El CSKA se lleva un partido sin pena y sin gloria
Foto: Euroleague.net

Con pena y sin gloria. Dos de los principales ingredientes de un encuentro como este que enfrenta a los dos derrotados de la Final Four. La pena por el hecho de haberse quedado eliminados y no poder estar disputando la ansiada final. Y la gloria por el hecho de jugar un partido completamente intranscendente más allá de los miles de euros en juego. Con esta fórmula comenzó un duelo entre los dos mejores equipos de la Regular Season de la Euroliga y en el que los dos se habían quedado fuera del objetivo de ser campeón. 

El partido comenzó para los blancos con muchos pero que muchos problemas en el apartado de la línea de tres puntos. Con un arranque de 0/7 en tiros de tres, los blancos se fueron al segundo cuarto. En el primer cuarto tan solo anotaron dos canastas de campo y seis tiros libres. Preocupante volvió a ser las únicas dos asistencias que repartieron y el (33.2% en tiros de campo). Pero lo más doloroso fue las cuatro pérdidas que cosecharon, un aspecto que les mató el viernes.

Foto: Euroleague.net
Foto: Euroleague.net

Por parte del equipo ruso fue todo lo contrario. El acierto en triples, en tiros de dos, el dominio de los rebotes, de los tiros libres y de las asistencias. En definitiva: un CSKA que salió mejor que el Real Madrid de Baloncesto y dominaba en todos los aspectos. El resultado: (10-23) para los rusos. Una ventaja que se acentuó todavía más en la primera parte del segundo cuarto y es que el CSKA de Moscú llegó a disfrutar de una ventaja de 21 puntos. 

La Final Four de Luka Doncic

La papeleta de Luka Doncic fue tan horrible como la situación en la que se encontraba. Con 18 años y ser titular en la Final Four ante el Fenerbahçe con su afición detrás es una gesta a nivel de los más grandes. Doncic no estuvo bien. Ni contra los tucos, ni contra los rusos. Algo más que compresible debido a las expectativas puestas en él y ser su primera Final Four. 

Una muestra de que Luka Doncic no lo está pasando bien fue cuando Pablo Laso le cambió y le echó una tremenda bronca en el banquillo. Una regañina que fue traducida en lágrimas por parte del ‘7’ blanco. Doncic no ha estado bien y ha pecado de inexperiencia, pero la vida le ofrecerá más oportunidades de jugar una Final Four (muy seguramente). 

Los blancos salen bien del descanso

El Real Madrid salió bastante bien del descanso y demostró que no se les había olvidado jugar al baloncesto. Por primera vez en muchos minutos consiguieron poner la diferencia en menos de diez puntos. Sin embargo, Nando de Colo y Jeffery Taylor se enzarzaron y pararon la racha positiva blanca. 

Esto unido a cuatro perdidas (de nuevo las pérdidas) dejaron al Real Madrid a más de diez puntos. Tras ver un partido con muchos asientos vacíos en el primer tramo del encuentro con el paso de los minutos el pabellón se fue llenando y tiñiendose de amarillo turco. Pese a eso a los que más se les escuchaba eran a los griegos que fueron callados con una pitada por parte de la grada del Fenerbaçe.

Foto: Euroleague.net
Foto: Euroleague.net

Después de mucho tiempo llegó el ansiado último cuarto a este partido. Un encuentro en el que lo mejor que podía suceder es que terminase. Ahora los de Laso tendrán que hacer un importante borrón y cuenta nueva puesto que los Playoffs de la Liga Endesa comienzan el miércoles y el rival es un hueso duro de roer, el MoraBanc Andorra. Con un (70-94) acabó el sueño europeo para los dos mejores equipos de la Regular Season.

VAVEL Logo