Especiales VAVEL Atlético Nacional 2016: Copa Libertadores
El 27 de julio llegó la segunda Copa Libertadores para Atlético Nacional. | Fotomontaje: VAVEL Colombia

En esta serie de especiales sobre Atlético Nacional llegamos al clímax del año, la misteriosa, histérica, desafiante y apasionante Copa Libertadores regresaba a las montañas antioqueñas para quedarse tras 27 largos años.

De la mano de Franco Armani, el liderazgo de Alexis Henríquez, la visión de Sebastián Pérez, la garra de Alex Mejía, la magia de Macnelly Torres, la alegría de Alejandro Guerra, la chispa de Marlos Moreno y los goles de Miguel Borja, fueron algunos de los 25 seductores más las tácticas de Reinaldo Rueda, quienes convencieron a la más deseada hacerle compañía a su hermana del 89 y quedarse para siempre en las vitrinas verdes. 

Comienzo a paso fuerte

Marlos Moreno fue la revelación de la fase de grupos con sus goles y su destreza con el balón. | Foto: EFE
Marlos Moreno fue la revelación de la fase de grupos con sus goles y su destreza con el balón. | Foto: EFE

Tras obtener el torneo finalización 2015 en una apasionante serie de penales ante Junior de Barranquilla, Atlético Nacional llegaba al grupo 4, donde lo esperaba Huracán de Argentina, Peñarol de Montevideo y Sporting Cristal del Perú. 

El camino comenzó en el mítico Tomás Adolfo Ducó de Buenos Aires, tras el hecho sufrido en Venezuela por el 'Huracán de los milagros', los 'verdes' en esa ocasión vestidos de negro, dieron cuenta con un 2-0 lapidario bajo una gran actuación del canterano Marlos Moreno quien marcó uno y puso el segundo para que Orlando Berrío sentenciara la contienda. 

Para el segundo juego del grupo, Atlético Nacional recibió a 'casa llena' al subcampeón peruano Sporting Cristal. Los duelos entre estos equipos han brindado emociones por ambos bandos y esta no era la excepción. Tras una media hora de partido de intentos por parte del local, Dávinson Sánchez abrió el marcador con un fuerte cabezazo. Minutos más tarde, el vallecaucano Jonathan Copete amplió la diferencia con un gran remate que dejó sin opción al arquero Diego Penny.

En la segunda parte y a pesar de los intentos por defenderse en la visita, llegó el tercero y definitivo gol por intermedio de Marlos Moreno quien se iba convirtiendo en el goleador del equipo en el certamen. 

El tercer partido, un viejo conocido del 2012, Peñarol de Uruguay regresaba al 'coloso de la 74'. Los 'verdolagas' seguían con el 'pie caliente' y con goles de Daniel Bocanegra y Marlos Moreno sellaron una victoria con aroma a clasificación. 

Para el cuarto encuentro, un empate le bastaba a los dirigidos por Reinaldo Rueda para decir presente en los octavos de final. No obstante, el mundialista estadio Centenario vio como los colombianos impartían cátedra de fútbol, un 0-4 con goles de Jonathan Copete, Daniel Bocanegra, Orlando Berrío y Luis Carlos Ruíz, sentenciaron una clasificación más que merecida. 

El quinto partido en Lima, Nacional se disfrazó de juez para Sporting Cristal, los 'celestes' tenían la primera opción para acompañar a los 'verdolagas' en la siguiente fase. Sin embargo, los antioqueños estaban insaciables y querían ser los mejores de la fase de grupos. Con un gol de Víctor Ibarbo se llevaron la victoria y un fabuloso rendimiento óptimo que les aseguró el primer lugar de la tabla de los primeros. 

Llegó el último partido de la fase de grupos, Huracán venía a Medellín con la necesidad de sacar un empate como mínimo para prolongar una fase más su estancia en la Copa. Mientras que para Nacional era un partido para ganarlo, terminar con 18 de 18 y pasar a la historia como el mejor equipo de la fase de grupos. 

El partido careció de llegadas, fue un tanto soso y el 0-0 fue un resultado más que justo. Al final, ambos equipos avanzaron e irónicamente se iban a enfrentar en los octavos de final. 

Nacional terminó como el mejor de los primeros con 16 puntos, 12 goles a favor y ninguno en contra. Números para el gran favorito a levantar la Copa Libertadores al final de este extenuante recorrido. 

