Memoria 'matecaña': la última gran goleada del Pereira al Once Caldas en el clásico cafetero
Fotomontaje: VAVEL Colombia

Remontados 12 años atrás, nos topamos con un partido que los hinchas pereiranos recuerdan con gran emoción. En el torneo clausura del 2009, en otra edición del clásico cafetero, el Deportivo Pereira, quién auspiciaba de local en aquella novena jornada, sacó todo su repertorio para golear con creces a su máximo rival.

El blanco blanco de Manizales, que no tuvo un semestre muy positivo, resumió en aquel partido lo que fue el resto de su temporada. Entre tanto, fiel a la rivalidad y los contrastes entre ambos, el Pereira saboreó un triunfo significativo que lo impulsó hacia una campaña bastante buena.

El estadio Hernán Ramírez Villegas, con diez mil asistentes a bordo, le daba la bienvenida a los dos equipos que se encontraban bajo realidades muy distintas.

Mientras el Once Caldas ocupaba el puesto 14 tras ser derrotado por el Cúcuta Deportivo, el equipo de la capital del eje se mantenía entre los ocho primeros e la tabla luego de conseguir una importante victoria frente al Independiente Medellín, el conjunto destinado a ser campeón en aquel año.

El equipo local, dirigido en aquel entonces por el director técnico Oscar Quintabani, saltaba a la cancha con el siguiente once titular: 'Prono' Velásquez; Gustavo Victoria, Félix Noguera, John Lozano, Anselmo de Almeida; Julián Barahona, Diego Arias, Juan Rodríguez, Francisco Córdoba; Fernando Uribe y Victor Cortés. En el banco esperaban John Charria, Mario Giménez y Fernando Cárdenas, quienes luego tendrían su oportunidad.

Por el lado de los visitantes, al mando del estratega Javier Álvarez, los once jugadores elegidos como titulares fueron: Hector Landazuri; Nondier Romero, Juan Carlos Mosquera, Julio Girón, Carlos Díaz; Jeison Candado, Jhon Viafara, Nicolás Torres, Dayron Pérez, Nilson Cortés; y Alex Sinisterra. En el cuadro albo, Sebastián Hernandez, Henry Rojas y Wilson Mena fueron las alternativas.

El árbitro dio el pitazo inicial y rodó la pelota sobre el gramado del Hernán Villegas. El estadio se pintó de rojo y amarillo y el Pereira fue quien tuvo las primeras chances claras de abrir el marcador.

El dominio de juego inicial fue, a partir de un ritmo alto, para el local que se aproximaba con peligro sobre el arco rival. Sin embargo, fue el Once Caldas quien pegó primero: a los 13 minutos, el defensor central Carlos Díaz cabeceó un balón dirigido tras un cobro de falta desde el medio del campo y vencía, muy temprano, al portero local. El jugador celebraba entre baile, mientras que la afición del Pereira respondía con chiflidos entre la desesperanza de irse abajo en el marcador.

Pero la alegría del Once y la tristeza del Depor duraron poco. Cinco minutos más tarde, la pelota quieta volvía a aterrizar para ser protagonista. Un centro bombeado desde el tiro de esquina fue receptado por los aires con un cabezazo certero de Julián Barahona; el partido se emparejaba, los ánimos en las tribunas se alzaban, y el Deportivo Pereira comenzaba a poner su sello en el clásico cafetero.

Hasta ahí, el encuentro marcaba un 1-1 antes del primer cuarto del partido. El turno, a partir de ese momento era para Fernando Uribe y su show.

La gran noche de Fernando Uribe

Le bastaron tan solo nueve minutos  al delantero risaraldense para poner su firma en el partido.  A los 40 del primer tiempo, Uribe aprovechó, después de un balón al palo, un rebote de cara al arco para poner arriba al aurirrijo. 2-1 faltando 5 minutos para finalizar la primera etapa; la hinchada celebraba y el goleador seguiría respondiendo.

En una jugada que parecía controlada por los defensas blancos, el número 20 se la rebuscó a través del juego aéreo para ganar el balón, se apoyó en un compañero que venía de atrás y definió en posición de remate tras un pase al vacio, venciendo al portero visitante y subir el 3-1 al marcador. El reloj marcaba 45 minutos, el Depor ganaba, jugaba bien, y de la mano de Fernando Uribe celebraba una importante remontada.

Cuatro minutos del segundo tiempo y  Uribe, aún con hambre de gol, se rebuscaba la pelota entre los defensas y el portero, y en una jugada que reclamaban los jugadores visitantes, el goleador de la noche marcaba su tripleta para sentenciar el partido con un 4-1 que marcó las diferencias entre los dos equipos en el resto del campeonato.

Prono Velasquez quiso sumarse a la fiesta y tapó un penal. Entre el arquero  y el travesaño salvaguardaron el arco local e impidieron alguna inyección anímica de los albos.

La noche para el Pereira fue redonda, y para Uribe fue histórica, pues ese 13 de septiembre de 2009 fue la vez del primer hat-trick en la carrera profesional del delantero pereirano.

El Once Caldas eliminado de todo y en el fondo de  la tabla, fue el resultado de un semestre gris para el equipo blanco. Entre tanto,  el Pereira fue cuarto en la tabla general de aquel campeonato y llegó hasta los cuadrangulares finales donde finalmente quedaría eliminado.

VAVEL Logo