Daniel Ricciardo
Daniel Ricciardo
MotorSports Competition
Motorsports

Daniel Ricciardo

1989 Perth


Daniel Joseph Ricciardo es un piloto de Fórmula 1 de ascendencia italiana nacido en Perth (Australia) el 1 de julio de 1989.

Fuente: @danielricciardo
Fuente: @danielricciardo

Ricciardo comenzó su trayectoria pilotando karts a la edad de nueve años y, un par de años después, se hizo con el quinto puesto del Memorial Bob Smithers. En 2005 asistió al campeonato australiano en la categoría Junior Clubman en la que terminó en décimo puesto. Ese mismo año también participó en el Campeonato de Fórmula Ford de Australia Occidental en el que quedó octavo con un Van Diemen.

Daniel Ricciardo con su padre en el GP de Adelaide / Fuente: @danielricciardo
Daniel Ricciardo con su padre en el GP de Adelaide / Fuente: @danielricciardo

En 2006 participó en tres certámenes diferentes: Fórmula BMW Asia, Campeonato Fórmula BMW y Fórmula BMW World, cronológicamente.

En el primero corrió con Eurasia Motorsport, ganó dos carreras, consiguió tres pole position, 3 vueltas rápidas, 12 podios y quedó tercero en la clasificación final. En agosto participó en el segundo certamen corrió con y solo participó en dos carreras; en la primera se retiró y en la segunda quedó octavo. Al final de la temporada corrió para Fortec Motorsport en la Fórmula BMW World en la que terminó quinto a 14 segundos del ganador.

Fue precisamente su desempeño en la Fórmula BMW Asia lo que le hizo dar un salto más en lo que pasaría a ser su carrera profesional, cuando RP Motorsport se puso en contacto con el australiano.

Fórmula Renault

En 2007 saltó la Fórmula Renault de la mano de RP Motorsport y participó en dos certámenes diferentes durante ese año: el Campeonato de Europa y el certamen italiano de Fórmula Renault 2.0.

De entre estos dos, destacó especialmente en el campeonato italiano en el que quedó sexto con 196 puntos y donde consiguió subirse al cajón en el Circuito Ricardo Tormo (Valencia).

A principios de 2008 volvió a participar en la Fórmula Renault, esta vez en Europa Occidental y consiguió llevarse el subcampeonato.

Fórmula 3 

A mediados de 2008, hizo su debut en Fórmula 3 con la escudería SG Fórmula. Debutó en el circuito de Nürburgring  para la Fórmula 3 Euroseries, en la que consiguió un octavo puesto.

En 2009 participó en la Fórmula 3 británica con el equipo Carlin Motorsport. Consiguió hacerse con el campeonato, que hacía 20 años que no conquistaba un piloto australiano, y quedó por delante del segundo clasificado (Walter Grubmüller) con una diferencia de 87 puntos.

World Series

Ricciardo participó en la World Serie de Renault en las temporadas 2009, 2010 y 2011.

Durante la temporada de 2009, el piloto australiano corrió con el equipo Tech 1, aunque solamente disputó dos carreras. En la primera carrera tuvo que retirarse y en la segunda acabó quinceavo.

A finales de ese año renovó su contrato con Tech 1 para competir en la próxima temporada de la World Series. En el 2010 las cosas fueron mejor para Ricciardo; pudo disputar todas las carreras y consiguió quedar subcampeón en el campeonato con 4 victorias, 8 pole position, 5 vueltas rápidas, 8 podios y 136 puntos – solo dos puntos menos que los que consiguió el campeón de aquella edición.

También participó en la edición de 2011, pero para aquel entonces Daniel Ricciardo ya tenía un contrato con la Fórmula 1 por lo que tuvo que alternarse entre ambas competiciones y acabó participando en 12 carreras de las 16 que se disputaron. A pesar de perderse cuatro carreras, consiguió llevarse una victoria, 2 pole position, 3 vueltas rápidas, 6 podios y un quinto puesto en la clasificación global.

HRT

En 2009 el piloto australiano entró a formar parte del Equipo Junior de Red Bull, durante la temporada de 2010 de Fórmula 1 fue piloto de pruebas para la escudería Toro Rosso - con la que participó en los entrenamientos libres - y, finalmente, en 2011 fichó por la escudería española HRT para sustituir a mediados de temporada a Narain Karthikeyan y terminó 27º en el cómputo global.

Ricciardo en el GP de Brasil en 2011 / Fuente: Getty Images
Ricciardo en el GP de Brasil en 2011 / Fuente: Getty Images

Toro Rosso

En la temporada 2012 Daniel Ricciardo fichó por la escudería Toro Rosso – filial de Red Bull – con Jean-Eric Vergne como compañero de equipo. Su debut dejó muy buenas impresiones; corría en su casa en el Gran Premio de Australia y consiguió acabar noveno tras una gran remontada. Ya desde entonces apuntaba maneras y exhibía lo que iba a ser su gran especialidad: los adelantamientos.

