Washington Wizards impone su ley en el Verizon Center
Imagen: SLAMonline

Los Washington Wizards comienzan los PlayOffs 2017 con una trabajada victoria ante unos combativos Atlanta Hawks, que no bajaron los brazos en todo el encuentro. Un John Wall fenomenal acabó el encuentro con 32 puntos, cuatro rebotes y 14 asistencias, ganándole el duelo directo a  Dennis Schroeder. El base alemán también firmó un gran partido en lo individual y finalizó con 25 puntos, tres rebotes y nueve asistencias. Bajo los tableros, Howard (siete puntos y 14 rebotes) y Gortat (14 puntos y 10 rebotes) mantuvieron un bonito duelo, que se decantó para los capitalinos gracias a la aportación de hombres como Morris (21 puntos y siete rebotes) o Porter (10 puntos y nueve rebotes). 

Un primer cuarto de nervios y rachas.

El encuentro comenzó con unos Hawks buscando en los primeros compases a Millsap cerca de la pintura. Algo que no fue para nada efectivo, dada la imprecisión inicial de los del estado de Georgia con el balón en su poder. De este hecho se benefició en gran medida un enérgico Otto Porter, quién se mostró con manos rápidas, incisivo en el rebote ofensivo y generoso en las ayudas para frenar Millsap. Así pues, los Wizards aprovecharon el partido de ida y vuelta escapándose hasta el 18-8 en el electrónico.  John Wall empezó a marcar diferencias en las transiciones, y demostró, una vez más, su cladividencia en el juego de campo abierto. 

A partir de este momento, los Hawks empezaron a realizar un juego más serio, con Howard dominando el rebote e Ilyasova aportando anotación desde el banquillo. Dos faltas rápidas de Beal en los mix-marches, primero con Muscala y más tarde con Ilyasova, hicieron que el escolta de Missouri se sentara en el banquillo antes de tiempo. Atlanta consiguió llegar al final del primer período con un marcador de 25-29, gracias a un nervioso Oubre Jr. y un Bogdanovic errático desde la larga distancia.

Morris mantiene a Wizards en el encuentro.

El segundo cuarto comenzó con una tónica similar a la del final del primero. Ambos equipos cuidaron poco el balón, y buscaron a sus estrellas para recuperar las sensaciones perdidas. Un Millsap incipiente en las penetraciones hizo que Scott Brooks prescindiera de manera rápida de un indolente Jason Smith en defensa. El alero de los Hawks estaba intratable.

Imagen: newsday.com
Imagen: newsday.com

No obstante, Markieff volvió a pista, y con él las esperanzas de los magos capitalinos. Dos tapones del alero del alero de Pensylvania y las transiciones de un eléctrico Wall hicieron que la renta Hawk no subiera de los ocho puntos. El propio Morris cerró la primera parte con tres tiros libres anotados, después de una discutida falta de Paul Millsap. Mientras tanto, su hermano Marcus disfrutaba como un niño pequeño en las gradas del Verizon Center. Markieff estaba brillando en su primera aparición en unos PlayOffs de la NBA con unos minutos de muchos quilates. Pese a todo, los Hawks se iban al descanso con un 45-48 favorable en el marcador. 

Wall destroza las esperanzas visitantes.

Imagen: Nba.com
Imagen: Nba.com

Tras el descanso, los Wizards apretaron en defensa y fueron muy agresivos cada vez que Millsap tenía el balón en su poder. Dos buenas defensas de Porter y Wall permitieron al base correr en contraataque hacia el aro contrario. Atlanta sufrió en este tramo de partido anotando tan sólo siete puntos en los primeros 6:13 minutos de tercer cuarto. De este hecho se aprovechó el dúo Wall-Morris, quiénes extendieron la diferencia hasta el +10 en el marcador. El público, y por consiguiente Marcus Morris, estaba entregado. 

Washington había recuperado la fluidez en el juego y sumaba a mediados del tercer período 10 asistencias por ninguna pérdida de balón.  Sin embargo, dos malas decisiones de Jason Smith, quién se retiró lesionado a falta de 1:40 para el final del 3Q, y un poster (¡y madre mía qué poster!) de Tim Hardaway Jr. hicieron que Atlanta llegara vivo al último cuarto.  Los Wizards mandaban por 83 a 76 con doce minutos por delante.

Un mal inicio de último cuarto condena a los Hawks.

Atlanta Hawks no supo gestionar los minutos iniciales del cuarto período, y fue el gran damnificado del correcalles que se estaba produciendo en el Verizon Center. Un Bradley Beal con galones puso el +12 con un gran triple en contraataque. 

Pese al buen rendimiento de Taurean Prince y Schroeder, las diferencias no bajaban de diez puntos y los Wizards empezaron a administrar el tiempo y la bola. Con dos minutos por jugarse, los Hawks se acercaron hasta los cinco puntos tras un buen triple desde la esquina izquierda. Esto no fue más que un espejismo, ya que John Wall se encargó de que el susto no fuera a mayores y cerró la victoria con una bandeja en transición.

El próximo encuentro tendrá lugar en el mismo escenario el próximo miércoles a las 19:00 hora local. Aquí en España podremos disfrutar de dicho encuentro en la madrugada del miércoles al jueves, por Movistar Deportes 1 a la 1:00 de la mañana

VAVEL Logo