Caravaca de la Cruz y Córdoba, nuevos enclaves para la Vuelta 2017
El pelotón, durante una etapa de la Vuelta a España 2014 | Fuente: Alberto Brevers-VAVEL

A falta de poco más de un mes para la presentación oficial de la Vuelta a España 2017 —será el 12 de enero en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, en una gala retransmitida por Teledeporte— continúan desgranándose detalles del recorrido: en su día ya se conoció el regreso del Angliru, las etapas cántabras de Los Machucos y Santo Toribio de Liébana, la posibilidad de subir a Calar Alto, la etapa en Cuenca, etc. 

Caravaca de la Cruz, ciudad santa

Aún se desconoce si Caravaca albergará una salida o una llegada

Ahora se sabe que Caravaca de la Cruz (Murcia) volverá a recibir al pelotón de la Vuelta a España, como ya ocurriera en la edición de 2015, aunque en esa ocasión solo se trató de una localidad de paso. El alcalde de la región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, confirmó hace un par de días que la ciudad santa volverá a cobrar protagonismo en la ronda española (sin especificar sí se tratará de una salida o una llegada), con motivo del Año Jubilar.

Se trata de una estrategia para promocionar el Año Jubilar

El gobierno autonómico de Murcia no es el único que quiere promocionar una de sus principales localidades aprovechando este acontecimiento religioso: hace unas semanas Miguel ángel Revilla, presidente de Cantabria, anunció que buscaba el mismo objetivo con una salida en Santo Toribio de Liébana, otra de las ciudades santas del mundo católico. 

El pelotón, camino de Murcia durante la edición de 2015 | Foto: Unipublic
El pelotón, camino de Murcia durante la edición de 2015 | Foto: Unipublic

La última vez que la ronda española recaló en Caravaca de la Cruz (sin ser localidad de paso) fue el 2 de septiembre de 2010, durante la sexta etapa de aquella edición. Ese día los corredores partieron de la localidad murciana en dirección a la capital, donde se impuso el noruego Thor Hushovd y el belga Philippe Gilbert retuvo el maillot de líder. 

La Vuelta, que partirá desde Nîmes (Francia), pasará a la Península a través de Andorra y, tras una estancia en Cataluña, Castellón, Cuenca (esta, anunciada de forma oficial), y Alicante, llegará a tierras murcianas en torno a la octava etapa, donde Caravaca de la Cruz podría dar la salida o recibir a los corredores en meta. Luego llegará el momento de Andalucía... 

La provincia de Córdoba tendrá protagonismo

El segundo enclave que ha sonado con fuerza para acoger una etapa de la Vuelta es la provincia de Córdoba. Según el portal Arueda, la dirección de Unipublic está en conversaciones con la Diputación provincial y todo apunta a que será una línea de meta (de ser así, el sprint masivo sería el desenlace más lógico). También cabe la posibilidad de que se incluya una salida en territorio cordobés al día siguiente. 

La capital cordobesa parte como favorita para ser llegada de etapa, aunque no hay nada confirmado

En cuanto al lugar concreto donde se desarrollaría la llegada, la 'ciudad califal' es la opción que cobra más fuerza por el momento. No obstante, no hay nada confirmado y las negociaciones siguen en todo lo alto, pudiendo variarse tanto el recorrido como la propia meta: la localidad de Lucena también se ve con buenos ojos. 

Sagan ganó en en un reducido sprint en Córdoba durante la Vuelta 2011 | Foto: AFP
Peter Sagan ganó en un reducido sprint en Córdoba durante la Vuelta 2011 | Foto: AFP

Córdoba capital ha albergado tres llegadas y una salida en los últimos ocho años

La provincia de Córdoba es una zona de casi obligado paso cuando la carrera transcurre por Andalucía, ya que hace frontera con cuatro provincias andaluzas y se trata de una conexión con las comunidades vecinas de Extremadura y Castilla-La Mancha. No en vano, la ciudad andalusí se ha convertido en una llegada clásica en las últimas ediciones. En 2015 dio el pistoletazo de salida de la sexta etapa camino de Cazorla. Un año antes, John Degenkolb celebró una victoria al sprint en las calles cordobesas. En 2011 fue Peter Sagan quien alzó los brazos en una peculiar llegada junto a tres compañeros y Lastras, mientras que en 2009 Lars Boom se impuso en solitario. 

Merece la pena recordar que las únicas localidades confirmadas de forma oficial en Andalucía son la llegada en Antequera (Málaga), con el objetivo de mostrar los Dólmenes recién nombrados Patrimonio de la Humanidad, y la salida al día siguiente desde la también malagueña Coín, que será Villa Europea del Deporte en 2017. No obstante, una llegada en Calar Alto (Almería) también ha sonado con fuerza en las últimas semanas. 

Se aleja la opción del Veleta

Si bien este año podría ser en el que se estrenaría la esperada ascensión al Veleta (3.300 m), parece que la opción se está desvaneciendo poco a poco. Las autoridades se han mostrado muy reticentes a que el pelotón acceda a la carretera asfaltada más alta de Europa. El motivo es que el Veleta se ubica en el Parque Nacional de Sierra Nevada, por lo que el entorno protegido podría verse afectado por un evento de las magnitudes de la Vuelta. 

Si no se llega a un acuerdo, el punto más alto al que se podría acceder con normalidad es la barrera situada en el paraje de La Hoya de la Mora, por encima de los 2.500 metros (aunque inferior a cotas del Giro como el Stelvio) y seis kilómetros más arriba de la estación de esquí de Pradollano. No obstante, en caso de no coronar el Veleta, hay opciones para acabar formando una ascensión superior a los 30 kilómetros: por ejemplo, y como destaca Arueda, "entrar por Haza Llana y prolongarlo 15 km hasta arriba, hasta enlazar el Alto del Purche desde Monachil con la carretera tradicional de Sierra Nevada". 

VAVEL Logo