Clásico antioqueño, ¡tiemblan las montañas!
Foto: EFE

Clásico antioqueño, ¡tiemblan las montañas!

Opinión. No es un secreto que el denominado clásico antioqueño entre Atlético Nacional e Independiente Medellín se ha convertido en los últimos años en el partido más esperado de la Liga. Anécdotas, rivalidad, goles, partidos decisivos y hasta disputas por el primer o el último lugar de la tabla son un corto resumen de lo que significa el clásico paisa.

carlos-daniel
Carlos Daniel Osorio Mejía

No es en vano que ambos equipos ocupen el primer y segundo lugar en la tabla de clasificación por promedio, que reúne los puntos, goles a favor, en contra y partidos jugados de los últimos 3 años. Esto significa que, a pesar de algunas adversidades, problemas administrativos y el mal comienzo del 2019, deportivamente se vienen haciendo las cosas bien en ambos equipos en general

Cada uno con sus anécdotas, sus logros, sus tristezas, sus títulos. Es imposible para los rojos olvidar sus campeonatos de 2002 y 2004, su final ganada a Nacional, sus ídolos del siglo XXI y la fidelidad que los caracterizó durante tanto tiempo de sequía. También lo es para los verdes no sentirse orgullosos del ciclo glorioso que recién terminó hace un par de años, su logros nacionales e internacionales, aquella semifinal en 2015 que abrió las puertas a la gloriosa copa libertadores del 2016 y el sueño que representó la época Osorio -Rueda.

Tampoco es en vano que ambos ocupen permanente mente los dos puestos ganadores en cuanto a asistencia de hinchada se refiere, teniendo en cuenta algunas estadísticas. Durante el todos contra todos del 2018, los “verdolagas” ocuparon el primer puesto en asistencia con un promedio de 15.088 aficionados por partido, mientras que los “poderosos” estuvieron en el segundo lugar promediando los 13.247.

Antioquia es una región resiliente y sus instituciones son el reflejo de la misma. La convivencia, la tolerancia y el respeto han hecho de los clásicos un reto y un tema de ciudad en los últimos años. Una política bien encaminada, con sus errores y aciertos, con sus tras pies y sus logros, ha devuelto a las hinchadas el poder compartir juntas cada vez que ambos equipos se encuentran en el Atanasio Girardot desde el 2016.

También cabe recordad aquel clásico en el primer semestre de 2009, en el que ambos equipos llegaron a disputar quién se quedaba con el último puesto de la Liga. Nacional ganó 2-1 y enterró al Medellín, sin embargo los rojos se repusieron y lograron el título en el siguiente semestre.

Por Liga, ambos equipos se han enfrentado 298 veces. Los verdes se han llevado la victoria 121 veces mientras que los rojos han hecho lo propio en 84 ocasiones. Lo que parecía una diferencia tan amplia en los 90, se ha venido equilibrando en esta década al punto que en los últimos 10 clásicos, Medellín lleva la ventaja de un partido más ganado sobre Nacional (4 victorias, 3 derrotas y 3 empates).

Hoy los presentes no son los mejores, Nacional se ubica en la casilla 13 y Medellín en la 16. Este clásico puede ser el punto de quiebre para repuntar y escalar posiciones, recuperar poder en la Liga y buscar meterse en el grupo de los 8 clasificados a cuartos de final.

La invitación pues, a vivir este partido con el alma, con pasión pero también con prudencia y tolerancia. La ciudad se paraliza, el estadio, la carrera 70, la avenida centenario, los bares, las tiendas, las familias, los hogares van a estar pendientes al pito inicial. ¡Que sean el departamento y su comunidad los que ganen hoy!

VAVEL Logo