El infierno 'bianconero' arrolla a un Barcelona sin ideas
El infierno bianconero vuelve a hacer que el Barcelona llame a la épica // Foto: Juventus FC

La Juventus, en un partido perfecto, condena al borde del precipicio al Barcelona. Una presión muy alta, puñales por bandas, temperamento a la hora de tener el balón y efectividad de cara a puerta, lo tuvo todo el plan de Allegri basado en un Dybala determinante.

En los onces, Allegri volvió a ser fiel a su 4-2-3-1, atrás lo de siempre, Bonucci y Chiellini en el centro de la defensa, a sus lados los dos brasileños, Alex Sandro y Dani Alves, el exbarcelonista era la duda, aunque la titularidad de Lichsteiner ante el Chievo pareció dar pistas de ello, doble pivote físico con Khedira y con calidad y organización de balón con Pjanic, por detrás de Higuaín, Cuadrado y Mandzukic en bandas, y Dybala. 

En el Barcelona muchos cambios, atrás entró Mathieu en el lateral izquierdo en lugar de Jordi Alba, en el medio sin Busquets, ocupó el pivote Mascherano, Rakitic e Iniesta a sus lados, arriba la MSN.

La primera parte se dividió en dos, la primera hasta el minuto 20, presión muy alta, un infierno para los culés que les costaba tener el balón, juego muy directo de los bianconeri que pronto cogerían ventaja en el marcador.

Foto: Juventus FC
Foto: Juventus FC

Primero Cuadrado se comió a Mathieu por la derecha, se la dio a Dybala y a la media vuelta el argentino hacía el primero, se caía el Juventus Stadium. Poco después volvería a caerse, balón a la frontal del área y 'La Joya' hizo el segundo con un zurdazo al lado del palo derecho de la portería de un Ter Stegen que no llegaría.

A partir de ahí reaccionó el Barça, consiguió marcar el 'tempo' del encuentro con Iniesta llevando la batuta, pero siguió la presión juventina, muy fuertes al choque, sin respiro a la posesión barcelonista, y los culés solo tuvieron un acercamiento, Iniesta se quedó ante Buffon y el guardameta italiano salvó lo que podría haber cambiado.

Foto: Juventus FC
Foto: Juventus FC

La presión que puso en la primera mitad la Juventus la acabó echando de menos durante los primeros diez minutos, y ahí es donde el Barcelona aprovechó para llegar y tener ocasiones. Comenzaron a aparecer Messi, Iniesta y Luis Suárez, y tuvieron dos acercamientos, un disparo del argentino y otro del capitán culé desde fuera del área fueron los primeros avisos de los hombres de Luis Enrique.

Y llegó el gol de Chiellini, córner desde la izquierda que puso Pjanic y mientras que el central era agarrado por Mascherano cabeceó al palo largo a gol. A partir de aquí, vuelta a lo hecho en la primera parte, dominio del Barcelona y presión alta de los juventinos, lo que se le volvió a hacer un mundo a los culés superar la telaraña bianconera.

Foto: Juventus FC
Foto: Juventus FC

Sin respiración se quedó el equipo de Luis Enrique ante la asfixiante presión bianconera. La única oportunidad que tuvo el Barcelona fue un mano a mano de Luis Suárez con Buffon, que sacó con una mano salvadora el veterano guardameta. La polémica del encuentro fue un disparo de Neymar que dio en la mano de Chiellini, previamente le da en el pecho, fue poco protestada por los jugadores del Barcelona.

Otra vez el Barcelona tiene que llamar a la épica, otra remontada igual que a la del PSG, tras ello, tiene un punto bueno, que todo es posible para los culés, y un punto malo, sabrá cómo hacer las cosas la Juventus. Frases como: "Pareció una tercera parte del PSG-Barcelona" o "la sensación no es tan pésima como la de París", de Luis Enrique e Iniesta respectivamente, resumen totalmente el partido.

VAVEL Logo