Daniel Ricciardo y Franz Tost en 2012 / Fuente: Getty Images
Daniel Ricciardo y Franz Tost en 2012 / Fuente: Getty Images

Durante esta temporada, Ricciardo logró acabar dentro del top 10 en seis carreras y, por ende, poder puntuar. Su capacidad para puntuar es lo que convenció a la escudería italiana para renovarlo para la siguiente temporada. Aun así, no pudo superar a su compañero de equipo, que quedó seis puntos por delante de él.

En la temporada 2013, el Toro Rosso seguía siendo uno de los monoplazas menos potentes de la parrilla, pero, a pesar de ello, se notó un cambio en el piloto australiano que supo hacer las cosas bastante mejor que la anterior temporada.

Con un año de experiencia al volante del Toro Rosso, Daniel Ricciardo logró terminar en el top 10 en siete carreras, de entre las cuales en dos logró finalizar en séptima posición (Gran Premio de China y Gran Premio de Italia). Esta temporada, a diferencia de la anterior, sí logró quedar por delante de su compañero de equipo en la clasificación final y eso, sumado a sus mejorías en pista, hicieron que la escudería Red Bull, hiciera oficial su fichaje en septiembre tras la anunciada marcha de Mark Weber.

Red Bull

La temporada 2014 fue, sin duda, la mejor de su carrera hasta el momento. Llegaba de un equipo muy inferior, tras haber clasificado 14º la temporada anterior, pero Ricciardo supo dar una lección de pilotaje que sorprendió a todos durante su debut en la escudería austriaca.

Tras haber presentado algunos problemas en los test de invierno, el piloto australiano logró un segundo puesto en la clasificación del primer Gran Premio de la temporada que es, a su vez, su Gran Premio de casa. Subió al cajón en el segundo puesto, pero fue descalificado por  superar el límite de flujo combustible, por lo que su primer podio oficial tuvo que venir un poco más tarde.

Su primer podio no se hizo demasiado de rogar, ya que, unas pocas carreras después, consiguió un tercer puesto en el Gran Premio de España. Y, finalmente, su ansiada victoria llegó dos carreras después, en el Gran Premio de Canadá.

Tras una temporada en la que Mercedes demostró ser la escudería claramente dominante, Daniel Ricciardo dejó su marca en el mundial. A lo largo de la temporada se llevó 3 victorias (Canadá, Hungría y Bélgica), logró una vuelta rápida y se subió al podio 8 veces. Con todo esto, acabó el mundial en tercer puesto, dos por encima de su compañero de equipo, Sebastian Vettel. Quedar 71 puntos por encima de un cuatro veces campeón del mundo le otorgó la confianza necesaria para afrontar su carrera como piloto y, además, su superioridad ante Vettel supuso el debacle del piloto alemán, que se vio obligado a marcharse de la escudería con la confianza bastante tocada, como él mismo admitió en su día.

Ricciardo y Vettel en 2014
Ricciardo y Vettel en 2014

La temporada 2015 fue muy discreta para los de Red Bull. A diferencia del año anterior, los test de invierno fueron bastante rodados y dejaron buenas sensaciones, pero en la temporada esas sensaciones se fueron desvaneciendo.

A lo largo de la temporada, el piloto australiano consiguió hacer tres vueltas rápidas y logró subirse al podio dos veces; unas cifras, que comparadas con las del año anterior, dejaban mucho que desear. A pesar de ser una temporada tumultuosa, consiguió un quinto puesto en el GP de Mónaco, circuito en el que la destreza del piloto resalta por encima de la potencia de los motores.   

El mal rendimiento del monoplaza y sus problemas con el motor Renault propiciaron que, al final de la temporada, la escudería austriaca no solo quedara por detrás de Mercedes, sino que también por detrás de Ferrari y de Williams. Daniel Ricciardo, por su parte, terminó el mundial en la octava posición.

En la temporada 2016, Ricciardo mostró un gran rendimiento que se consolidó en la tabla final de clasificación. Terminó tercero en el mundial, por delante de los dos Ferrari y consiguió llevarse una victoria (GP de Malasia), una pole position, cuatro vueltas rápidas y ocho podios. Además, terminó 52 puntos por delante de su compañero de equipo, Max Verstappen, que se incorporó al equipo sustituyendo a Daniil Kvyat en la quinta carrera del mundial.

