Los Bulls empatan la serie con una victoria contundente
Foto: Chicago Tribune.

La franquicia de los Nets había solventado el primer partido en el Barclays Center y llegaba a este encuentro con gran confianza. Con una victoria se pondrían 2-0, ventaja que en playoffs la han tenido en cinco ocasiones y en las cinco han pasado de ronda.

Chicago empieza con más intensidad

El segundo partido de la serie empezó con dos minutos de imprecisiones. El equipo de Thibodeau parecía poner más enfásis en su defensa, pero se mostraba nervioso en ataque. Luol Deng metía la única canasta de Chicago en los primeros tres minutos de partido. Por suerte para la franquicia de Chicago, los Nets tampoco se mostraban mucho más expeditivos en ataque. El marcador era de 2-4 tras cuatro minutos del partido. Las imprecisiones en defensa no permitieron que hubiese muchos puntos en el primer cuarto. El primer tiempo muerto llegó pasado el ecuador, con 6-10 en el global del partido y con unos Nets que no lograban encontrarse del todo gracias a la intensidad de la franquicia de Illinois, ya que sólo habían metido dos canastas de nueve tiros realizados. Joe Johnson con una genialidad y Reggie Evans desde la pintura, apretaban un poquito y ponían al equipo de Brooklyn a sólo un punto a tres minutos y medio del final del periodo. Brook Lopez anotaba con un mate impresionante a dos minutos del final y dejaba el marcador 17-18. Pero la última canasta fue de Nate Robinson en una contra fulgurante. Bogans intentó aún en la última posesión un triple que no logró pasar el aro. Y así el primer periodo acababa con un marcador de 17-20 para unos Bulls con distinta mentalidad a la que vimos en el primer partido de la serie.

Reacción de Brooklyn

La primera canasta del segundo cuarto era del equipo local con una bonita penetración de CJ Watson. Pero Taj Gibson respondía rápido con un tiro en suspensión. Tras dos minutos, Belinelli marcaba su primera canasta,  y otra de Luol Deng tras un tiro faliido de CJ Watson ponía el marcador 21-26. Stackhouse seguía con su particular disputa con sus tiros desde la línea de tres puntos y fallaba dos seguidos. Carlesimo se apresuró a pedir un tiempo muerto un minutos después, cuando la franquicia de Jay-Z seguía cinco puntos por debajo. El equipo del millonario Prokhorov  se mostraban sólido desde la línea de tiros libres con ocho de ocho, mientras que los Bulls tenían problemas con únicamente dos tiros anotados de ocho, lo que les impedía despegarse del todo en el marcador. Belinelli realizaba dos bonitas penetraciones a canasta y Carlesimo volvía a pedir un tiempo muerto para realizar unos ajustes con un marcador de 27-34. Y pareció surgir efecto, pues realizaron  un parcial de 6-0 a casi cinco minutos del final poniendo a Brooklyn a sólo un punto: 34-33. Thibodeau, uno de los maestros de la táctica defensiva en la NBA, no le gustaba lo que veía y se apresuró a realizar lo mismo que había hecho Carlesimo. Brook Lopez con un tiro de casi 6 metros empataba el partido a 37 a cuatro minutos del descanso. Y un minuto después con un tiro similar, ponía a los Nets liderando el marcador por primera vez en el partido. Robinson se apresuró a restablecer las tablas con una bandeja. Pero Chicago no estaba dispuesto a renunciar a llevar la batuta del partido y se ponía por delante 41-47 a menos de un minuto. CJ Watson con un triple sobre la bocina ponía rumbo al vestuario y dejaba el partido 46-47.

Deron Williams finalizó el encuentro sólo con 8 puntos y con 1-9 en tiros de campo

Gran primera parte de Brook Lopez que se iba al entretiempo con 14 puntos (acabaría el partido con 21). Deron Williams consiguió hacerse con la nao de los Nets y acumulaba 8 asistencias. Bellinelli fue un gran revulsivo para la franquicia de Illinois con 6 puntos metidos en ese mismo cuarto.

Los Bulls toman el partido 

Boozer abría el marcador en la segunda parte con su décimo punto.  Y Kirk Hinrich realizaba un triple en la cara de Williams, que se encontraba con 0-4 en tiros de campo gracias a una exquisita defensa del mismo Hinrich. Joakim Noah machacaba el aro y ampliaba a 6-0 el parcial sobre los Nets (48-54) en casi los primeros tres minutos de juego; los Nets abrían el partido también con un parcial de 6-0, pero en tiros de campo. Tras cinco minutos, Chicago ampliaba su ventaja a ocho (52-58).  Brooklyn, sin embargo, no se despegaba del marcador del todo y Reggie Evans machacaba una bonita jugada colectiva. Pero la intensidad defensiva, que amainó en el segundo cuarto por parte del equipo de Thibodeau, parecía regresar  y forzaban pérdidas de balón. A casi tres minutos del final del cuarto, Nazr Mohammed aumentaba la ventaja a 10 puntos y Butler culminaba un contraataque para poner el marcador 55-67. Carlesimo pedía un tiempo muerto para poner fin a la sangría. Pero los Nets seguían sin lograr hilvanar jugadas que diesen lugar a tiros fáciles, y cuando lo conseguían, no lograban meter el balón en la canasta. De esto modo llegaron al final del cuarto con un global de 57-69. Jimmy Butler realizaba un gran trabajo sobre Johnson que entraba al cuarto decisivo sólo con 7 puntos y con 3-10 en tiros de campo.

La tónica del partido parecía ser la misma y Bellinelli abría el marcador del último cuarto. Humpries marcaba su octavo punto y restablecía a doce el diferencial. Pero la franquicia de New York no quería rendirse y tres minutos y medio pasados lograban traspasar la barrera psicológica de los diez puntos (64-73). Joe Johnson con dos tiros libres ponía a su equipo a 7 puntos. Y Blatche con un tiro complicado los ponía únicamente a cinco puntos. El partido se volvía físico y los nervios se podían casi palpar. Chicago volvían a recuperar la concentración y con un triple de Nate Robinson y un mate de Noah - que jugó con una fascitis plantar - se volvían a poner 10 por encima a seis minutos del final del cuarto decisivo. Carlesimo pedía tiempo muerto y Johnson con dos triples puso el partido de nuevo al alcance de la mano para Brooklyn.  Otra vez tiempo muerto, pero para los Toros de Chicago.  Todo se quedó en un amago de remontada ya que los Bulls no dejaron que el Barclays Center se emocionara y manejaron el ritmo del partido hasta el final. Hay que señalar la mala noche en el tiro de los Nets que, a pesar del eximio trabajo defensivo de Chicago, no lograron aprovechar los pocos tiros claros que les dejaban: acabaron el encuentro con un triste 35% de tiros de campo. El encuentro finalizó con un marcador de 82-90.

Ahora la serie se traslada al United Center de los Bulls. El tercer partido se disputará la madrugada del viernes a las 02.30 hora peninsular.

Estadísticas Nets - Bulls | Create infographics
VAVEL Logo