Guinea Ecuatorial: la fusta española
Guinea Ecuatorial: la fusta española. (Adrián Rangel | VAVEL.com).

'Guineas', entendidas como países y no como monedas, hay tres. La futbolísticamente buena, la del ébola y la dictatorial. Topicazos no lejos de la realidad. Conakry, Bissau y Ecuatorial, respectivamente. La tercera es la que hoy nos ocupa, la historia de un país arcano, dominado por la tiranía y, a veces, por el mal gusto. Era Marruecos, la vecina de portal de España, la que acogería la Copa Africana de Naciones 2015. Un país europeizado en las asomaderas del Atlas. Llegó el ébola con su sombra alargada, como la del ciprés de Delibes que anuncia muerte y muchas selecciones decidieron apearse por miedo de contagio. La anfitriona, por precaución, optó por deshacerse de la organización. El futuro de la CAN era incierto y muchas voces ya daban por hecho su cancelación. Issa Hayatou, presidente de la CAF buscaba insaciable un relevo. Y, cómo no, Teodoro Obiang se ofreció para celebrar en su reducto de aparente paz, una CAN más mediatizada que bonita.

Ana Botella y demás pseudopolíticos españoles tienen una fijación fuerte con albergar cosas, y había que decirlo. Da igual si es el ébola o unos Juegos Olímpicos, pero en alguna portada internacional tenemos que salir haciendo el rídiculo. En el 68 el ridículo era aún mayor con el soldadito de plomo a la cabeza del cortijo. Un cortijo que tenía sus jardines fuera de la península. Guinea Ecuatorial, antes llamada Guinea Española, era uno de esos jardines. Dejada de la mano de dios, poblada por unos pocos seres selváticos que plantaban cacao, Guinea se convertiría en el condominio de España. Una tierra remota poblada por negros que pronto hablarían castellano.

Guinea Ecuatorial es el país más rico de África, pero de fachada, pobre

Hasta finales de los 60, cuando el colonialismo vivía sus últimos días, Guinea fue parte de este circo creado en el 23 por Primo de Rivera. Pero de casta le viene al galgo ser rabilargo, y obviamente, en aquella conjunción de islas, costa e interior (Fernando Poo y Río Muni) siguió y sigue latente el hedor farandulero de un país con nariz roja y zapatones. Francisco Macías Nguema fue el primer presidente oficial del país de Guinea Ecuatorial. Un tipo cuanto menos pintoresco, cercano al nazismo chauvinista, con fuertes ideas independentistas y creador de un partido único de trabajadores, el PUNT. Un dictador amateur al que, de vez en cuando, daban azotes en el culo por saltarse las reglas más básicas de la ONU. El muy narcisista se hacía llamar 'Milagro Único de Guinea Ecuatorial'. Eliminó cualquier estudio cinetífico, porque eso, como todos los buenos hombres de vara de cerezo en mano saben, es cosa de brujería, y digna de denuncia a la Santa Inquisición. Tampoco se podía pescar en las islas, y gracias a Macías, bien ganado tuvieron el mote de la Auschwitz africana.

Fuente: Sellosmundo.com

También es muy de españoles eso de suceder en el poder al padre y, ojo, sin poder elegir, porque el pueblo 'nos tiene miedo y podemos hacer de nuestra capa un sayo'. Y así llegó el pequeño Teo, Teodoro Obiang, vaya. Ya el Rey Felón, Fernando VII, atentaba contra su señor padre para arrebatarle un poder que Napoleón, más listo, se llevaría sin más esfuerzo que una cenita en Bayona. Unos kilómetros al sur y unos siglos después, el sobrino de turno se cansaría de esperar y asaltaría a las garras del poder.

Teodoro, siempre con los ojos bien abiertos, hizo anular vuelos en Zimbabue porque, según él, había golpistas internacionales interesados en que el líder de la oposición llegara a la presidencia. Una oposición, sí, porque el jefecito era demócrata. Un demócrata que metió entre rejas a su único rival, por eso, por ser rival. Ahora está en el exilio, viendo como un tirano, soberano de un país tirano, va a acoger la CAN. Pero Teodoro no es un tirano, porque buena cuota de los presidentes europeos y gran parte de los políticos santificados españoles le ríen las gracias. Inclusve el señor Villar, que tuvo el cuajo de organizar un amistoso en Guinea, del que España salió bastante malparada. Hasta en el diario 'El Mundo' le tienen en alta estima, le hacen entrevistas y le camelan; porque Obiang es un tío legal, ni blanquea, ni trafica con mujeres ni somete a trabajos forzados a niños. Obiang es gran leader.

