EL GBC logra una victoria histórica
Fede Van Lacke entra a canasta en una de las acciones del partido. Foto: GBC

El Gipuzkoa Basket vuelve al Donostia Arena después de un año con victoria de la mejor forma posible. El juego del equipo donostiarra fue arrollador desde el principio del partido y el público se entregó al ver la capacidad anotadora de los locales. Fakuade anotó los primeros puntos para el GBC y Norel fue el jugador más destacado de los donostiarras al anotar 25 puntos y capturar 12 rebotes consiguiendo un 36 de valoración. El Real Betis no se sentía cómodo en la cancha y no anotaba con facilidad al encontrarse con una defensa sólida que no permitía ningún tiro desde el exterior y en el interior dominaba con la altura de Norel y la explosividad de Fakuade. El primer cuarto acabó con un 18-10 que hacía que el GBC se colocara ocho arriba y tuviera una renta de puntos para el inicio del segundo cuarto.

La dinámica del partido seguía siendo la misma. Una gran defensa y la intensidad en ataque y el orden en el juego de los de Porfi Fisac hacían que los locales siguieran por delante en el marcador. Se sumaban a la fiesta Clark y Swing dos de los fichajes de esta temporada que demostraron tener cualidades para ser referentes en anotación. No llegaban a romper la barrera de los 10 puntos, pero dos triples consecutivos del argentino Van Lacke aumentaron la ventaja en 18 puntos y la grada contempló como el equipo se marchaba al descanso 42-25. En definitiva, en los dos primeros cuartos el GBC demostró su superioridad ante el Betis de principio a fin con una defensa solvente y un ataque arrollador.

El equipo que ha formado el GBC esta temporada, con Xabi Oroz y Joan Pardina que continúan en el barco es un bloque sólido y que presenta varios recursos. Con poco presupuesto en el juego interior han fichado al pívot holandés Norel que ayer se salió, Fakuade un ala pívot explosivo y defensivamente un portento físico y Clark un jugador británico capaz de romper aros y de anotar de tres, y en el exterior Fede Van Lacke y Jordan Swing fueron los más destacados al anotar 17 y 9 puntos respectivamente.

Segunda parte, más de lo mismo

La segunda parte comenzó con menos ritmo, pero el GBC enseguida fue cogiendo el punto y lo hizo con un espectacular Henk Norel. El pívot holandés él solo amplío la diferencia hasta los 20 puntos que señalaba el marcador hacia la mitad del tercer cuarto. El resto de los jugadores aportaban su granito de arena y el tercer periodo acabó con 68-44.

El despliegue del GBC en este cuarto provocó que el Betis bajara los brazos y diera por perdido el partido. Los de Porfi Fisac cada vez que llegaban al aro conseguían anotar con facilidad y las diferencias fueron agrandándonse con el paso de los minutos. La afición con unos  1.500 espectadores en la grada disfrutó del juego de su equipo y de la demostración de lucha, intensidad, anotación y poderío físico del GBC.

El Gipuzkoa Basket completó un partido de diez, no dejándose llevar por la diferencia y disputando cada balón como si fuera el último. El encuentro sirvió para que el jugador del Easo Asier Azpeitia debutase en la ACB y se viviera uno de los momentos mágicos de Illunbe, con la afición coreando su nombre. Fisac dio descanso a Norel y el público gritó al unísono MVP, MVP. Los jugadores estaban concentrados y conectados con la grada, y quisieron ofrecer la primera victoria de la temporada a su afición y la primera en el Donostia Arena. Finalmente, se derrotó al Betis un rival directo por la salvación por 94-60 y las conclusiones fueron muy positivas al término, con un equipo que si sigue en esta dinámica puede ser una de las revelaciones de La Liga Endesa.

VAVEL Logo