Sebastian Vettel
Sebastian Vettel
MotorSports Driver
Motorsports

Sebastian Vettel

1987 Heppenheim


Sebastian Vettel es un piloto de Fórmula 1 nacido en Heppenheim (Alemania) el 2 de julio de 1987 y  que ha conseguido cuatro campeonatos mundiales.

Hijo de Norbert Vettel y Heike Vettel tiene cuatro hermanos, dos hermanas mayores y un hermano pequeño, Fabián Vettel, que ha seguido sus pasos y que ahora pilota para Mercedes en la serie ADAC GT Masters. Aun así, el joven de 21 años ha descartado un salto a la Fórmula 1, él mismo reconocía que para haberlo conseguido tendría que haber tomado un camino diferente en su carrera.

Inicios y test con Williams

Sebastian Vettel tuvo sus inicios en el karting, categoría en la que empezó a competir con 8 años y en la que se llevó varios campeonatos.

Varios años después, en 2003, saltó a la Fórmula BMW, monoplaza que nació para continuar la formación de aquellos que así lo quisieran y provinieran del karting. Vettel logró hacerse con el campeonato de ese año, habiendo ganado 18 de las 20 carreras que se disputaban en total.

Dos años después pasó a la Fórmula 3 Euroseries en la que competiría con la escudería ASL Mucke Motorsport. Terminó quinto en la clasificación final, eclipsado por las actuaciones de un joven y más experimentado Lewis Hamilton.  De todas formas, la actuación del piloto alemán fue lo suficientemente sorprendente para que el 27 de septiembre de ese mismo año hiciera pruebas con el equipo de Fórmula 1 Williams en el Circuito de Jerez.

Sebastian Vettel probando el Williams en Jerez a la edad de 18 años // Foto: Getty Images
Sebastian Vettel probando el Williams en Jerez a la edad de 18 años // Foto: Getty Images

Al año siguiente, en 2006, volvió a participar en la Fórmula 3 Euroseries, pero este año obtuvo resultados mucho más favorecedores. Se hizo con el subcampeonato. Ese mismo año también participó en diferentes competiciones como son el Masters de Fórmula 3, la Fórmula Renault 3.5 Series y el Gran Premio de Macao.

Sauber

Sus actuaciones en la Fórmula 3 Euroseries de 2006 y pilotando el Williams FW27 en Jerez es lo que le abrió paso a la Fórmula 1. Sebastian Vettel dio el salto gracias a la escudería BMW Sauber como piloto de pruebas de esta y participando en los entrenamientos libres de la temporada 2006. Sorprendió mucho marcando los mejores tiempos en los libres del Gran Premio de Turquía y el Gran Premio de Italia.

En la temporada 2007, su compromiso como tercer piloto del equipo Sauber siguió en pie hasta que, en el Gran Premio de Canadá, Robert Kubica sufrió un grave accidente y tuvo que ser sustituido por el piloto alemán en la siguiente carrera (GP de Estados Unidos). Vettel obtuvo la séptima plaza en la clasificación y acabó octavo en la carrera, convirtiéndose así, a la edad de 19 años, en el piloto más joven de la historia en conseguir puntos en la Fórmula 1.

Toro Rosso

A mediados de la temporada 2007, el piloto alemán fichó por la escudería Toro Rosso y, justo antes de su primer Gran Premio con los italianos, se anunció su fichaje con ellos para la siguiente temporada.

En total disputó 7 carreras. Aunque su debut con la escudería estuvo plagado de abandonos, obtuvo una cuarta posición en el Gran Premio de China. Esta fue, no solo su mejor posición en lo que llevaba de carrera en Fórmula 1, sino también el mejor resultado que había obtenido un Toro Rosso hasta la fecha.

La temporada 2008 comenzó con muchas dificultades para el joven piloto. En las cuatro primeras carreras del mundial tuvo que retirarse, mientras que, en la quinta carrera, tuvo numerosos inconvenientes (pinchazo en la primera vuelta y problemas en un pit stop) y acabó la carrera en última posición.

Su mala racha terminó cuando en el Gran Premio de Mónaco consiguió llevarse una quinta posición y los primeros puntos de la temporada para él.  A partir de ese momento terminó dentro del top 10 en todas las carreras excepto por dos abandonos y una duodécima posición en Francia.

