Con ventaja corta, Nacional se impuso ante Junior en el Atanasio

Un gol de Daniel Bocanegra bastó para que Nacional se fuera adelante en la serie contra Junior. La vuelta será en Barranquilla el próximo miércoles.

Con ventaja corta, Nacional se impuso ante Junior en el Atanasio
Después de 127 partidos, Nacional volvió a marcar de tiro libre. | Foto: Atlético Nacional
ATLÉTICO NACIONAL
1 0
JUNIOR
ATLÉTICO NACIONAL: Christian Vargas; Daniel Bocanegra, Felipe Aguilar, Alexis Henríquez (Christian Mafla, min. 45), Diego Braghieri; Jorman Campuzano (Carlos Cuesta, min. 76), Gonzalo Castellani, Aldo Leao Ramírez; Steven Lucumí, Dayro Moreno, Omar Duarte (Carlos Rivas, min. 45).
JUNIOR: Luis Chunga; Marlon Piedrahita, Deivy Balanta, Willer Ditta, Germán Gutiérrez; Enrique Serge (Daniel Moreno, min. 78), Leonardo Pico, Sebastián Hernández, Fabián Sambueza (Jarlan Barrera, min. 70), Kevin Aladesanmi (Luis Díaz, min. 45), Yony González.
MARCADOR: 1-0, Daniel Bocanegra, min. 53.
ÁRBITRO: Gustavo Murillo. Amonestó a Deivy Balanta (min. 14), Jorman Campuzano (min. 34), Fernando Monetti (min. 89), Gonzalo Castellani (min. 90). Expulsó a Sebastián Hernández (min. 90+3).
INCIDENCIAS: Partido de ida por los Cuartos de Final de la Copa Águila 2018. Disputado en el estadio Atanasio Girardot de Medellín. 8,842 espectadores.

Noche fría y de poco público en el Atanasio, a pesar de venir ganando en la Liga, Atlético Nacional no tuvo el acompañamiento de otros partidos definitivos. Estos cuartos de final de la Copa disfrazados de fecha 5 comenzó con un juego ofensivo y ordenado del equipo que de a poco va mostrando su ascenso, pero que todavía no es del gusto del aficionado que lo hace sentir por su ausencia. 

Al minuto 7, Alexis Henríquez sufrió un golpe con el arquero José Luis Chunga que terminó llevando la peor parte el samario, el cual no aguantó sino un tiempo en cancha. El local era dueño de la pelota y se lo hacía notar a un Junior que trataba de sacarse la presión jugando por el sector derecho con Sebastián Hernández, Marlon Piedrahíta y Fabián Sambueza. La visita tuvo opciones pero no inquietaron a Christian Vargas que nuevamente sacó el cero en su arco. 

Dayro Moreno y Steven Lucumí fueron lo más destacado en la primera mitad para un local que lucía un juego ofensivo pero sin ser certero. Los centros desde el costado no tenían destinatario y la zaga tiburona no tenía mayores dificultades. 

En la etapa complementaria, Herrera sacó a Henríquez y a Duarte quien fue anulado por el rival y no logró esa movilidad en el frente de ataque de otros partidos. Dándole paso a Carlos Rivas quien pasó a la banda derecha en lugar de Lucumí que estaba en el sector izquierdo. En la otra variante, Christian Mafla entró como lateral, dejando a Diego Braghieri como central zurdo. 

La visita movió sus fichas también, entró Jarlan Barrera para darle más volumen de juego con Hernández, luego Luis Díaz entró a reforzar el ataque. 

El partido se tornaba equilibrado con llegadas en las ambas áreas, hasta que en el minuto 8, una falta contra Dayro Moreno derivo en un tiro libre que logró capitalizar Daniel Bocanegra en un gran cobro desde el sector izquierdo. El tolimense rompió una racha de 127 partidos sin anotar un gol por esa vía, todo un antirrecord. 

Tras el gol, los locales fueron más ofensivos y generaron varias llegadas que entre el arquero y la mala puntería evitaron que se ampliara el marcador. Al minuto 30 de la etapa complementaria un centro de Díaz le pegó entre el hombro y el pecho al recién ingresado Carlos Cuesta, todo el banco visitante lo protestó como penal, pero el árbitro Gustavo Murillo no sancionó. 

Al final, un par de ocasiones de Dayro Moreno pudieron ser el 2 y hasta el 3-0 pero la falta de cabeza fría privó al nacido en Chicoral celebrar. La última jugada del partido fue un tiro libre que le hace Sebastián Hernández a Dayro Moreno que recibe la tarjeta roja directa. Cobró Bocanegra pero salió desviado. 

Resultado corto para un Nacional que fue más en el trámite y oportunidad para un Junior que con todas sus fichas esperará en el Metropolitano darle vuelta al marcador.