Octavos 'pinchando' el globo

Foto: A puro gol
Foto: A puro gol

Atlético Nacional y Huracán se verían las caras por tercera vez en esta misma Copa. Primero y segundo del grupo 4 tenían que luchar por un lugar en los cuartos de final. Los 'verdes' partieron como los favoritos para avanzar de fase, pero al frente estaba un 'globo' cada vez más inflado por lo que hicieron sus coterráneos San Lorenzo y River en las ediciones anteriores, quienes entraron por la ventana y terminaron llevándose la Copa. Todo un duelo con pronóstico reservado.

La ida fue digna de un partido 'mata-mata', patadas, golpes, jugadas para ambos flancos. Marcos Díaz y Franco Armani se encargaron de negar el grito sagrado en más de una ocasión. Con un 0-0 lapidario dejaron toda la suerte para la vuelta en Medellín. 

La vuelta continuó con el coraje y la 'batalla' dentro y fuera del campo. Víctor Ibarbo desde el punto penal abrió el marcador tras casi media hora de juego, minutos más tarde, Cristian Espinoza le daba la paridad al equipo de Parque Patricios. Así se irían al descanso con la ventaja en el gol de visitante para el 'globo'. 

Para la segunda mitad, Alejandro Guerra se vistió de 'killer' y con un doblete puso de cara el partido en favor del local. Ramón Ábila se inventó una tijera acrobática que dejó sin aliento a los más de 42.000 espectadores en el Atanasio Girardot, el 3-2 apretaba el paso hasta que en el final Jonathan Copete marcó el cuarto y definitivo, dándole el pase más que justo para los dirigidos por Rueda. 

El grito 'canalla' de Berrío dio el pase a cuartos

Foto: AFP
Foto: AFP

Ya en cuartos de final, Atlético Nacional enfrentaba a otro equipo argentino, se trataba de Rosario Central quien había despachado sin problemas a un débil Gremio de Porto Alegre. En la ida disputada en el 'Gigante de arroyito', ni la gran actuación de Franco Armani evitó que el 'verde' cayera 1-0 con gol de Walter Montoya. 

El equipo 'verdolaga' tuvo la posesión del balón en varios pasajes del encuentro,  aunque contó con algunas posibilidades, especialmente en el segundo tiempo, no supo concretar. Con errores que le costaron el gol y le causaron momentos en donde aparecia la figura salvadora de Armani.

La vuelta en Medellín tuvo un clima pesado desde el comienzo hasta el final, un penal al comienzo del partido en favor del 'canalla' Marcos Ruben lo transformó en gol, el panorama era desolador con dos goles abajo y un juego eficiente del equipo argentino. Macnelly Torres en la agonía del primer tiempo igualó el marcador. No obstante, faltaban dos goles más para clasificar. 

La segunda parte mostró un mejor juego en el local, el segundo gol llegó a través de Guerra en el amanecer de la etapa complementaria cuando los 'verdes' hacían más por el resultado. Pero Central esperaba y atacaba, generaba peligro y hacía figura nuevamente a Franco Armani.

Pero en el último minuto, cuando los ánimos cundían entre los nervios, la histeria y el Atanasio era una caldera, una pelota de Andrés Ibargüen que sirve para que Alexis Henríquez la baje al corazón del área, el balón quedó para que Orlando Berrío mandara la pelota al fondo de la red y desatara la locura 'verdolaga'. El cartagenero entró en la historia gloriosa de Nacional con ese gol que valió un pase a semifinal. 

Sao Paulo y otra batalla en busca de la Gran Final 

Foto: EFE
Foto: EFE

Luego de la Copa América Centenario, Nacional con Miguel Borja como principal refuerzo para la semifinal enfrentaba a Sao Paulo por un lugar en la Gran Final. 

Con un partido táctico y bien jugado por parte del equipo 'verdolaga', pudo aguantar la arremetida del 'tricolor paulista' en el primer tiempo y aprovechó el hombre de más que tenía luego de la expulsión de Maicon. 

La etapa complementaria estuvo a favor de Atlètico Nacional, allí aparecieron varios protagonistas: el siempre aplicado Franco Armani, Alexander Mejía fue eje en medio campo y Miguel Borja tuvo el debut soñado al convertir por duplicado.

Con el 2-0 a su favor, Nacional le bastaba mantener el resultado en su casa donde no perdía desde la edición 2015 para lograr su pasaje a la Gran Final. 