Su primera victoria iba a llegar esa misma  temporada cuando consiguió hacerse con la pole position en el Gran Premio de Italia - también la primera de su carrera en Fórmula 1. La carrera se disputó bajo la lluvia y Vettel aprovechó para mostrar su habilidad para pilotar en mojado y llevarse la victoria. Con este primer puesto desbancó a Fernando Alonso como piloto más joven en conseguir una pole, una victoria y un podio.

Sebastian Vettel en el podio tras la primera victoria de su carrera / Foto: Getty Images
Sebastian Vettel en el podio tras la primera victoria de su carrera / Foto: Getty Images

Terminó el mundial en octava posición con 35 puntos, nuevo puestos por delante de su compañero de equipo Sébastien Bourdais.

Red Bull

En la temporada 2009, Sebastian Vettel fichó por la escudería Red Bull. Tanto escudería como piloto tuvieron un despegue remarcable en comparación con la temporada anterior.

Durante las dos primeras carreras del mundial no tuvo fortuna, pero justo después, en el Gran Premio de China, se hizo con la pole position y, al día siguiente, se hizo con la victoria. Al igual que en Toro Rosso, otorgó a su escudería la primera victoria de su historia como equipo.

A partir de ese momento, Vettel logró puntuar en todas las carreras excepto en las que tuvo que abandonar. En total fueron 4 las victorias que consiguió, se hizo con 4 pole position, logró subir al podio en 8 ocasiones y realizó 3 vueltas rápidas. Además, llegó al penúltimo Gran Premio con posibilidades matemáticas de hacerse con el campeonato mundial, aunque acabó subcampeón.

Las dos primeras carreras de la temporada 2010 fueron desafortunadas en cuanto a fiabilidad se refiere para el piloto alemán. Pero en el Gran Premio de Malasia se redimió consiguiendo la primera victoria de la temporada para él y en el siguiente Gran Premio logrando la primera pole.

Unas semanas después, el Gran Premio de Turquía supuso un punto de inflexión en la relación entre los compañeros de equipo de Red Bull. Un incidente entre ambos dejó a Vettel fuera de la carrera y ni Mark Webber ni él asumieron la culpa; significó el fin de la buena relación entre ambos pilotos, lo que desencadenaría otros episodios por el estilo.

Vettel visiblemente enfadado tras su accidente con Webber en el GP de Turquía de 2010 / Foto: Getty Images
Vettel visiblemente enfadado tras su accidente con Webber en el GP de Turquía de 2010 / Foto: Getty Images

Al Gran Premio de Europa Mark Webber llegaba por delante de Vettel en el mundial, pero las tornas se giraron cuando el piloto alemán transformó por primera vez en la temporada una pole en victoria, mientras que su compañero tenía que abandonar. 

En el resto de las jornadas consiguió subirse al podio en seis ocasiones, ganando en tres de ellas – incluyendo la última carrera del campeonato. Fue un mundial muy disputado y fue casi en el último momento que se hizo con el primer mundial de su carrera, solo 4 puntos por encima del bicampeón del mundo Fernando Alonso.

Sebastian Vettel en el podio tras conseguir su primer mundial / Foto: Getty Images
Sebastian Vettel en el podio tras conseguir su primer mundial / Foto: Getty Images

Durante esta temporada, Sebastian Vettel acumuló 5 victorias, 10 pole position, 3 vueltas rápidas y 10 podios.

El año 2011 supuso un golpe de efecto en la Fórmula 1, ya que Red Bull se afianzó con creces como escudería dominante. Durante el nuevo curso la escudería austriaca se hizo con 18 pole position de las 19 posibles, consiguieron el campeonato de constructores y Vettel logró su segundo campeonato mundial consecutivo.

El piloto alemán estuvo intosible a lo largo de toda la campaña, solo quedó fuera de los dos primeros puestos en 3 ocasiones, consiguió subir al podio en 17 de las 19 carreras, consiguió hacerse con la victoria en 11 ocasiones, logró 15 pole position – más del 80% de las que consiguió en total su equipo - y 3 vueltas rápidas.

Vettel se hizo con su segundo campeonato mundial en el Gran Premio de Japón, cinco carreras antes de que terminara la temporada. Se convirtió en el bicampeón más joven de la historia arrebatándole ese prestigio al piloto español Fernando Alonso.

La temporada 2012, en cambio, no fue pan comido para los de Milton Keynes. Las nuevas normativas en el reglamento hicieron que el monoplaza que parecía invencible se viera contra las cuerdas en más de una ocasión a lo largo de la temporada.

