Anuario VAVEL Divina Seguros Joventut 2017: no apto para cardíacos
Anuario VAVEL 2017 Divina Seguros Joventut: no apto para cardíacos | Montaje de Alvaro Garcia

El Divina Seguros Joventut ha firmado un año 2017 muy irregular, pero a la vez, lleno de emociones y sufrimientos en cada uno de sus partidos. Pese a las bastantes derrotas, el equipo dirigido por Diego Ocampo ha luchado y ha podido llevarse la victoria en un 85% en cada una de esas derrotas (algunas muy ajustadas y dolorosas pues el equipo iba ganando en la mayor parte del encuentro). La vuelta a Europa tampoco fue la planeada y el Kataja de Finlandia (octavo actualmente en su liga doméstica que cuenta con tan sólo once equipos) y victorias que siempre quedarán en la memoria como la del Andorra en el Olímpic tras dos prórrogas cuando el conjunto del Principado lo tenía más que ganado en varias ocasiones.

Final de temporada 16/17 con permanencia en la penúltima jornada

El final de la temporada 2016-17 se saldó con la permanencia del Divina Seguros Joventut en la penúltima campaña de mucho sufrimiento tras derrotar al ya descendido, en aquel entonces, ICL Manresa, por 100-66 en uno de los mejores choques de la temporada y en el que la afición no tuvo que sufrir mucho, pues los verdinegros fueron todo el partido por delante.

La primera vuelta, que fue muy complicada tras el 0-5 inicial, se revertió tras la primera victoria en Manresa y la llegada del pívot Jerome Jordan, que fue vital en victorias ante equipos de alto nivel como Unicaja (campeón Eurocup) o Valencia Basket (campeón de la Liga Endesa). La segunda vuelta fue distinta y el conjunto dirigido por Diego Ocampo consiguió sumar casi todas las victorias en casa, además de una muy importante en el pabellón del Real Betis Energía Plus.

Nueva campaña... Con sorpresa continental

Pese a sufrir como nunca en la temporada 2016-17, el Club y la afición recibieron una grata sorpresa después de anunciar la inscripción a la Basketball Champions League 17-18. Al principio todo eran flores y todos estaban muy ilusionados con el nuevo reto, pero rápidamente se empezarían a ver las cosas grises.

Primero, porque sin saberlo previamente antes de la inscripción, el Joventut debía pasar hasta tres fases previas en países como Georgia, Finlandia y Alemania (con sus respectivos largos viajes) y, segundo, porque se cayó en la segunda fase previa ante el Kataja tras un viaje de locos hasta la ciudad de Joensuu, ya que el Club tardó hasta 36 horas en llegar a la pequeña localidad del norte de Finlandia tras tres intentos de aterrizaje fallidos y al final optar por la vía del autocar y hacer seis horas de carretera tras hacer más de 15 en varios aviones y dormir en el aeropuerto de Helsinki en unas butacas. La primera eliminatoria ante el Dinamo Tbilisi se pasó con relativa facilidad, sin muchos problemas.

Mal inicio de Liga, pero poco a poco se revierte la situación

Al igual que la pasada temporada, el Divina Seguros Joventut arrancó con varias derrotas consecutivas, aunque esta vez con una menos (0-4). La primera victoria llegó en el Olímpic ante el Real Betis Energía Plus, y la segunda, a la semana siguiente contra MoraBanc Andorra en un partido que se decidió tras dos prórrogas y con un conjunto andorrano que tenía el partido más que ganado en algunos instantes del choque.

La tercera llegó también en casa ante el Delteco GBC y la cuarta ante Tecnyconta Zaragoza después de remontar 15 puntos y con dos expulsiones mañas incluídas, para que luego Cuspinera rajara del colegiado en sala de prensa. Y cuando todo parecía que llegaría la quinta en casa ante el San Pablo Burgos, la cosa se complicó en el último cuarto tras un parcial de 12-24 y se acabó cayendo. Un final agridulce de año tras la derrota ante un rival directo y que ajusta muchísimo las cosas por la zona baja de la tabla, algo que ya no es nuevo para el Divina Seguros Joventut, pues el 2017 ha sido un año de mucho sufrimiento, un año no apto para cardíacos, y algo similar se espera para el siguiente.

Aún quedaba tiempo para una derrota más de los verdinegros. Y es que en el último partido del año tuvieron que visitar la cancha del Valencia Basket. Los actuales campeones, segundos en la tabla a estas alturas, pasaron por encima de un Joventut que no tuvo respuesta alguna. Los de Ocampo pasaron algunos de sus peores momentos en un encuentro en que los valencianos no dieron opción alguna a los visitantes.

El inicio de temporada ha sido una verdadera montaña rusa para los de Badalona. Tras el complicado comienzo y la racha de cuatro derrotas, hicieron un par de amagos de remontar, pero no han sido capaces de fijar una buena y definitiva dinámica. Ahora, con un balance de cuatro victorias y nueve derrotas, se encuentran en una posición muy complicada y están obligados a reaccionar si quieren alejarse del fantasma del descenso.

VAVEL Logo