Con un gran marco en el estadio Atanasio Girardot, colombianos y brasileños batallaban codo a codo. Jonathan Calleri anotó de cabeza el gol que puso en ventaja al Sao Paulo al minuto 9, pero Miguel Borja igualó minutos más tarde y aseguró de penalti a los 78 minutos el 2-1 definitivo que le significó al  cuadro colombiano disputar su tercera final en la Copa Libertadores. 

Atlético Nacional - Ind. del Valle, la final del pacífico

Foto: Colprensa
Foto: Colprensa

180 minutos separaban a Atlético Nacional de hacer realidad su 'sueño continental'. Al frente tendría al modesto Independiente del Valle, el equipo ecuatoriano fue avanzando con un bajo perfil pero dejando en el camino a River Plate, Pumas y Boca Juniors.  La revelación del torneo recibía a los 'verdolagas' en el estadio Olímpico Atahualpa con todo un país volcado a sus colores azul y negro. 

La ida en Quito fue un partido típico de final; áspero, duro, con llegadas para ambos lados. Orlando Berrío abrió el marcador en el primer tiempo con un potente derechazo, pero Arturo Mina sobre la hora del encuentro anotó el 1-1 que dejaba viva la final y con un capítulo por escribir en Medellín. 

Foto: EFE
Foto: EFE

Los días anteriores al 27 de julio fueron festivos en la ciudad de Medellín. No se hablaba en cada calle, en cada esquina sino de este gran encuentro. Las boletas volaron tan pronto salieron a la venta, muchos hinchas desde otras partes del país y el Mundo llegaron a la 'bella villa' para estar en el estadio o vivir la fiesta en la periferia de un hecho sin precedentes. 

El otrora 1989 tuvo que ser en una ciudad ajena, venía de caer en Paraguay 0-2 y aunque el optimismo estaba a flor de piel, es incomparable la alegría y el gozo conforme se acercaba la hora del partido. 

Comenzó el partido y Nacional quiso ganarlo desde el vamos, Miguel Borja y compañía generaban opciones que eran imprecisas o las controlaba el arquero paraguayo Librado Azcona. Pero llegó ese minuto 9, esa caricia a la red del 'pintor del gol' Borja, las lágrimas de alegría, los abrazos, el cariño despertado en esos instantes conmovieron a todo el Mundo. 

Pese a que solo un gol los separaba, los ecuatorianos les faltó manejar sus propios demonios y tener esa misma ambición con la que salió librado de canchas hostiles como el Monumental, el Universitario o la Bombonera. 

Cuando Néstor Pitana decretó el final del partido, la Copa Libertadores llegara por segunda vez a la institución antioqueña era más que un gusto para sus hinchas, fue el premio al arduo trabajo que se vino realizando con varios entrenadores, jugadores y planteamientos.  

Los dirigidos por Rueda, le dieron al equipo “verdolaga” el segundo título de Libertadores al 'Rey de América' en Colombia luego de a verlo conquistado  el 31 de Mayo de 1989 de la mano del profesor Francisco Maturana en la cual hicieron historia al sumar 33 puntos en esta edición imponiendo un nuevo récord, dejando así a Boca Juniors de Argentina que contaba antes con 32 puntos.

Foto: Colprensa
Foto: Colprensa

Datos de la Copa

Atlético Nacional fue el mejor equipo de la fase de grupos con 16 puntos, 12 goles a favor y ninguno en contra. 

En los enfrentamientos directos, los dirigidos por Rueda disputaron seis encuentros: 2 en octavos, 2 en cuartos y 2 en semifinales. Con el sigueinte saldo: 4 victorias, 1 derrota y 1 empate, 11 goles a favor y 5 en contra.

Atlético Nacional disputó 12 partidos, venciendo a 9 de ellos, empatoó en dos y solo perdió una vez. Festejo en 23 oportunidades y solo le encajaròn 5 veces, para una diferencia de +18. En cuanto a puntos, logró 29 y su rendimiento fue de 80,5 por ciento.

27 años demoró para volver a ganar una Copa Libertadores, es el sexto título internacional, el palmarés lo completa: 2 Copas Interamericanas, 2 Copas Merconorte y 2 Copas Libertadores. 

Miguel Borja igualó a Albeiro Usuriaga marcando cuatro goles en semifinales de la Copa Libertadores con Nacional. 

VAVEL Logo