Sebastian Vettel comenzó la temporada con altibajo y aunque en la primera mitad de la temporada logró llevarse a una victoria, se evidenciaba que ni él ni el coche estaban al mismo nivel que habían mostrado la campaña anterior. Antes del parón del verano solo se subió al cajón en tres ocasiones, en comparación con las 10 veces que subió el año anterior.

La segunda mitad de la temporada fue mejor en términos generales y logró hacerse con cuatro victorias consecutivas. Esta remontada fue lo que le ayudó a proclamarse campeón del mundo por tercera vez consecutiva a solo tres puntos de diferencia de Alonso. En total, Vettel logró 5 victorias, 6 pole position, 6 vueltas rápidas y 10 podios.

En 2013 supieron rehacerse de los errores del pasado y los de Red Bull firmaron una temporada ejemplar.

La campaña empezó enturbiada por la polémica. Tras haber conseguido la pole en la primera carrera del año, el piloto alemán acabó tercero. La frustración del piloto alemán con ese resultado se vio reflejada en la siguiente carrera en la que ignoró las órdenes de equipo que le pedían que dejara pasar a su compañero de equipo - el famoso multi 21. A todos los aficionados se les vino a la cabeza el episodio ocurrido en Turquía en 2010, que hizo que la relación entre compañeros de equipo se enfriara  y propiciara un aumento de la tensión entre ambos hasta llegar a protagonizar uno de los podios más tensos de la historia.

Hasta el summer break tuvo un periodo bastante regular en el que consiguió subirse al podio numerosas veces y ganó varias carreras.

Después del parón del verano Vettel logró llevarse la victoria en todas y cada una de las carreras (nueve seguidas) hasta el final de la temporada.  Ostenta, por lo tanto, el récord de más victorias seguidas en la Fórmula 1.

Una vez más, Sebastian Vettel se hizo con el campeonato mundial y ya iban cuatro veces. Durante la temporada, logró 13 victorias, el mayor número de victorias que ha conseguido en Fórmula 1, se hizo con la pole en 9 ocasiones, se llevó la vuelta rápida de la carrera 7 veces y consiguió subir al podio en 16 ocasiones.

La temporada 2014 fue muy distinta para el piloto alemán. El que había sido hasta ahora su compañero de equipo en Red Bull se retiraba de la Fórmula 1 y Daniel Ricciardo subía de Toro Rosso para suplirlo.

Vettel y su compañero de equipo en 2014, Daniel Ricciardo / Foto: Getty Images
Vettel y su compañero de equipo en 2014, Daniel Ricciardo / Foto: Getty Images

Su nuevo compañero superó significativamente al piloto alemán en todos los aspectos. Era la primera vez, desde que pilotaba para Red Bull, que no obtenía ninguna victoria en toda la temporada; mientras, el piloto australiano se hizo con tres. Lo mismo ocurrió con las pole position, por primera vez, desde que pilotaba para los de Milton Keynes, no logró llevarse la vuelta más rápida en ninguna jornada del sábado.

Logró subir al podio en 4 ocasiones y solo en una de ellas consiguió un segundo puesto. Terminó el mundial en quinta posición, 71 puntos y dos posiciones por detrás de Ricciardo. Su confianza quedó mermada y su racha como tetracampeón del mundo quedó estancada. Por lo tanto, tomó la decisión de cambiar de equipo, concretamente, a Ferrari.

Ferrari

Su primera temporada con Ferrari fue significativamente mejor que en la campaña anterior, aun así, no logró tanto como se hubiera esperado y deseado.

En cuanto a lo que su decisión de cambiar de equipo respecta, el piloto alemán salió beneficiado. En la temporada 2015 el Ferrari estuvo bastante por delante del Red Bull. Pero eso no fue suficiente, ya que un nuevo equipo emergió exponencialmente para hacerse con el dominio: Mercedes.

Durante esa temporada Vettel se hizo con tres victorias, una vuelta rápida, una pole y 13 podios. Logró resurgir, pero no fue suficiente para vencer a los Mercedes que se hacían con el campeonato mundial. Acabó el mundial tercero, justo por detrás de ambos pilotos de dicha escudería, y logró quedar por delante de su compañero de equipo, Kimi Raikkonen, por la abrumadora diferencia de 128 puntos.

Sebastian Vettel celebrando emocionado su primera victoria con Ferrari / Foto: Getty Images
Sebastian Vettel celebrando emocionado su primera victoria con Ferrari / Foto: Getty Images

La temporada 2016 fue bastante frustrante para el alemán. Una vez más, volvió a terminar la temporada sin acumular ninguna victoria.

