Islandia a la altura del debut y al nivel de la copa

Islandia demostró temple y orden defensivo para hacerle amargo el debut a la Argentina de Messi.

Islandia a la altura del debut y al nivel de la copa
Halldórsson contuvo el penalti cobrado por Messi y sentenció la paridad.
Argentina
1 1
Islandia

La Copa del Mundo ya inició y con él todos sus promenores, desde las ausencias de último momento por lesión, despidos de técnicos que ni si quiera lograron debutar con la selección clasificada, como también el alto nivel competitivo -aún no futbolístico- en el cual se hace evidente que en este tipo de competencias no se gana de nombre o ‘peso en la camiseta’, mucho menos de historia, sino que simplemente se tiene que saber jugar al fútbol en todo su esplendor.

En el debut del Grupo D se enfrentaba la Argentina, favorita a coronarse campeona solo porque para algunos tiene al mejor jugador del mundo, Lionel Messi, frente a la gran sorpresa de los últimos años por parte del continente europeo, la debutante Islandia que accedió a la más importante competición del fútbol mundial tras ubicarse en la primera posición del sector sobre la siempre importante Croacia.

El control del partido lo tuvieron los dirigidos de Sampaoli, quienes decidieron lanzarse por completo al ataque impidiendo a los islandeses poder al menos quedarse con la pelota y darle determinado manejo a la misma, algo que tampoco los complicó puesto que estos tenían en mente dicha situación y decidieron dejarle el 'peso de la pelota' a su rival que por momentos no supo qué hacer con ella.

Aunque fue hasta el minuto 19, que Sergio Agüero logró poner adelante en el tanteador al equipo sudamericano tras un lindo remate de zurda al borde del área chica, en cuestión de minutos Finnbogason logró emparejar el encuentro luego de una serie de errores por parte de la zaga defensiva del rival y demostró la alta contundencia que ha caracterizado a la selección europea y la tiene presente en este magno evento.

Ya para el segundo tiempo el panorama varió por parte de los 'albicelestes', quienes notaron que su rival no sería nada fácil de superar y que por el contrario demostró tener más peso de competencia al punto de manejar los ritmos del juego a su antojo, esquivando la presión que siempre lleva el primer partido de una selección en la Copa del Mundo y más sabiendo que era su debut en dicha competición.

Solo hasta el minuto 63 parecía haber un desequilibrio en el marcador cuando el juez central del partido, el polaco Szymon Marciniak, tomó la determinación de señalar el punto del penal luego de observar una supuesta falta en el área de Magunússon sobre el jugador argentino Maximiliano Meza, cobro que a la postre falló Lionel Andrés Messi generando un bajón anímico de gran magnitud en su seleccionado evidenciado a su vez en el estilo de juego demostrado hasta el final del encuentro.

Argentina, a medida que avanzaba el reloj demostraba cierto desespero por no conseguir la anotación que le permitiera adjudicarse las siempre importantes tres unidades en el primer partido de la fase de grupos del mundial, partido que comienza a denotar el rumbo de la selección al ser un torneo corto y que lo complica para avanzar a la siguiente ronda.

Por su parte, Islandia demostró gallardía y orden en su planteamiento táctico, el cual se vio caracterizado en su totalidad por los jugadores según las órdenes de su seleccionador Heimir Hallgrimsson, quien comprendió la relevancia del torneo que están disputando por primera vez, la importancia del debut de su selección y el pundonor siempre necesario en el fútbol donde siempre terminan enfrentándose once contra once y que la victoria no la certifica ni el rótulo, camiseta, color u origen, sino que los partidos antes de ganarlos hay que jugarlos.