La huella de Batistuta en Florencia y Roma
Foto: taringa.net

A finales de la década de los 80 y sobre todo en los 90, la Serie A era considerara sino la mejor, una de las mejores ligas del mundo. Todos los futbolistas deseaban llegar a Italia para demostrar el fútbol que corría por sus pies y que el mundo entero los viera. Este caso se puede aplicar al del mito futbolístico que hoy hablamos.

Con la llegada esta jornada de un apasionante Fiorentina - Roma, repasamos la carrera en la Serie A de uno de los mejores delanteros que han pasado por ella, el argentino Gabriel Omar Batistuta. Tras formarse en Newell’s Old Boys, estar una temporada en River Plate y otra en Boca Juniors, en el año 1991 ficha por la Fiorentina.

Sus comienzos fueron difíciles con un descenso inclusive

A raíz de esto, empezó un idilio de amor con la ciudad de los Medici que duraría casi una década, concretamente, nueve años. En esos nueve años, ‘batigol’ dejó una huella imborrable en la mente de los hinchas de la Fiorentina y que todavía perdura en la mayoría de ellos. Sus cifras como goleador nato le avalan y por eso en 2014 fue incluido en el salón de la fama del club florentino.

Sus comienzos no fueron fáciles como es normal. De hecho, en su segunda temporada, el equipo desciende a la Serie B pero al año siguiente, gracias a los goles que conseguiría el argentino, la Fiorentina quedó campeona de la Serie B y volverían a lo grande a la máxima competición italiana.

La primera temporada tras el ascenso, el conjunto logra el tercer puesto en liga y un campeonato de Copa tras vencer en la final al Atalanta por tres goles a cero. Sería el primer título que conseguiría Batistuta con la Fiorentina. Poco después llegaría la Supercopa de Italia. Durante todas esas temporadas, el ariete disputaría todas las competiciones europeas posibles pero no llegaría ningún título a ese nivel.

En Florencia dejó datos para la historia

Sus datos con el conjunto viola es abrumador. Con la Fiorentina jugó un total de 256 partidos y anotó la friolera de 160 goles en todas las competiciones. Desgranando estas cifras por competiciones, en Champions disputó diez encuentros anotando cinco goles. En la antigua Copa de la UEFA jugó solo un partido anotando un único gol.

Donde más se nota su balance goleador es en la Serie A donde participó en 243 partidos y anotó 151 goles. Por último, en la Supercopa de Italia marcó dos goles.

Su promedio goleador en las nueve temporadas que estuvo en la Fiorentina es digno de alabar. En ninguna temporada bajó del gol por partido y el total que tiene es de 1,49 goles por partido. Esto le valió por ejemplo en la temporada 1994/95 para ser el máximo goleador de la liga con 26 goles en 32 partidos.

Después de esta etapa dorada llena de amor y felicidad en la Fiorentina, Batistuta ficharía en el año 2000 por el conjunto de la capital de Italia, la Roma de Totti. Los problemas económicos de la sociedad florentina hicieron que muchas de sus estrellas de tuvieran que marchar para recaudar fondos y Batistuta fue uno de ellos.

El dinero que gastó la Roma lo amortizó en goles

El desembolso que hicieron los romanos por ‘bati’ fue importante, concretamente el fichaje costó 32,5 millones de euros pero el argentino respondió a esa cifra como mejor sabe, con goles. En la Roma estuvo solamente dos años y medio y llegó ya con la treintena cumplida. Esto no le supuso ningún inconveniente para poder disfrutar de aquel equipo entrenado por Capello.

La Roma necesitaba dar un salto para afianzarse en lo alto de la Serie A y poder ganar la Liga y con la llegada de Gabriel, la cosa funcionó. Con la Roma consiguió una liga y una Supercopa de Italia en el año 2001. Ya con esto, Batistuta tenía todos los títulos a nivel nacional que se pueden conseguir en Italia.

Sus estadísticas con la Roma también son de admirar. Disputó un total de 86 partidos y anotó 33 goles. Al igual que con la Fiorentina, estas cifras hay que dividirlas por competiciones. En Champions, jugó diecisiete encuentros en los que solo marcó un gol. En la Copa de la UEFA, anotó también un gol pero en cuatro partidos. Su cifra aumenta más en serie A donde participó en 63 partidos anotando 30 goles.

Su última temporada en Italia la pasó en dos equipos. Hasta el mercado invernal estuvo en la Roma y ya el último medio año lo pasó en el Inter de Milán cedido, concretamente en la temporada 2002/2003. Con el conjunto milanés disputó 12 encuentros anotando 2 goles.

Su promedio goleador con la Roma es mas apabullante que con la Fiorentina. Batistuta acumula una marca de 1,86 por partido. Cifra al alcance de muy pocos en aquella época.

Numerosos reconocimientos a una gran carrera

De cara al encuentro de este fin de semana, Batistuta le marcó a sus amados equipos cuando vestía la camiseta contraria. Siendo jugador de la Roma, a su equipo de tantos años como es la Fiorentina solo le anóto un gol en cuatro partidos. En el caso contrario, como jugador del conjunto viola, la estadística aumenta. A la Roma le endosó nueve goles con la camiseta del equipo florentino

De todas las temporadas que estuvo en la Serie A, a los equipos que más goles le marcó fue al Inter de Milán y a la Lazio, con doce goles cada uno en dieciocho y diecinueve partidos respectivamente.

Todos estos números acumulados en su carrera le han valido para entrar en club de los 100 mejores jugadores del siglo XX de la FIFA. También tiene el reconocimiento de ser el máximo goleador de la historia de la Fiorentina y cuarto máximo goleador extranjero del calcio.

En definitiva, un depredador del área que dejó un gran recuerdo en dos ciudades que hoy quisieran un Batistuta en su equipo para disputar este apasionante encuentro.

VAVEL Logo