Harold Rivera: "Lo vamos a pelear; tenemos que mirar hacia adelante"
Foto: Win Sports

Definitivamente ha sido el peor partido del año en el momento menos oportuno para haberlo jugado, para dar rienda suelta a todas las debilidades, desconcentraciones y yerros que no se habían visto en tal magnitud y sin poder darle remedio o al menos un freno en ningún momento del partido. 

Santa Fe desconcertó a propios y extraños con la forma en la que se presentó a nada más y nada menos que en una final de Liga, sin poder tomar las riendas de un encuentro en el que sus imprecisiones, combinadas con el buen planteamiento del rival, fueron un coctel explosivo que dejó sin opciones y absolutamente minado a un equipo y a un técnico al que no le sirvió ni el planteamiento, ni unos magros intentos por evitar lo que terminó consumándose: una noche turbulenta y en la que la serie por el título dejó a Santa Fe con un respirador artificial y con muy pocas opciones de salir airoso de esta última batalla. 

Solamente queda apegarse a lo bueno que se hizo en un año para rememorar una vez más la capacidad de resiliencia de Rivera y su grupo de jugadores, el buen juego desplegado, y apelar a lo que siempre ha salido a flote en el momento más difícil: fe en el momento más necesario. Solo eso podrá devolverle al equipo albirrojo la visión que pareció haberle robado el humo y las luces incandescentes de la pirotecnia del estadio y del buen fútbol de rival en esta primera final. 

Las declaraciones de Harold Rivera

Tras los primeros noventa minutos, queda muy poco por decir cuando el marcador es tan abultado y la serie pende de un hilo, precisamente ese hilo que aún se sostiene por la fe en el trabajo realizado durante todo un año y que se comienza a profesar durante la semana.

Y  Harold Rivera, el encargado de diseñar la estrategia para que desde la línea de cal se empiece a dibujar la idea de la remontada, habló de lo que se debe hacer para que Santa Fe resurja. Al ser cuestionado sobre qué fue lo que sucedió y por qué el equipo se vio tan nervioso y deslucido, esto respondió: 

"No jugamos un buen partido, no jugamos un buen partido, es de reconocerlo; América nos llegó tres veces o cuatro con el gol que anularon, no fue un equipo que nos metió en el arco, pero cometimos errores garrafales y nos cobraron. Estamos dolidos, pero falta un partido, falta un partido en Bogotá y lo vamos a pelear".

Cuando se le indagó al técnico cardenal sobre por qué jugó tan mal Santa Fe y qué se debe imponer en lo revulsivo para dar vuelta a la serie, esto fue lo que respondió el tolimense: 

"Bueno, tenemos que trabajar esta semana, precisamente en esos errores que cometimos porque habíamos estudiado a América y quizás como llegó ese primer gol en el que no estuvimos pendientes; luego el segundo gol que vino de un error en un saque de banda, entonces fueron situaciones que aprovecharon ellos".

"Fueron errores nuestros quizás de atención, de no estar atentos a la marca, y bueno, toca trabajar esta semana, corregir y tratar de buscar las debilidades del rival, sobre las fortalezas de nosotros y plantear un partido para ganarlo y buscar igualar o remontar la serie. Como lo digo, estamos dolidos por este compromiso que perdimos en un momento en el que no debíamos perder, quizás jugamos un partido que no teníamos porqué jugarlo de esta manera, pero ya sucedió, ya no podemos ir hacia atrás, mirar hacia adelante y saber que tenemos que prepararnos para el domingo en Bogotá, en nuestra casa donde hemos sido fuertes".

Harold Rivera, al igual que el equipo, desconcertado por lo sucedido en Cali. Imagen: Dimayor
Harold Rivera, al igual que el equipo, desconcertado por lo sucedido en Cali. Imagen: Dimayor

Y aunque siempre que hay un revés de tal magnitud en cualquier proyecto emprendido, hay algo que rescatar, en el caso del partido de ida de la final hubo una excepción a la regla. Rivera fue claro, autocrítico y sensato al expresar que no fue mucho lo que se rescató de aquellos 90 minutos que deben analizarse por completo para no volver a repetirse nunca más.:

"Lo que pasa es que...sí, poco, quizás poco por el partido, no hicimos un buen partido, creamos pocas situaciones  de gol, quizá en pelota quieta y hasta en eso erramos. Trabajamos una jugada y la dilapidamos solos frente al arco. Y bueno, muchas son las cosas que tenemos que corregir y mejorar y, plantear un partido muy inteligente en Bogotá, buscar un resultado que nos dé vida, que nos ayude a sobrepasar lo que hicimos acá, y a superar este duro momento en el que estamos".

Trabajo a fondo y explorar todas las estrategias posibles para no terminar con esta postura, es la intención de Harold Rivera para esta final. Imagen: Mauricio Alvarado, El Espectador
Trabajo a fondo y explorar todas las estrategias posibles para no terminar con esta postura, es la intención de Harold Rivera para esta final. Imagen: Mauricio Alvarado, El Espectador

Finalmente, Rivera, quien ya suma 51 partidos con el león, aseveró que lo más importante para recomponer la parte anímica del grupo de jugadores es insistir en reforzar la idea con la que se ha venido trabajando y con la que se llegó hasta este punto decisivo: 

"Hemos venido trabajando durante mucho tiempo en lo que es la parte anímica del equipo, toda esta situación que ha pasado durante todo este tiempo y yo creo que esta semana es más de lo mismo: de trabajar, de continuar en lo que estamos haciendo, de mejorar, de mirar el equipo, el planteamiento y lo que vamos a hacer para salir a buscar el resultado y como dice 'Luisma', primero preocuparnos por el primer gol, ya vendrán los otros". 

Vea la rueda de prensa completa aqui: 

Quizá esta sea la vez en la que, luego del proyecto de recuperación de 2019 que terminó en un despertar de magnitudes de epopeya, sea donde más se tiene que demostrar el espíritu de lucha y de convencimiento en todos los que rodean a Santa Fe,  para así darle la vuelta a una nueva situación adversa, para defender el trabajo de todo un año, y qué mejor forma de hacerlo que rubricarlo con algo que, ahora se ve más lejano, pero no inalcanzable: un nuevo título como máximo exponente del fútbol colombiano.

VAVEL Logo