad de su juego mientras ganaba experiencia al más alto nivel de competencia. Incluido en la negociación por los servicios del samario, el ex Hajduk Split pasará a defender los intereses de la escuadra del Principado.

Los vigentes campeones de la Barclays Premier League se dieron a la búsqueda de un delantero que pudiera no solo llenar el vacío que deja la partida de una de sus máximas leyendas, el marfileño Didier Drogba, sino que contara con la jerarquía necesaria para satisfacer las exigencias de un club que aspira a recuperar el lugar que alcanzó en 2012 al ganar la UEFA Champions League. Fue allí donde Falcao encajó.

El máximo goleador en el registro histórico de la Selección Colombia tendrá, por su parte, la oportunidad de comenzar la reedición de su imagen, del curriculum vitae que había compuesto en los equipos donde había militado antes de la rotura de ligamentos cruzados y que lo había posicionado como uno de los atacantes más intrépidos en la élite del balompié mundial.

Pese a haber anotado solo cuatro goles en 1495 minutos de vacilaciones e intrigas bajo el mando de Louis van Gaal, Radamel recibió el voto de confianza de su nuevo entrenador para comandar la ofensiva del conjunto azul junto a Diego Costa y reencontrarse con otros viejos cómplices de sus gloriosos días en el Atlético de Madrid, como Thibaut Courtois y Filipe Luis. El fútbol inglés conserva las puertas abiertas para el embajador que no pudo escribir historia en Manchester, pero que espera hacer las paces con las redes en su llegada al oeste de Londres.

VAVEL Logo