Un Obradoiro casi al completo
Chagoyen, renueva una temporada por un Obradoiro que ya tiene cerrado su juego interior. Foto: ACB

El Río Natura Monbus Obradoiro ya tiene casi completa la plantilla con la que encarar una nueva temporada en la Liga Endesa. A falta de saber qué sucederá con uno de los emblemas del equipo en los últimos años, Pavel Pumprla, y de la incorporación de un base para sustituir a Rafa Luz, la plantilla está prácticamente perfilada.

En la dirección de juego se espera la llegada de un base que coja el rol dejado por un Rafa Luz que esta verano se despidió de España para volver a su Brasil natal. Con la marcha del brasileño al Flamengo, Pozas y Cárdenas son ahora mismo los encargados de la dirección del juego del equipo santiagués. Será, entonces, el momento de que los dos den un paso al frente esta temporada para ayudar al equipo a cumplir los objetivos. A falta de concretarse el último jugador para el puesto de base, Jared Jordan se postula como uno de los candidatos.

Tyler Haws Foto: BYU
Foto: BYU

Waczynski se convertirá este año en una de las referencias del Obradoiro

La marcha de Alberto Corbacho y Giannopulos, y la aún no concretada renovación de Pumprla hacían necesaria la búsqueda de nuevos jugadores exteriores. Waczynski, que dejó buenas sensaciones en el curso pasado, se convertirá este año en una de las referencias del equipo, sobre todo gracias a un gran acierto desde la larga distancia que ayudará a lo largo de esta campaña a su equipo. Eimantas Bendzius fue el primero en llegar para cubrir el juego exterior del equipo. Este lituano de más de dos metros de estatura llega procedente del Trefl Sport de la Liga Polaca donde promedió 14,3 puntos y 4,8 rebotes en 27 minutos de media.

Santiago Yusta sería el siguiente en llegar. Internacional en las categorías base de la selección española, llega a Santiago para las tres próximas temporadas procedente del Real Madrid. Este joven jugador de 1,99 metros aterriza en la capital gallega habiendo participado en cuatro ocasiones en la Liga Endesa y llega procedente del equipo EBA del club madridista. Y el último exterior en incorporarse fue Tyler Haws que llega de la Universidad de Brigham Young, en la que en su última campaña ha promediado 22,2 puntos. Es un magnífico tirador que llega a la capital gallega para ser un jugador importante y mostrar sus cualidades.

Foto: Alec Brown

Brown llega al conjunto gallego con ganas de convertirse en uno de los pilares del equipo

El juego interior del equipo, salvo sorpresa, parece completado con la renovación de Chagoyen por una temporada más. Con la continuidad de Triguero y la marcha de Maxi Kleber, Nankivil y Miller, el conjunto santiagués necesitaba salir en la búsqueda de nuevas caras para las posiciones interiores del equipo dirigido por Moncho Fernández. Artem Pustovyi fue el primero en aterrizar en Santiago. Este gigante ucraniano de 2,16 llega cedido para las próximas tres temporadas por el Khimik ucraniano. En su última temporada, promedió 10,5 puntos, 4,8 rebotes y 1,7 tapones en 18 minutos de media. El siguiente en incorporarse fue Angelo Caloiaro, con nacionalidad estadounidense y italiana, y que procede del Telekom Basket Bonn donde promedió doce puntos y 4,3 rebotes de media. Allí, este polivalente ala-pívot, también disputó la Eurocup. El último en llegar fue el ala-pívot americano Alec Brown. Un jugador ya deseado por el conjunto santiagués la pasada temporada pero que una lesión le impidió formar parte del Río Natura en la campaña 2014-2015. Llega al conjunto gallego con ganas de convertirse en uno de los pilares del club y con ganas de demostrar en España su talento. Elegido por los Phoenix Suns en la posición 50 del draft del 2014, este jugador de 2,15 posee un gran lanzamiento de media distancia.

Moncho Fernández ya tiene a casi todos sus efectivos para una temporada 2015-2016 en la que su equipo volverá a atraer a miles de aficionados llegados de toda Galicia para ver el mejor baloncesto nacional y con el aliciente de una Copa del Rey donde serán anfitriones y en el que esperan desarrollar un buen papel.

VAVEL Logo