Igualdad total en la 'ciudad bonita'
Foto: Vanguardia Liberal

Atlético Bucaramanga y América de Cali, dos nombres reconocidos en el fútbol colombiano se enfrentaban nuevamente en la segunda división. En esta ocasión, la importancia del compromiso era mayor debido a que ambas instituciones necesitaban sumar unidades para desprenderse del resto de sus rivales del grupo A, un cuadrangular muy apretado ante la igualdad de puntos por parte de todos los integrantes.

El marco en el que se presentó el encuentro no podía ser otro que uno de primera división. Un lleno casi total en  el estadio Alfonso López, donde no importó que fuera un día entre semana y frío para ir a disfrutar del fútbol. El ambiente de fiesta y unión estuvo presente en cada tribuna del recinto, donde el color amarillo era claro predominante a simple vista.

El partido comenzó sobre la hora indicada, ocho de la noche. Atlético Bucaramanga partía con una mayor responsabilidad de conseguir los tres puntos debido a su condición de local. No había transcurrido el primer minuto de juego en su totalidad, cuando se dio la primera infracción del encuentro. Una acción sobre un hombre americano tras el saque inicial ‘escarlata’. Desde ese momento quedó en claro que sería un partido fuerte y con mucho choque.

Ambos equipos salieron con nervios al campo de juego y respeto hacia su rival. Durante los primeros minutos del partido no hubo un dominador claro, sin embargo, América logró hacerse más con la posesión de la pelota, aprovechando la recuperación del esférico ante tanto pelotazo por parte de ambas escuadras. Bucaramanga comenzó a reaccionar después del primer cuarto de hora y se notó más incisivo en busca del área rival. Opciones claras para anotar no hubieron sino hasta el minuto 23, cuando a través de un tiro libre, producto de una infracción al borde del área sobre Luis Payares, Víctor Zapata por poco convierte el primero para el equipo ‘leopardo’, sin embargo Carlos Bejarano se encargó de aguar la fiesta con una espectacular atajada a su palo derecho.

La oportunidad más clara para el América de Cali en la primera parte estuvo en la cabeza de Ernesto ‘Tecla’ Farías, quien sobre el minuto 29 de juego recibió  un centro desde la derecha que logró conectar de manera incómoda, pero logró asomar algo de peligro al área ‘leoparda’ y así avisó de su presencia en el compromiso. Por parte del equipo local, la pelota quieta continuó siendo un recurso importante para aproximarse más a la portería de Carlos Bejarano. Zapata intentó nuevamente mediante un tiro libre desviado y César Amaya se acercó mediante un cabezazo, producto de un cobro de tiro de esquina de Daniel Cataño, que se fue por arriba del pórtico ‘escarlata’. 

El encuentro se calentaría por momentos, producto de las infracciones, el fútbol fuerte y los constantes roces en el desarrollo del juego por parte de ambas escuadras. Bucaramanga terminaría la primera parte del compromiso con sus dos volantes de contención amonestados, Carlos Giraldo y Luis Sierra, además de Daniel Cataño y Luis Aníbal Mosquera. América en cambio se iría al vestuario con Néider Morantes y Amílcar Henríquez "coloreados" de amarillo, por parte del árbitro central, Juan Pontón.

La segunda parte inició sin variantes en los 11 jugadores de ambos equipos. El equipo ‘leopardo’ salió a jugar en territorio del América, mientras que éste en ocasiones se limitaba a ceder terreno y esperar sin preocupaciones para llevar a cabo una arremetida en contra del equipo bumagués. El encuentro por momentos intentaba salirse da la rutina de los pelotazos y el choque, sin embargo estas dos características fueron predominantes en la mayoría del juego.

La pelota quieta sería la encargada de facilitar el primer gol del encuentro. Pues desde un tiro de esquina ejecutado por Néider Morantes llegaría el gol ‘escarlata’. Sobre el minuto 62 el volante antioqueño levantaría el balón con una calidad a la cual ya tiene acostumbrados a los amantes del fútbol colombiano,  Dairín Gonzales sería el encargado de arrastrar la marca de varios hombre del 'auriverde' para que el balón le cayera de manera perfecta al atacante argentino, El ‘Tecla’ Farías y así convirtiera de pierna derecha la ventaja para el equipo de Cali.

La alegría y celebración americana no duraron mucho tiempo. Pues un minuto después el  Atlético Bucaramanga lograría volver a poner el marcador de juego  igualado. El ‘leopardo’ salió del centro de juego dispuesto a conseguir el empate lo más rápido posible y lo consiguió. Después de una serie de ventajas que dio el América de Cali en defensa, el extremo ‘leopardo’, Maicol Balanta encaró y dejó en el camino a Amílcar Henríquez y desde la derecha envió un denominado ‘pase de la muerte’ para que César Amaya solo empujara el balón al fondo de la red.

Los goles le vinieron mejor al equipo de la ‘ciudad bonita’, que intensificó sus labores de ataque en busca de la anotación de la vitoria. América continuó con su estrategia de calma y cero riesgos, pues el punto de visitante no caía nada mal a los dirigidos por Alberto Suárez. Sin embargo se siguieron generando opciones para que ambos equipos se pudieran ilusionar con los tres puntos. John Stewart García tuvo la última opción clara para el equipo local tras un centro desde la izquierda por parte de Cataño, en el que el atacante chocoano impacto de cabeza el esférico y éste rozó el poste derecho de la portería de Bejarano. En el tiempo de adición el guardameta del equipo 'leopardo', Andrés Mosquera, salvó la caída de su equipo al atajar un cabezazo certero del ‘Tecla’ Farías. 

Al final el compromiso terminó en emapte, iguañdad que beneficia al América de Cali por sumar un punto fuera de casa y ante un rival directo como es el Bucaramanga. Para el equipo ‘auriverde’ queda la sensación de amargura tras no poder dejar en casa tres puntos vitales para continuar su lucha por el ascenso. Ambos equpos suman 4 puntos en el grupo y se verán nuevamente las caras el próximo lunes 23 de noviembre en el estadio 'Pascual Guerrero' de Cali, en un encuentro que puede marcar el destino de ambas instituciones en la consecución de un cupo en la máxima categoría del fútbol colombiano.

VAVEL Logo