Durante la temporada 2017, el piloto australiano mantuvo su buen rendimiento. Desafortunadamente, fueron el monoplaza y los problemas de fiabilidad los que hicieron que Red Bull estuviera un paso por detrás de los Ferrari esta vez. Entre él y su compañero de equipo acumularon 13 abandonos en las 20 carreras que se disputaron esa temporada.

Ricciardo en el Baku 2017 / Fuente: Daniel Ricciardo
Ricciardo en el Baku 2017 / Fuente: Daniel Ricciardo

Daniel Ricciardo se llevó su única victoria de la temporada en el Gran Premio de Azerbaiyán, en una carrera loca en la que partía desde la décima posición; durante el resto del mundial consiguió también hacerse con una vuelta rápida y logró subirse al cajón en nueve ocasiones. Finalizó en quinta posición al final del campeonato, con 32 puntos por delante de Max Verstappen.

La temporada 2018, la última en el equipo Red Bull, estuvo plagada de infortunios para Ricciardo. El inicio de temporada fue excelente, consiguió hacerse con la victoria en el Gran Premio de China y en el Gran Premio de Mónaco, en el que había conseguido llevarse la pole position, pudiendo redimirse así de su episodio en 2016 con un pit stop fallido.  Acumulaba las mismas victorias que Lewis Hamilton en ese punto de la temporada y en ese momento su valor como piloto en el mercado de fichajes se había disparado y se encontraba en su momento más dulce; su nombre sonaba para Ferrari.

Ricciardo tras su victoria en el GP Mónaco 2018 / Fuente: Daniel Ricciardo
Ricciardo tras su victoria en el GP Mónaco 2018 / Fuente: Daniel Ricciardo

Aunque todo parecía ir viento en popa para en piloto australiano, cabe destacar que antes de su victoria en Mónaco tuvo que medirse con su compañero de equipo en Bakú. Tras un combate disputado entre ambos y con una estrategia de boxes que favoreció al piloto holandés, ambos acabaron colisionando y terminaron fuera de la carrera.

Desde ese momento el ambiente en la escudería estaba bastante crispado; Daniel Ricciardo se sentía abandonado por los suyos y en un segundo plano – algo que no había pasado hasta el momento. Para cuando llegó el parón de verano, Ricciardo acumulaba 4 abandonos y no se sentía a gusto en el equipo, por lo que decidió tomar una decisión que a principios de temporada hubiera parecido impensable: cambiar de equipo. Le comunicó su decisión de fichar por el equipo Renault a Christian Horner en agosto y, aunque este último pensó que se trataba de una broma y no le tomó en serio, pronto se dio cuenta de que, en efecto, el piloto australiano se marcharía a final de la temporada.

Desde ese momento, el piloto australiano sumó infortunio tras infortunio. Tuvo problemas mecánicos de todos los colores (problema con el embrague, fallo hidráulico, apagón eléctrico, etc.), que le hicieron abandonar 4 veces más desde el summer brake (ocho veces en toda la temporada) e incluso en clasificación. Especialmente doloroso fue su abandono en el Gran Premio de México, dónde el día anterior había conseguido hacerse con la pole position – la tercera en toda su carrera –.

Salió del equipo muy quemado y deseoso de nuevos aires, tras una temporada fatídica para él.

Renault

Daniel Ricciardo inició su temporada 2019 con su nueva escudería. En un principio, fue bastante complicado para el piloto hacerse con un monoplaza totalmente nuevo para él. Abandonó en la primera carrera de la temporada (Australia, su casa) y poco después en el GP de Azerbaiyán, en el que cometió un fallo algo impropio de él: no miró por los retrovisores para dar marcha atrás y colisionó con su ex-compañero de equipo Daniil Kvyat; ambos acabaron fuera de la carrera. Posteriormente, Ricciardo se disculpó públicamente con el piloto ruso.

Ricciardo en Suzuka 2019 / Fuente: Daniel Ricciardo
Ricciardo en Suzuka 2019 / Fuente: Daniel Ricciardo

Pero poco a poco, se fue haciendo con el control de su coche y superaba carrera tras carrera a Nico Hulkenberg, el que era por aquel momento su compañero de equipo. Obtuvo su mejor resultado de la temporada en Monza, consiguiendo el cuarto puesto. Se posicionaba entonces como uno de los mejores pilotos de la zona media, sin poder optar a más por las limitaciones de su monoplaza. Al final de la temporada quedó en noveno lugar, cinco puestos por delante del piloto alemán.

Palmarés

Desde su debut en Fórmula 1 con HRT, Daniel Ricciardo ha disputado 172 grandes premios, se ha hecho con 7 victorias, ha alcanzado el podio hasta en 29 ocasiones, se ha llevado 13 vueltas rápidas y ha conseguido 3 pole positions. En total, ha conseguido 1040 puntos a lo largo de su carrera en la categoría reina del automovilismo.

//