Expediente DIM: a ocho años de conquistar la quinta estrella

El 20 de diciembre de 2009, Independiente Medellín se consagró campeón del fútbol colombiano por quinta vez en su historia de la mano de Leonel Álvarez, el artífice de los dos últimos títulos del 'Poderoso'.

Expediente DIM: a ocho años de conquistar la quinta estrella
Foto: Colprensa

Independiente Medellín es uno de los equipos tradicionales y más antiguos en el fútbol colombiano, pero ganar títulos de forma continua no es su especialidad, muestra de ello fueron los 45 años que pasó sin ser campeón. Sin embargo, se ha dado el lujo de gritar campeón en seis ocasiones en la primera división de nuestro país. Justamente hoy se cumplen ocho años desde aquella final en la que se consagró rey del rentado colombiano tras vencer al Atlético Huila 3-2 en el marcador global.

Números poderosos

El 'poderoso' fue un equipo muy rendidor en aquel Torneo Finalización de 2009. La experiencia de Aldo Bobadilla en el arco, sumada a la seguridad que brindaba la zaga defensiva conformada generalmente por Ricardo Calle, Samuel Vanegas, Leiton Jiménez y Juan David Valencia, complementada con el buen trabajo de la zona de recuperación con Jhon Javier 'Choronta' Restrepo y Juan Esteban Ortíz pusieron al 'medallo' como el segundo equipo con la valla menos vencida durante el todos contra todos con 18 goles encajados, un promedio de gol por partido.

Pero la zona en la que más brilló el conjunto de Leonel Álvarez fue en el ataque. Luis Carlos Arias y Luis Fernando Mosquera, volantes ofensivos, fueron los conectores principales para que Felipe Pardo y el goleador Jackson Martínez se consagraran rompiendo las redes rivales. No fue el equipo más goleador en la primera fase, de hecho fue el séptimo en este ítem, pero en los cuadrangulares destapó todo su poder goleador, anotando 12 goles en 6 partidos, siendo el conjunto que más anotó en la fase semifinal. Incluso se le denominó 'El rey del contraataque' dada su alta efectividad y rapidez a la hora de hacer la transición de defensa a ataque y anotar en una gran mayoría de estas jugadas. 

Una final teñida de rojo

Medellín clasificó a la final del torneo después de dejar en el camino a Junior, Real Cartagena y Deportivo Pereira en cuadrangulares. En la serie decisiva se enfrentaría al Atlético Huila, que dejó a Atlético Nacional, Independiente Santa Fe y Deportes Tolima. El partido de ida se disputó en Neiva, y después de un cotejo con mucha tensión, un solitario gol de Jackson Martínez en un contragolpe fulminante a poco del final, le dio la ventaja al 'medallo' y parte de tranquilidad en la serie.

En el juego de vuelta, el Atanasio se manchó de rojo totalmente. Unos cuantos hinchas del Huila fueron a presenciar el encuentro en la ciudad de la eterna primavera con la esperanza de conseguir la hazaña del título y empezaron pegando con un gol de Ervin Maturana antes de finalizar el primer tiempo. Sin embargo, una vez más, Jackson Martínez de puso el frag y anotó para el rojo, adelantándolo en la serie. Para acabar de ajustar, Luis Fernando Mosquera daría vuelta al marcador en el partido y aumentaría la ventaja del 'poderoso' a dos goles. Lewis Ochoa empataría el juego a poco del final, pero el tiempo no fue suficiente para que el 'opita' buscara igualar la serie y la consagración del conjunto paisa era un hecho. La estrella decembrina bajó para adornar el escudo azul y rojo.