Kyle O'Quinn firma un año con los Indiana Pacers

El veterano pívot llega procedente de New York, para potenciar un banquillo que ya empieza a acumular nombres.

Siguen reforzándose fuerte los Indiana Pacers. Tras haberse hecho con los servicios de Doug McDermont y Tyrekee Evans, los de Indianápolis se hacen con los servicios del jugador. El pívot, ex de New York Knicks, había rechazado una opción de jugador para esta temporada en la que iba a ganar 2.3 millones, para buscar un proyecto que fuera más lucrativo para él, o bien en el ámbito deportivo o en el económico. 

Parece que en Indiana podría encontrar algo mejor que lo que tenía en Nueva York. La única pega debe ser el cambio de cuidad, porque en lo demás parece que el jugador sale  ganando en todo. Llega a un mejor equipo, con un juego más definido, y que ha sido uno de los equipos sorpresa la temporada pasada.

Los pacers cuentan además con varias estrellas jóvenes, y podrían ser un equipo muy competitivo en esta conferencia Este que amenaza con quedarse sin fuelle. Llega a Indiana por 4.3 millones y una sola temporada, un acuerdo mejor del que tenía en los Knicks. Además, llega con un rol muy adaptable. Muy probablemente sea el suplente de Miles Turner, pero puede aportar mucho con su veteranía y su capacidad defensiva.

También ha  llegado para servir de guía de jugadores que pueden evolucionar hacia un jugador de su estilo, como puede ser Domantas Sabonis. 

Se va completando así una rotación que amenaza con volverse una de las más rocosas de la liga. Con Víctor Oladipo a la cabeza, la plantilla de Indiana puede dar un susto a prácticamente cualquier equipo de su conferencia. Además, la gerencia está consiguiendo hacer un grandísimo trabajo atrayendo a agentes libres muy interesantes, para completar una de los mejores banquillos de su conferencia, con el permiso quizá de los Toronto Raptors. 

Una temporada que puede ser muy interesante para observar lo que pasa en los Pacers. Tras una temporada magnífica en la que se superaron todas las expectativas, igualarla este año va a ser complicado. No obstante, la construcción de la plantilla se está haciendo francamente bien, y habrá posibilidades de repetir la hazaña.