José Ángel Iribar Kortajarena
José Ángel Iribar Kortajarena
Football Player
Soccer

José Ángel Iribar Kortajarena

1943 Zarauz, Guipúzcoa


José Ángel Iribar Kortajarena es uno de los mejores porteros que ha pasado por el Athletic Club, por no decir el mejor. Iribar no fue un portero cualquiera, llegó a convertirse en uno de los jugadores más importantes de la historia del club rojiblanco y de la selección española de fútbol. El histórico guardameta llegó a disputar 18 temporadas en Bilbao, un total de 614 partidos; el jugador con más partidos en la historia del club. Su vitrina también es una muestra de la grandeza de 'El Chopo': Dos Copas del Rey (1968-69 y 1972-73), un Zamora (1969-70) y una Eurocopa (1964).

Inicios como tornero

José Ángel Iribar nació el 1 de marzo de 1943 en un caserío llamado Makatza, en la localidad guipuzcoana de Zarauz. Fue uno de los muchos guipuzcoanos que acabó decantándose por el Athletic. Los primeros toques de balón los dio en la playa, mientras estudiaba en el Colegio La Salle. Más tarde, comenzó a aprender de qué trataba el oficio de tornero, en la Escuela de Maestría de los Antonianos. Incluso estuvo trabajando como tal durante un tiempo.

El primer equipo donde limitó fue el Salleko infantil, con 12 años. Después pasó por los Antonianos, en su época de tornero. Finalmente, llegó al C.D. Zarauz, ya como juvenil. Ya como profesional, fichó por el C.D. Basconia en 1961, con 18 años. En ese momento el equipo militaba en Segunda División, y no era aún filial del Athletic. Con el Baskonia hizo grandes actuaciones durante toda la temporada, pero el clímax llegó cuando eliminaron a un Primera División como el Atlético de Madrid en la Copa del Generalísimo de 1961-62 (actualmente llamada Copa del Rey). Gracias a esa buena temporada, el portero fue perseguido por grandes clubes, pero finalmente en 1962, el Athletic Club pagó al C. D. Basconia un traspaso de un millón de pesetas por el jugador, una cifra muy alta para aquella época. 

Comienzos duros y una lesión oportuna

El arranque de Iribar en el club bilbaíno no fue fácil. El principal culpable de esa situación era el internacional Carmelo Cedrún (06-12-1930, Amorebieta-Etxano) en portería. En ese momento la portería pertenecía al vizcaíno, indiscutible dueño desde hacía más de diez años. Por desgracia, Cedrún se lesionó un 23 de septiembre de 1962, en el minuto 61, lo que le permitió al guipuzcoano ponerse los guantes por primera vez para defender la meta rojiblanca. Su primera titularidad tuvo que esperar. Fue un el 14 de abril de 1963. En aquel encuentro el Athletic perdió por 3 a 2 frente al Betis. El 21 de abril de 1963 jugó su primer partido en San Mamés, también con derrota, ante el Real Madrid (0-1) tras un gol de penalti de Puskás.

Debut de José Ángel Iribar, 'El Chopo' / Fuente: Athletic Club
Debut de José Ángel Iribar, 'El Chopo' / Fuente: Athletic Club

Gracias a sus buenas actuaciones, su titularidad se consolidó en octubre de 1963. En ese mismo año, le ganó la batalla a Cedrún por la portería del Athletic, quien se marchó al R. C. D. Español al final de la temporada. A partir de ahí, todo fue un ascenso hacia la excelencia. Después de lograr la hazaña de ganarse la titularidad de la portería del Athletic, con tan solo 21 años,  Iribar debutó con la selección española en un partido de clasificación para la Eurocopa de 1964, frente a Irlanda. En ese mismo verano de 1964, José Ángel jugó la final de la Eurocopa frente a la Unión Soviética, adjudicándose así el primer título de su carrera deportiva, en su cuarto partido como internacional con España.

Athletic, Athletic y más Athletic

La trayectoria de José Ángel Iribar ha estado ligada al club vasco durante prácticamente toda su carrera, desde 1962 hasta 1980. Como otros muchos mitos en el Athletic, el portero también tuvo su propio cántico en su momento. Fue en 1966, tras la final de Copa perdida ante el Real Zaragoza, se hizo popular aquel cántico de 'Iribar, Iribar, Iribar es cojonudo como Iribar no hay ninguno', que todavía retumba entre los pasillos de 'La Catedral'

El primer título con el Athletic llegó en 1969, al vencer 1-0 al Elche en la final de Copa. En la siguiente temporada tuvieron en la punta de los dedos el campeonato de Liga, pero se quedaron a las puertas como subcampeones. Aunque en aquella temporada, logró su primer premio individual: el trofeo Zarra (20 goles en las 30 jornadas de Liga). En 1973 le tocó vivir uno de los capítulos más negros en su vida. Estuvo gravemente enfermo durante varios meses, por una fiebre tifoidea. Aún así, el 29 de junio del mismo año logró su segundo título al ganar 2-0 al Castellón en la final de Copa, cerrando para siempre su vitrina de títulos. 

El 5 de diciembre de 1976, antes de un derbi contra la Real Sociedad en el Estadio de Atocha, Iribar y el capitán realista Inaxio Kortabarria saltaron al terreno de juego portando una Ikurriña, colocándola ambos de manera ceremoniosa en el círculo central del campo. Por aquel entonces esta bandera era ilegal, ya que aún no se había iniciado el proceso autonómico en España

En la temporada 1979-80, Helmut Senekowitsch le relegó a la suplencia desde la jornada 10 en favor de Peio Aguirreoa. Por último, fue homenajeado el 31 de mayo de 1980 en un encuentro, disputado en San Mamés, ante la Real Sociedad. Ya después de su retirada como jugador, fue entrenador en las categorías inferiores del Athletic Club (infantil y cadete). También lo fue del Bilbao Athletic, con el que logró un ascenso en 1983 y un subcampeonato de Segunda División en 1984. Llegó a dirigir al Athletic Club en la temporada 1986-87 en la que el equipo vasco acabó en 13º lugar. También fue entrenador de porteros de la primera plantilla entre 1990 y 2001 y, posteriormente, fue nombrado por Javier Uría como representante institucional del club acompañando habitualmente a la primera plantilla en sus desplazamientos. Finalmente, fue entrenador en los amistosos de la selección de fútbol de Euskadi durante casi veinte años, dejando dicho cargo en 2011.

 

//