Y bueno, todo esto para hablar de fútbol, que, al fin y al cabo, es el tema que nos atañe. Las sedes para la disputa de la CAN serán Bata (22.000 espectadores), Malabo (15.000), Ebebiyín (5.000) y Mongomo (15.000). Y por contarles el paso de Guinea Ecuatorial, les contaré que, como su política, su paso fue corrputo y fraudulento, pero, a diferencia de ésta, la trampa fue pillada a tiempo. Alineación indebida. Nada inmoral, nada morboso. Contra Mauritania, los de Andoni Goikoetxea (ahora Esteban Becker), alinearon a Thierry Fidjeu, un delantero camerunés de pocas dotes que se nacionalizó ecuatoguineano para mantener vivas las esperanzas de ser internacional algún día. Con el 'sí quiero' de Teodoro a la celebración de la CAN en su divina morada, el combinado vuelve a competir, con unos jugadores que ahora se verán más detenidamente.

Enclavados en el Grupo A, difícil tendrán rascar algún punto contra la Burkina Faso de Pitroipa y la Gabón de Aubameyang, quizá el Congo, si es que Thievy no está enchufado, sea una buena piedra de toque para 'irse' de la CAN, al menos, sin el zurrón vacío.

Análisis táctico

Más de la mitad de la plantilla ha nacido en España. Nombres que suenan en grande. Más bien sonaron. ¿Quién no ha ido hablar del bueno de Benjamín Zarandona o de Bodipo? Tipos entreñables, buena gente, y esto no va con ironía. A todas luces, la estrella de este equipo es Juvenal. El de Sabadell ha viajado por toda la geografía española con un balón en los pies. Alavés, Recreativo de Huelva, Espanyol y el propio Sabadell han sido sus casas futbolísticas y, ahora, Santa Coloma, en Andorra. A sus 35 años sigue prestando talento a la selección en la medular, acompañado de Iván Zarandona, hermano de Benjamín, jugador profesional en el Rangers de Hong Kong.

Como ven, todo bastante pintoresco y muy familiar. Nsue, interior diestro del Middlesbrough y ex de Real Sociedad y Mallorca, es otro de los puntales de este combinado tan inusual, pero quizá el jugador que más relevancia ha cobrado durante los últimos tiempos es Javi Balboa, aquel chaval de rastas que salía en los amistosos del Real Madrid y que, sin apuntar demasiado alto por aquel entonces, ha llegado a estar en agendas de todo Portugal (ex del Benfica), ahora en el Estoril de José Couceiro.

Otro de los nombres que les sonará es Iván Bolado, ex de Elche, Cartagena o Racing de Santander. Delantero sin demasiado olfato y sin demasiado gol, Bolado presta ahora sus servicios en el Pune City de la India tras un breve paso por el Real Avilés. Pero en Guinea no solo hay viejos rockeros, también hay una buena flota de promesas que en los grandes de España se labran un futuro prometedor. Rubén Belima, extremo izquierdo del Real Madrid Castilla, es una de esas perlas guardadas en la concha balompédica de la Guinea que no es conocida ni por el ébola ni por el buen fútbol. Criado en el filial blanco,ha jugado tan solo cinco minutos, pero la categoría que te da decir: 'juego en el Real Madrid', le hace ser merecedor de mención especial.

También criado en la antigua ciudad deportiva de Valdebebas es Omar Mascarell, actual pivote del Derby County, cedido por el Club merengue después de ser uno de los jugadores más prolíficos de su cantera, con 56 partidos a la espalda, seis goles, cuatro asistencias y un ascenso. Destinado a hacer cosas grandes. Por último, y para cerrar el capítulo del presente y futuro de este excepcional combinado, hay que señalar la irrupción de Carlos Akapo, lateral derecho ex del Numancia, titular indiscutible, como así ha decidido que lo sea Curro Torres en el Valencia Mestalla, amén a su gran velocidad punta y su potente salto pese a que no es de los más talludos. Extraño es el caso de un jugador nacido en España, peor con nacionalidad ecuatoguineana, que sin tener opciones de sumarse al barco de Vicente del Bosque, decide esperar la internacionalidad y declinar la oferta de Guinea, por ejemplo. Es el caso, el extraño caso de Pedro 'Perico' Obiang.

El apellido dice ya mucho de por sí. Y sí. Es sobrino de Mr.Teo, pero éste, más cabal, no derrocará a su tío en el altillo de director de orquesta, aunque sí en la faceta social, porque su apellido se escucha siempre en positivo, por sus buenas actuaciones futbolísticas, en contraposición con las actuaciones políticas de su family en general. Se dedica a jugar al fútbol de alto nivel, en la Sampdoria italiana, que no es poco. Es uno de los jugadores más valorados en la Calcio por su juventud y buena disposición en el pivote, y no les miento. Este chico es diferente. Tuvo la suficiente osadía para decir 'no'. Primero a Goikoetxea, después a Becker y, por último, a su tito. Porque tiene un sueño y La Roja le espera: "Mi origen es de Guinea, pero si soy futbolista se lo debo a España".

Los números de Perico, como se le conoce futbolísticamente, son realmente escalofriantes. Fijo en la alineación del mejor tirador de faltas que ha visto un verde, El Bombardero de Borovo, Sinisa Mihajlović. El equipo genovés ocupa una magnífica sexta posición pese a la derrota contra el Lazio por 3-0 en la última jornada, partido en el que Obiang 'Il Buono' (El Bueno), jugó de media punta, con Palombo en la retaguardia. 121 partidos, tres goles y 10 asistencias son los números de un sueño: jugar con la absoluta española.

