Sobran las palabras para el “10”

Que difícil es darle la despedida a 9 títulos, 77 goles y 102 asistencias. Aquel 'pelado' que vino desde el sur a dar grandes alegrías a las almas cardenales.

Sobran las palabras para el “10”
Foto: Independientesantafe.co

Dice el viejo refrán: “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, a los hinchas de Independiente Santa Fe nunca antes nos había tocado tanto esta frase, pues si bien en algún momento todos hemos tenido que perder algo en la vida, Omar Sebastian Pérez Marcos es alguien que no hubiéramos querido perder jamás. 

Durante 37 años los hinchas del equipo cardenal estuvimos esperando ser campeones, incluso algunos creían que morirían sin verlo dar la vuelta, pero para fortuna nuestra llegó alguien que supo cambiar la historia y la mentalidad de la hinchada cardenal. No le basto con dar la vuelta una vez, ni dos, ni siquiera tres, fueron nueve las ocasiones que este señor nos hizo celebrar y llorar de alegría. 

Hoy puedo decir que como yo miles de personas enamoradas de Santa Fe y el fútbol tienen y tendrán como ídolo a ‘Chipakero’ durante toda su vida, pero cómo no hacerlo si fue él quien nos guio por el camino de la victoria, si fue él quien nos hizo gritar un gol olímpico ante Atlético Nacional en condición de visitante, si fue él quien a pesar de haber perdido un ser querido, se refugió en la piel de león para jugar y ser figura contra Vélez Sarsfield en Argentina, si fue él quien celebró el gol número 100 ante el rival de patio y por último, si fue él quien a pesar de las criticas supo responder con fútbol y clavarla en el ángulo en Copa Libertadores frente a Colo - Colo. 

Sin embargo las cifras son lo de menos a la hora de llamarlo ídolo, pues su respeto, liderazgo y entrega son los valores que lo llevaron a ser el referente del equipo. Acciones como disminuir su salario con el fin de permanecer en el expreso son de admirar, aún más cuando hoy en día el fútbol es gobernado por los billetes. 

Sobran las palabras para decirle gracias a ‘el bocha’, porque si no hubiese sido por él no hubiera vivido tanta felicidad después de tantos momentos de tristeza, gracias porque con sus pases, goles y arengas miles de santafereños gozamos de la verdadera SantaFelicidad.