La temporada tuvo un inicio algo frustrante para Vettel, con abandonos y problemas mecánicos, aunque logró subir al podio en numerosas ocasiones. Pero, a medida que la temporada iba avanzando los resultados eran cada vez peores y la frustración del alemán iba en aumento. Tal fue así, que protagonizó una de las polémicas más sonadas de los últimos años cuando en el GP de México insultó repetidas veces no solo a sus rivales, sino también al que era por entonces el director de carrera, Charlie Whiting, a través de la radio.

Terminó la temporada en cuarto lugar sin haber conseguido ninguna victoria o pole y por detrás del Red Bull de Daniel Ricciardo.

El comienzo de la temporada 2017 fue muy distinto para Sebastian Vettel respecto al año anterior. Se subió al podio en las seis primeras carreras del curso (tres segundos puestos y tres victorias).

Llegaba al Gran Premio de Azerbaiyán, casi la mitad de la temporada, liderando el mundial. Es allí donde protagonizaría un encontronazo con Lewis Hamilton en una de las carreras más locas de la última década. Detrás del Safety Car, el británico y Vettel tuvieron un pequeño toque y este acusó a Lewis de hacer brake test, tal fue su enfado que se puso en paralelo con su monoplaza y le propinó un golpe que le podría haber supuesto una bandera negra. Desde entonces su buena racha disminuyó de manera proporcionalmente inversa a la de Hamilton.

A pesar de no hacerse con el campeonato mundial realizó muy buenas actuaciones y quedó segundo, por delante del Mercedes de Valtteri Bottas. En total se hizo con 5 victorias, 4 pole position, 5 vueltas rápidas y 13 podios.

La siguiente temporada fue muy parecida para el piloto alemán en cuanto a los resultados finales. Comenzó ganando las dos primeras carreras del mundial, aunque posteriormente no obtuvo tan buenos resultados como hubiera querido. Fue una temporada bastante uniforme y regular para él, en la que los malos resultados eran principalmente esporádicos.

Su peor momento de la temporada fue probablemente el Gran Premio de Alemania, su casa, en el que partía desde la primera posición, pero la abundante lluvia hizo que perdiera el control del coche y tuviera que abandonar.

Una vez más terminó el campeonato en segundo puesto, aunque bastante por detrás de Hamilton en cuanto a puntos se refiere. En total logró 5 victorias, 5 pole position, 3 vueltas rápidas y 12 podios.

La temporada 2019 llegó con un cambio importante en las filas de Ferrari, Raikkonen, que había sido su compañero de equipo hasta el momento y con el que tenía muy buena relación, se marchaba a Alfa Romeo por la llegada de la joven promesa Charles Leclerc.

La llegada de Leclerc añadió mucha presión al piloto alemán y dicha presión se transformó en errores de principiante en la pista. Vettel no estaba cómodo y veía como, a medida que avanzaba la temporada, Leclerc se hacía cada vez más con el control del monoplaza y conseguía eclipsarle con sus actuaciones.

La tensión entre ambos aumentaba cada vez más, Vettel desoía las órdenes de equipo cada vez que le pedían que dejara a Charles pasar, algo que al piloto monegasco no le hacía ninguna gracia. El malestar entre ambos llegó a su momento más álgido en el Gran Premio de EEUU cuando ambos se chocaron y tuvieron que abandonar.

Terminó quinto – por detrás de su compañero - en la que posiblemente haya sido su temporada más difícil con Ferrari. Sin embargo, el Ferrari mostró un gran potencial hacia el final de la temporada, pero tanto los errores individuales como los estratégicos pasaron factura a los de Maranello.

Vettel en el Gran Premio de Singapur celebrando su única victoria de la temporada 2019 / Foto: Getty Images
Vettel en el Gran Premio de Singapur celebrando su única victoria de la temporada 2019 / Foto: Getty Images

Palmarés

Desde su debut en Fórmula 1 con Sauber, Sebastian Vettel ha disputado 241 grandes premios, se ha hecho con 53 victorias, ha alcanzado el podio hasta en 120 ocasiones, se ha llevado 38 vueltas rápidas y ha conseguido 57 pole positions. En total, ha conseguido 2985 puntos y, lo más importante, ha ganado cuatro campeonatos mundiales (2010, 2011, 2012, 2013) y ha sido subcampeón del mundo en tres ocasiones (2009, 2017, 2018) a lo largo de su carrera en la categoría reina del automovilismo.

//