Hasta el minuto 93, Millonarios se coronaba campeón; fue en ese momento que por la banda derecha, Atlético Nacional encontró en el llamado “pase de la muerte”, el gol del empate, que llevaría el partido a la definición desde el punto penal.

El central Juan Aguirre sería el encargado de anotar el tanto. Recordemos que el cuadro antioqueño tenía en su espalda la pérdida de dos finales contra Millonarios, una de Superliga en el año 2018 y otra por Liga en el año 2023-I, lo que generaba demasiada expectativa para este partido. ¿Sería una victoria más para Gamero o cesaría la horrible noche para el verde?

Una noche a la altura de Atlético Nacional

Indudablemente la oportunidad de escribir una nueva historia se volvía a presentar, por lo que la hinchada no falló y durante los 96 minutos de partido hizo sentir su localía.

Los primeros minutos del encuentro presentaron un dominio del cuadro verdolaga, este no se vio materializado en goles, mientras que el cuadro comandado en la cancha por Macalister Silva necesito solo un par de llegadas para irse arriba en el marcador.

Todo se ponía cuesta arriba para los dirigidos por Jhon Bodmer. Las llegadas claras no eran de su equipo, sin embargo, el destino tendría preparada una noche de júbilo y revancha para aquellos que nunca dejaron de creer, para los obstinados que en la adversidad verían la luz.

El bicampeón de América estaba destinado a tener una noche a la altura de su historia, una que contara que necesito solo de unos minutos de inspiración para derrotar al actual campeón de liga y de copa. Las estadísticas mostrarán un partido sin demasiadas diferencias, pero la historia hablara de una de las finales más amenas de los últimos años.

Los hinchas cumplieron, los jugadores también, Bodmer se enfrentaba a su primer gran reto y logró consagrar nuevamente a el cuadro de la capital antioqueña, quién logra su sexta copa en seis oportunidades que ha llegado a la final.

La gran figura de este título es el santandereano Kevin Mier. El guardameta detuvo el cuarto penal a Edgar Guerra; el canterano del cuadro embajador ingresó en el minuto 90 y fue el único de los diez cobradores que no pudo convertir su penalti.

Como dice el himno de Colombia ¡Cesó la horrible noche! Atlético Nacional logró dejar de lado las dificultades para quedar campeón frente al cuadro albiazul, lo que parecía una paternidad de la época de Gamero tendrá que esperar un poco más para que sea una realidad.

VAVEL Logo
Sobre el autor