Especiales VAVEL Atlético Nacional 2016: Copa Sudamericana
Del éxtasis a la agonía, una final que no pudo ser y una hermandad eterna. | Fotomontaje: VAVEL Colombia

Especiales VAVEL Atlético Nacional 2016: Copa Sudamericana

El club antioqueño vivió uno de los años más prósperos de su historia y en VAVEL Colombia repasamos los mejores momentos de su temporada estelar. En esta ocasión, la Copa Sudamericana más amarga de todos los tiempos.

santiago-rendon
Santiago Rendón

Atlético Nacional tuvo la oportunidad este año de convertirse en el primer club en ganar los dos torneos más importantes del continente en una misma temporada: la Libertadores y la Sudamericana.

Después de imponerse ante el Independiente del Valle en el máximo certamen de América, el cuadro paisa llegó hasta la final de la 'Otra mitad de la gloria', pero nunca la jugó, dado que el Chapecoense, su rival, perdió a la mayor parte de su plantel en un trágico accidente aéreo.

Imponente desde el principio

El Verdolaga inició su camino en la Copa Sudamericana enfrentando al Deportivo Municipal, equipo peruano que quería dar la sorpresa ante el vigente campeón de América.

Sin embargo, la llave fue un trámite desde la ida para los dirigidos por Reinaldo Rueda, quienes sacaron ventaja de 0-5 en Perú, para llegar al Atanasio con más tranquilidad. Los goles de la victoria fueron marcados por Mateus Uribe, Diego Arias, Orlando Berrío, Alejandro Bernal y Roderick Miller.

Uribe abrió la cuenta en la serie. Fotografía: EFE.

Para la vuelta en Medellín, Municipal no pudo acortar distancias por más que el Nacional jugó sin exigirse al máximo, dado que era más importante sostener la ventaja. Al final, antes de que llegara un gol para descontar, fue Alejandro Bernal quien amplió la brecha y a los 43 minutos anotó el único gol del partido, para sellar el 6-0 en la serie.

Una segunda ronda más compleja

Después de superar con solvencia al Municipal, Nacional viajó hasta Bolivia para medirse con el Bolívar, club que venía de dejar en el camino a la Universidad de Concepción chilena.

El juego en La Paz fue complejo para los de Rueda, que empezaron perdiendo con tanto de Juan Carlos Arce a los 55 minutos de partido. Pese a que los bolivianos tuvieron todo para ampliar la ventaja, Miguel Ángel Borja igualó las acciones a falta de 20 minutos para el final, dejando la definición pendiente para el juego en Medellín.

Borja asumió las riendas del 'Verde' en la serie. Fotografía: EFE.

Y fue Borja de nuevo el encargado de dibujar la sonrisa en el rostro de los aficionados que acudieron al Atanasio Girardot, gracias a una anotación al minuto 60. El partido terminó en polémica por una mano de Daniel Bocanegra en el área en los segundos finales, situación que el árbitro Roddy Zambrano pasó inadvertida, lo que provocó el enojo de los visitantes. Finalmente, Nacional obtuvo el cupo a los octavos de final.

Triple contundencia

Tanto el juego de octavos, como el de cuartos de final y las semis fueron más exigentes para el Rey de copas desde la ida. En los tres partidos no pudo pasar del empate en la ida, aunque los resolvió en el Atanasio.

En la ida de la ronda de 16, ante Sol de América, la victoria se le escapó de las manos a Nacional, que empezó ganando en Paraguay a los 13 minutos con un tanto de Mosquera. La ventaja se mantuvo hasta el 89', cuando Velázquez anotó y dejó la serie en tablas.

La vuelta no empezó siendo menos exigente y había más lucha que fútbol en la parte inicial. No fue sino hasta el complemento que Daniel Bocanegra de tiro libre marcó el 1-0 y después Orlando Berrío, a ocho del final, aseguró la clasificación a cuartos de final.

Bocanegra fue el autor del primer tanto en Medellín. Fotografía: El Tiempo.

De ahí siguió el viaje hasta el Couto Pereira para medirse con Coritiba, uno de los dos clubes brasileños que aún quedaban en carrera. Miguel Ángel Borja adelantó a Nacional, pero fue Iago quien a pocos minutos del final mandó todo en empate para el Atanasio Girardot.

César González le dio la ventaja inicial a la visita, pero en el segundo tiempo Borja entró inspirado y marcó un triplete a los 51', 59' y 62', para acabar con las ilusiones de su rival y meterse a semis, donde tenía que enfrentar al Cerro Porteño.

Borja catapultó al Nacional hasta las semifinales, gracias a sus goles. Fotografía: El Tiempo.

Cecilio Domínguez puso en ventaja al Cerro en la ida, jugada en el Defensores del Chaco, tras una falta de Macnelly Torres en el área, que él se encargó de transformar en gol. Sin embargo, el partido terminó en empate, después de que Álvaro Pereira metiera el balón en su propio arco a falta de siete para el final.

Fue ese gol de visitante el que le permitió al Verde ser finalista, pues en Medellín no pasaron del cero, por lo cual la anotación fuera de casa tuvo valor.

Trágico desenlace

Todo apuntaba a que la final de la Copa Sudamericana iba a estar llena de emoción, pues por un lado estaba el actual campeón de la Libertadores hambriento del título que le era esquivo desde hacía dos finales, y por el otro se encontraba un Chapecoense que por primera vez llegaba a la final de un torneo continental y tenía los ánimos por encima tras dejar en el camino al San Lorenzo.

El 28 de noviembre, cuando la delegación del Chape viajaba a Medellín para disputar la ida de la final, el avión que los transportaba sufrió un accidente en Cerro Gordo, que costó la vida de 71 de los 77 tripulantes, entre ellos 19 futbolistas.

Fue tanta la conmoción en la capital de Antioquia que el día para el cual estaba programada la final se realizó un evento conmemorativo en el Atanasio en honor a las víctimas del accidente de LaMia y el mundo entero se solidarizó con los familiares y el club.

El escenario de la primera final se convirtió en un sitio de homenaje para las víctimas. Fotografía: Semana.

Al final la Conmebol, por petición del Nacional, entregó el título de la Sudamericana al Chapecoense, pero con reconocimiento especial de fair play al cuadro antioqueño.

De nuevo el Verde quedó a las puertas del certamen, pero esta vez con un dolor más profundo y la ilusión de ganar más títulos el próximo año, para no dejar de recordar al club que en una noche pasó de ser su esperado rival a un nuevo compañero en el camino del fútbol.

VAVEL Logo