En la alineación titular, jugando con el 4-2-3-1 habitual del cmbinado ecuatoguineano, la parcela más floja es la defensiva, mientras que el grueso de la cuestión llega a partir de tres cuartos de cancha y en un pivote experimentado como el que forman Juvenal y Zarandona. En la izquierda Nsue, aportando la rapidez que a Bolado le falta en su respectiva banda diestra, ya que él es delantero y no interior. En la zona que en italia llaman de tetraquartistas. Aquellos jugadores que aportan mayor visión de juego y el último pase a un joven Salvador, de calidad poco contrastada, actual jugador del Valencia Mestalla (compañero de Carlos Akapo).

Guinea - Football tactics and formations

El entrenador: Esteban Becker

El pasado 2 de enero se oficializaba la destitución de Goikoetxea como preparador de la selección ecuatoguineana en pos de un viejo conocido en Argentina, Esteban Becker. El ex de Independiente de Avellaneda vuelve a los vestuarios, esta vez como entrenador del combinado masculino guineano tras ganar la CAN 2012 con el femenino. Además, desde 1989 ha ejercido como míster en España, en el RSD Alcalá y en el San Sebastián de los Reyes.

Fuente: Web personal de Esteban Becker

El sistema que más ha utilizado es el 4-2-3-1, tan en boga ahora por ser un sistema moderno que asegura el buen toque y la profundidad, o eso dicen. La última alineación, en ese Mauritania 3-0 Guinea Ecuatorial de la alineación indebida, fue: Bejarano; Sipo, Mbele, Bermúdez, Kily; Juvenal, Ellong, Randy, Balboa, Dio y Thierry-Fidjeu Tazemet; sin embargo, el cambio ya se ha producido, como se ha mostrado anteriormente. Sus objetivos en esta competición, lejos de ser ambiciosos, se quedan en 'hacer un buen papel' como anfitriones que son, ya que el equipo no tiene argumentos suficentes para enfrentarse a los todoterrenos que este año se presentan como candidatos a llevarse el máximo galardón del fútbol africano.

La estrella: Juvenal

Como se decía anteriormente, la estrella de este equipo es Juvenal. Por delante de él está la potencia de Nsue o la visión de Balboa, pero el capitán de este navío es indispensable para que todos los tripulantes trabajen con cierto orden. Su sitio es el pivote, compartido con el pequeño de los Zarandona, Iván.

Fuente: Sport.es

Pero Juvenal no es un jugador de paso, es de los que dejan huella. Sus primeros pasos los dio en La Masía, la no tan laureada pero también efectiva, que no exportaba mudialmente pero sí al mercado local. Edjogo jugó en el Espanyol, en el Recre, en el Sabadell y ahora, en el FC Santa Coloma de la liga andorrana, donde parece que su luz como jugador profesional se va apagando. Cuando una gran selección se enfrenta a otra más chica, los jugadores de ésta suelen pedir camisetas a sus rivales, fotografías, autógrafos... porque aunque desempeñan el mismo oficio, no están al mismo nivel. Contra España fue distinto. Fue uno de los grandes quien se la pidió a uno de los chicos. Iniesta a Juvenal, diciendo: "Vamos a cambiar la camiseta, ¿no? Por los viejos tiempos y por los derbis que jugamos. Tú para mí eras un fenómeno".

Datos de la selección

El apodo: 'Nzalang Nacional'. Nzalang quiere decir rayo en el idioma fang, lengua oficial de Guinea Ecuatorial desde 1970, aunque se sigue utlilzando el castellano prioritariamente. En ciertas partes de Camerún y Gabón, el fang también es hablado.

Asociación: Confederación Africana de Fútbol (CAF).

Fundación: 1975

Participaciones en Copa África: 2012

Títulos: -

Convocatoria

Nombre Equipo Posición
Aitor Embela Málaga Juvenil Portero
Felipe Ovono CD Mongomo Portero
Carlos Mosibe CA de Malabo Portero
Dani Evuy Leones Vegetarianos Defensa
Diosdado Mbele Leones Vegetarianos Defensa
Igor Engonga Tropezón Defensa
Sipo AEK Lanárca Defensa
Miguel Ángel Mayé Akonangui FC Defensa
Rui Fernando Da Gracia Gomes Hibernians FC Defensa
Nsue Middlesbrough Centrocampista
Juvenal FC Santa Coloma Centrocampista
Randy FC Psachna Centrocampista
Iván Zarandona Rangers Centrocampista
Pablo Ganet San Sebastián de los Reyes Centrocampista
Charly College Europa FC Centrocampista
Viera Ellong Doualla The Panthers Centrocampista
Balboa Estoril-Praia Delantero
Iván Salvador Valencia Mestalla Delantero
Rubén Belima Real Madrid Castilla Delantero
Fabiani Olímpic Xàtiva Delantero
Kike Mallorca B Delantero
Rubén Darío Leones Vegetarianos Delantero
VAVEL Logo