Los juveniles, grandes incógnitas en este Nacional en cuadrangulares

Es claro que los jugadores jóvenes necesitan tiempo de maduración, pero cuando pertenecen una de las instituciones más importantes del rentado local, como es Atlético Nacional, el lapso de espera se acorta. Por lo antes mencionado, es normal que a los futbolistas jóvenes los presten a equipos de menos nombre, donde tendrán la participación y espera suficiente para su maduración.

Andrés Reyes, uno de los juveniles con más participación en el conjunto verdolaga y Selección Colombia juvenil, ha sido el de mayor regularidad, aunque se ha visto en algunas ocasiones inseguro y ha sido chiflado por parte de la tribuna debido a decisiones u acciones erróneas, producto de su proceso de madurez. Por otra parte, Juan David Cabal ha sido el de menos experiencia de todos, debutando este semestre con el conjunto verde.

Cabal es el jugador con mayor cantidad de expulsiones en el plantel, debido a su poca visión de juego y mala interpretación de los partido o rivales a marcar. Aunque es un jugador con múltiples condiciones, todavía le falta aprender mucho para ser el lateral izquierdo indiscutible del conjunto paisa. Por su parte, Cristian Blanco ha jugado como lateral izquierdo o extremo, donde ha dejado ver sus flaquezas defensivas y virtudes en ataque. A pesar de que maneja bien el balón, no es un jugador para desbordar o vincular el juego, condiciones que exige el método Osorio.

Cristian Moya ha estado relegado por las lesiones y Sebastián Yabur ha tenido poca participación por la competencia que tiene, tanto en el medio campo como en la posición de lateral derecho. Los demás juveniles tienen poca chance de juego, por lo cual no se puede hacer un análisis de su participación, lo único que se puede afirmar es que ninguno ha sobresalido en el equipo verde de Antioquia.

Los juveniles antes mencionados tendrán que levantar su nivel en finales o se deberá buscar otras alternativas para el próximo semestre si se quiere tener la plantilla más competitiva del rentado local. Aunque Osorio confía en ellos y les quiere dar continuidad, sabe que con el nivel actual de los juveniles no podrá dominar el fútbol colombiano ni competir con los mejores de Suramérica.

VAVEL Logo