Boschilia, visión brasileña para la mediapunta del AS Mónaco
Boschilia con la camiseta del Sao Paulo// Foto: Rubens Chiri-Sao Paulo

Brasil nunca se cansará de dar al panorama futbolístico talentosos mediapuntas, y uno de ellos es el reciente fichaje del AS Mónaco, Gabriel Boschilia, nacido el 5 de Marzo de 1996, que con 19 años ha dado el salto a Europa y a una de las mejores ligas del continente.

De poca estatura, 1,73m, este menudo mediapunta ha jugado su corta carrera en Sao Paulo, a la sombra de Ganso. El año pasado jugó en el Brasileirao 18 partidos, y esta temporada tan sólo seis partidos, saliendo dos partidos como titular. La competencia en el club es alta, y la línea de las tres mediapuntas se la turnan jugadores de renombre como Ganso, Alexander Pato o en ocasiones, dependiendo de lo que el partido requiera, M. Bastos. Pero hay que tener en cuenta la polivalencia de muchos futbolistas como Thiago Mendes o del joven Centurión. Incluso a veces se cambia la formación a un 4-4-2, pasando Alexander Pato a formar pareja de ataque con Luis Fabiano y eliminando una posición en tres cuartos, lo que dificulta la inclusión de Boschilia en el once.

Visión y distribución a todas las zonas de ataque

Gabriel Boschilia se siente más cómodo jugando de mediapunta, pero también se le ha visto jugar en ambas bandas, adentrándose por el medio siempre, ya que no es un jugador de velocidad y desborde por la línea de cal, por eso es preferible incluirlo en la banda derecha, a pierna cambiada, que por la izquierda, siempre que se le quiera utilizar por bandas. Además puede jugar más retrasado, pero se corre el riesgo de que el doble pivote no muestre solidez defensiva, puesto que no tiene el carácter ni la calidad necesaria para recuperar la pelota.

De esta manera, Boschilia es un jugador que se caracteriza más por su visión de juego, con pases al hueco al delantero, y por su distribución en ataque, realizando aperturas a las bandas. Tiene mucha calidad en su zurda, y no duda en disparar desde fuera del área aunque es algo que debe mejorar.

Su salto al club europeo viene con una edad temprana, lo cual puede no beneficiarle, en primer lugar porque necesita mejorar muchas facetas del juego y posteriormente porque, en principio, se presupone que competirá con Joao Moutinho por un puesto, futbolista de gran calidad, experiencia e importancia en el club. Sin embargo, con su contratación, el AS Mónaco se asegura un joven con un futuro muy prometedor, que posiblemente si sigue su línea de crecimiento llegará a ser importante en un equipo de un club de segunda línea europea.

A su favor tiene que la competición francesa no es de una alta exigencia, y quizás no note demasiado el cambio de nivel, pero si que se tendrá que acostumbrar a un mayor ritmo que el que encontramos en Brasil. Aún así, es un buen fichaje de cara al futuro y seguro que ayudará en ciertos momentos de la temporada a cosechar buenos resultados.

VAVEL Logo